alerta sanitaria

Simón advierte de que la sociedad deberá aprender a vivir con riesgo

Admite que no se puede regular todo y pide “responsabilidad personal” para no asumir riesgos

11.05.2020 | 00:53
Un hombre pasa por delante de un mural que representa la salida de la jaula de un pájaro en Valladolid. Foto: Efe

madrid – El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad (CCAES), Fernando Simón, advirtió ayer de que la pandemia de COVID-19 podría traer como consecuencia la adopción de cambios en los comportamientos sociales a partir de ahora.

"Esta epidemia ha cambiado mucho nuestras vidas, es muy posible que acabe dejando algunos comportamientos que ya perduren, igual que en otras epidemias en siglos anteriores. Hemos aprendido a no compartir vasos, no compartir los cubiertos, comer cada uno en su plato, taparse la boca al toser, todo eso se ha aprendido con el tiempo, y ha estado casi siempre asociado a aprendizajes en procedimientos en situaciones como las que hemos estado viviendo hasta ahora", señaló durante la rueda de prensa diaria sobre el coronavirus en España.

Según Simón, las "grandes epidemias" han dejado cambios de comportamiento para reducir el riesgo de transmisión y se mostró "seguro" de que la actual, que se originó en Wuhan (China) en diciembre de 2019 "va a ser una de esas y va a producir algunos cambios".

A su juicio, "se ha generado mucho miedo" y en algunos colectivos la pandemia ha tenido un impacto "muy grande", por lo que todos estos colectivos "tienen que aprender a vivir de nuevo en esta sociedad con un riesgo", en lo que Simón denominó la "nueva normalidad", que vaticina no será la misma que antes.

Ante un escenario de "nueva normalidad", Simón recordó que los ciudadanos tienen a su disposición teléfonos de ayuda psicológica y grupos de apoyo en caso de necesitar ayuda. En cualquier caso, recalcó que "es importante entender que las autoridades de Salud Pública están trabajando de forma muy consciente de su trabajo, y que no se va a exponer a un riesgo innecesario a nadie", tranquilizó.

Simón admitió que no se pueden regular todos los comportamientos y que, por ello, los ciudadanos deben aplicar la "responsabilidad personal" y no hacer aquellas cosas que, aunque no estén prohibidas expresamente, pueden suponer un riesgo.

"Tenemos que apelar a la responsabilidad personal. Lo que no está prohibido nunca ha dicho nadie que no se pueda hacer, pero no hay que hacerlo si supone un riesgo. La población es suficientemente inteligente y formada como para entender cuándo puede suponer un riesgo y cuándo no", aseguró

En esta línea, Simón defendió la necesidad de que el principio de la prudencia sea el que guíe todo el proceso de la desescalada, sobre todo a medida que se vaya relajando el confinamiento y se vaya avanzando en las fases. Así, pidió mantener las medidas de protección individual, tanto para no correr riesgos personales como para garantizar que no se contagia a grupos vulnerables.

Para ello, también justificó la necesidad de mantener las franjas horarias para las salidas de los distintos colectivos en la fase 1, con el objetivo de "reducir el riesgo de contacto entre los jóvenes y los vulnerables", y recordó que tampoco puede haber movilidad entre unidades territoriales mientras se esté en la fase 1.

un camino favorable El experto destacó el "camino favorable" de la progresión en la gestión de la epidemia en todas las comunidades e indicó que algunas, como la Comunidad Valenciana, podrían estar listas próximamente para cambiar de fase.

Simón destacó los descensos en el número de fallecidos hasta los 143, un 0,5%, y el número de nuevos casos 621, un 0,28%, aunque recordó que algunos datos "llevan ciertos retrasos" durante el fin de semana.

Respecto a los nuevos ingresos en UCI y hospitalizaciones, el número se debe en gran medida al volumen de nuevos casos en algunas comunidades con mayor población, mientras que en el resto se aprecia una cierta estabilización. "La progresión está siendo favorable para todas".

"Es cierto que puede haber rebrotes pero estamos actuando con un principio de prudencia muy grande; se toman decisiones muy controvertidas, difíciles y de gran peso de responsabilidad", dijo Simón, quien añadió que "la población tiene que estar tranquila porque lo que se propone es correcto".

La letalidad en los profesionales es del 0,1%. El número de profesionales sanitarios contagiados con coronavirus asciende a 48.046, según los datos del Ministerio de Sanidad. En lo que va de mayo, más de 8.000 profesionales sanitarios han dado positivo en coronavirus en España, ya que abril cerró con 39.987 contagios en este colectivo. En España, hasta el momento se han notificado un total de 224.390 casos, lo que supone que el 21,4% de los contagiados son sanitarios. En concreto, 1 de cada 8 hombres infectados y 1 de cada 3 mujeres infectadas pertenecen a este colectivo. Este dato indica que la letalidad en los profesionales sanitarios es del 0,1%.

más de 48.000 sanitarios infectados

el dato

las cifras

26.621

fallecidos. El país sumó ayer 143 nuevos fallecidos, la cifra más baja desde el pasado 18 de marzo cuando se registraron 107 fallecidos. Con este dato, el total de fallecidos desde el comienzo de la pandemia se eleva a 26.621.

224.390

contagiados. Ayer se registraron 621 nuevos casos positivos diagnosticados por PCR en 24 horas, lo que eleva a 224.390 la cifra total de contagiados en España desde el inicio de la pandemia.

136.166

infecciones resueltas. Las infecciones resueltas, que incluyen los enfermos de COVID-19 dados de alta y personas a las que se le ha realizado una prueba serológica pero no se ha podido evidenciar el momento en que contrajeron la enfermedad, ascienden a 136.166 al haberse contabilizado 2.214 en las últimas 24 horas.

"Puede haber rebrotes, pero actuamos con una prudencia muy grande "

fernando simón

Director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias

Lo último Lo más leído