Las universidades de Valladolid y da Coruña se unen al plan de apoyo al alumnado

Esto ha sido impulsado por el G-9 al que pertenece la UPNA

30.05.2020 | 19:51
La Biblioteca de la UPNA vacía

La Universidad de Valladolid (UVa) y la Universidade da Coruña (UDC) se han sumado al plan impulsado por el Grupo 9 de Universidades (G-9), al que pertenece la UPNA, en apoyo al estudiantado durante el estado de alarma. Se trata de un Plan de Apoyo Mutuo para el alumnado de sus universidades que, durante el estado de alarma, reside en una comunidad autónoma diferente de la universidad en que se encuentra matriculado. En total, 3.304 alumnos de la UVa y 368 alumnos de la UDC podrán beneficiarse de este plan.

El rector de la Universidad de Valladolid (UVa), Antonio Largo Cabrerizo, y el rector de la Universidade da Coruña, Julio Abalde, han firmado recientemente el acuerdo de adhesión al plan elaborado por el G-9. En virtud de dicho acuerdo, el alumnado de la universidades públicas incluidas en este acuerdo, podrá acudir a la más próxima a su domicilio, con independencia de donde esté matriculado, para el seguimiento de clases virtuales o la realización de exámenes, ha explicado en una nota la UPNA.

El rector de la Universidad de La Rioja, Julio Rubio, como presidente actual del G-9, ha dado la bienvenida a este pacto a las dos universidades. "Es una magnífica noticia para el sistema universitario español, pues cuantas más universidades públicas se adhieran al acuerdo nos encontraremos más cerca del distrito único solidario, que la sociedad necesita en estos momentos de crisis", ha destacado Rubio.

Este plan de apoyo al estudiantado contempla tres áreas en las que se ofrece cobertura a aquellos estudiantes que lo requieran, que podrán utilizar las instalaciones de las universidades públicas integrantes del G-9 -universidades de Cantabria, Castilla-La Mancha, Extremadura, Illes Balears, La Rioja, Oviedo, País Vasco, Pública de Navarra y Zaragoza-, además de la Universidad de Burgos, que también se sumó al convenio.

En primer lugar, las universidades firmantes ofrecen, en la medida de sus posibilidades, apoyo al estudiantado en actividades no presenciales (clases y evaluación), dando el mismo apoyo al estudiantado desplazado que al suyo propio, cuando haya constancia de dificultades de conectividad o tecnológicas. Esto "puede incluir el préstamo de portátiles, la facilitación de tarjetas de datos y de otro material informático", según señala el documento subscrito.

Además, si se habilitan espacios (aulas informáticas), sea en edificios de la universidad o en otros concertados de uso público, para facilitar el acceso telemático al estudiantado con dificultades tecnológicas, "esos espacios podrán ser utilizados, siempre que el aforo lo permita, por estudiantado desplazado", contempla el plan del G-9 al que se adhiere la Universidade da Coruña.

Junto a esto, el plan recoge también el apoyo en actividades presenciales (se habilitará si es posible un espacio, con las convenientes condiciones de seguridad y custodia, para que la persona desplazada pueda realizar su examen) y el apoyo a la movilidad (la universidad de acogida facilitará al estudiantado desplazado salvoconductos de movilidad del mismo modo y bajo las mismas condiciones que a su estudiantado).

UNIVERSIDADES DE VALLADOLID Y DA CORUÑA.

La Universidad de Valladolid tiene 25 centros distribuidos en los campus de Valladolid, Palencia, Soria y Segovia, en los que se imparten más de 70 grados y 13 programas de estudios conjuntos (dobles titulaciones), 62 másteres oficiales y 29 programas de doctorado. Con más de 21.700 estudiantes, un total de 3304 podrán beneficiarse del acuerdo. La UVa cuenta con 177 estudiantes procedentes de Asturias; 290 de País Vasco; 36 de Baleares; 285 de Castilla-La Mancha; 307 de Cantabria; 1025 de la provincia de Burgos; 240 de La Rioja; 173 de Navarra; 286 de Aragón, 246 de Galicia y 239 de Extremadura.

Por su parte, la Universidad da Coruña tiene 24 centros distribuidos en los campus de A Coruña y Ferrol en los que se imparten 42 grados y 7 dobles grados. Con algo más de 17.000 alumnos, un total de 368 podrán beneficiarse de este acuerdo. La UDC cuenta con 199 estudiantes procedentes de Asturias; 38 del País Vasco; 32 de Balears; 22 de Castilla-La Mancha; 19 de Cantabria; 16 de la provincia de Burgos; 12 de La Rioja; 12 de Navarra; 9 de Aragón y 9 de Extremadura.

El Grupo 9 de Universidades (G-9) es una asociación conformada por las universidades públicas que son únicas en sus respectivas Comunidades Autónomas: Universidad de Cantabria, Universidad de Castilla-La Mancha, Universidad de Extremadura, Universitat de les Illes Balears, Universidad de La Rioja, Universidad de Oviedo, Universidad del País Vasco, Universidad Pública de Navarra y Universidad de Zaragoza.

Las universidades del G-9 cuentan con 170.000 estudiantes, 19.340 miembros del personal Docente e Investigador y 8.160 miembros del personal de Administración y Servicios.