Activada la campaña de verano contra los incendios forestales con el refuerzo de 150 efectivos

El Gobierno de Navarra dispondrá de un operativo integrado por 800 personas

05.06.2020 | 01:53
Un bombero durante la extinción de un incendio en Aibar. Foto: E.Sanz

pamplona – El Gobierno de Navarra activó ayer la campaña de verano contra los incendios forestales, con la incorporación de las primeras personas contratadas a los parques de bomberos de Tudela, Peralta/Azkoien y Lodosa, además de una de las dos brigadas helitransportadas. El dispositivo humano se refuerza con un total de 150 personas hasta alcanzar 800 efectivos, informa el Ejecutivo foral que indica que esta fecha ha sido elegida tras el análisis de variables como la predicción meteorológica, la lluvia registrada en las últimas semanas o la humedad del suelo.

Durante los cuatro primeros meses de 2020, se ha reducido un 60% el número de intervenciones del Servicio de Bomberos para la extinción de incendios forestales, al contabilizarse 296 salidas del personal de extinción, frente a las 613 en el mismo periodo de 2019.

El despliegue que se inició ayer se completa de forma progresiva con dos nuevas incorporaciones el 11 y el 18 de junio, fecha en el que se ya se habrán integrado en el dispositivo las 63 personas conductoras y 87 peones auxiliares de bomberos, cifras iguales a las de otros años. Además de las instalaciones ya citadas, se refuerzan los parques de Sangüesa/Zangoza, Cordovilla, Tafalla, Estella-Lizarra y la segunda brigada helitransportada.

La covid-19 también ha incidido en el proceso de incorporación de personal de refuerzo, pues hasta la próxima semana no se puede impartir la formación a las 29 personas que este año se incorporan por primera vez al dispositivo. Todas ellas recibirán el curso preceptivo en la Escuela de Seguridad y Emergencias de Navarra, con una parte práctica y otra teórica y una duración de 50 horas.

Las 150 personas contratadas para la campaña específica de verano se suman a los 400 bomberos de plantilla, a los que hay que añadir 120 guardas de medio ambiente y 13 técnicos y técnicas de la Dirección General de Medio Ambiente, personal que aporta su conocimiento del terreno y la coordinación de la maquinaria forestal que pudiera movilizarse en caso de un incendio.

En cuanto a los medios materiales, no hay cambios respecto a campañas anteriores y se mantienen tres helicópteros, un avión de carga en la base de Noáin (que aporta el Estado), 42 vehículos con autobombas (que incluyen 5 cisternas) y 54 vehículos para el transporte del personal. También, según señala el Ejecutivo, está preparada la maquinaria forestal aportada por Medio Ambiente para ayudar en las labores de apoyo del operativo de extinción en caso de incendios importantes.

noticias de noticiasdenavarra