alerta sanitaria

El alumnado de 2º de Bachiller podrá volver a clase a partir del 1 de junio

Los centros deben garantizar ratios de 15 escolares, distanciamiento y medidas de protección

16.05.2020 | 00:22
Estudiantes de 2º de Bachillerato repasan sus apuntes antes de entrar a la Selectividad del pasado año.

pamplona – Ningún escolar de Infantil, Primaria, Secundaria y Formación Profesional regresará a las aulas este curso en Navarra. Los únicos que podrán hacerlo serán los y las estudiantes de 2º de Bachillerato con el objetivo de preparar la EvAU y la convocatoria extraordinaria de 2º de Bachillerato. Lo harán a partir del lunes 1 de junio, siempre y cuando Navarra pase a la fase 2 de la desescalada, tendrá carácter voluntario y los centros deberán garantizar una ratio máxima de 15 escolares por aula y las medidas de protección y distanciamiento adecuadas.

Esta es la propuesta de Navarra para la fase 2 en el ámbito educativo que se ha enviado al comité interdepartamental de Transición después de la celebración, el jueves, de la conferencia sectorial de Educación en la que participaron el Ministerio y las CCAA. Además de los centros que imparten enseñanzas de Bachillerato, el departamento de Educación aboga por la apertura de las escuelas oficiales de idiomas para la realización de exámenes presenciales, y de los centros de personas adultas y Zubiarte euskaltegi para hacer pruebas presenciales de carácter certificativo. También abrirán los centros educativos que se requieran para la organización y celebración, con carácter voluntario, de diversas pruebas de acceso en FP, Artes Plásticas y Diseño, y Enseñanzas Deportivas y de Música.

¿Por qué sólo 2º de Bachiller? En el transcurso de su comparecencia parlamentaria, a petición de Navarra Suma y EH Bildu, el consejero expuso los motivos por los que su departamento ha decidido finalmente limitar el regreso a las aulas al alumnado de 2º de Bachillerato: su relevancia académica y la posibilidad de garantizar las medidas preventivas.

Las características del alumnado de Infantil, Primaria y las circunstancias del alumnado de Educación Especial, explicó Gimeno, "no permiten garantizar que se respete la distancia de dos metros ni el uso correcto de los equipos de protección". "Resulta difícil garantizar las medidas recomendadas respecto al distanciamiento en las aulas donde se comparten materiales", comentó. Con respecto al resto de alumnado de institutos, Gimeno señaló que su vuelta "impediría garantizar los espacios para la incorporación de todo el alumnado de 2º de Bachillerato". También se ha descartado el regreso del alumnado de FP dada la situación de las empresas.

Para el consejero, desde un punto de vista estrictamente académico, "se considera importante facilitar al alumnado de 2º de Bachillerato la posibilidad de acudir desde el 1 de junio hasta el 19 de junio con el objetivo de preparar la EvAU y la convocatoria extraordinaria, no para realizar pruebas de evaluación que chocarían con la voluntariedad".

El planteamiento es dividir los grupos para no superar los 15 escolares por aula, adoptar todas las medidas de higiene y seguridad, e intensificar la limpieza. No habrá servicio de transporte ni comedor. En cuanto al profesorado, se respetará la no incorporación de docentes sensibles, grupos vulnerables y la prioridad de continuar con la formación a distancia quien tenga a cargo personas dependientes o hijos menores de 14 años.

Por otra parte, el consejero ofreció datos de una encuesta realizada sobre el regreso a las aulas. Se recibieron 47.805 respuestas de 77.539 personas inscritas en la red pública, y el 26% contestó que acudiría, un 37,2% que no y un 38,1% no respondió. Si se utiliza el porcentaje sobre las respuestas recibidas el 39,8 % regresaría a clase y el 60,2% no lo haría.

atención no presencial "muy aceptable" Tras subrayar que se vive una situación "inédita" que ha exigido "un esfuerzo enorme y continuado de toda la comunidad educativa", a la que ha felicitado igual que los portavoces de los grupos parlamentarios, Gimeno aseveró que la crisis ha hecho necesario "reinventar" el sistema para garantizar el derecho a la educación, incluida una digitalización ya irreversible aunque "nada puede sustituir a la educación presencial".

En su opinión, "a pesar de los enormes retos, se ha logrado garantizar ese derecho con algunas carencias, pero con un nivel de resultado de atención docente no presencial muy aceptable". En este sentido, el consejero recordó que la compra de 10.783 equipos, 808 kits de conectividad y la contratación de 1.500 líneas de datos para garantizar la cobertura ha permitido subsanar la brecha digital desde 5º de Primaria a 2º Bachillerato de la red pública". Además avanzó que "se va a proceder a sufragar las necesidades del alumnado de la red concertada

El reto, insistió, ha sido que "no haya consecuencias negativas para nadie" y que "nadie se quede atrás". También habrá planes de recuperación y adaptación de currículo para que "pueda avanzar todo el alumnado" y se han enviado instrucciones a los centros para despejar las dudas sobre evaluación, promoción y titulación. Por último, el consejero avanzó que trabajan para que las plantillas del próximo curso estén cerradas en junio, recordó la previsión de invertir 2 millones de euros para apoyo y refuerzo y destacó que habrá "una hoja de ruta para la nueva normalidad.

"Hemos subsanado la brecha digital desde 5º de Primaria a 2º de Bachiller en la red pública"

carlos gimeno

Consejero de Educación