Aeropuerto de Pamplona: destino, nueva normalidad

02.07.2020 | 00:44
Dispensador de gel para los usuarios de la terminal.

La terminal pamplonesa reanuda hoy su actividad comercial, suspendida hace tres meses por el coronavirus

tres meses después del cese de su actividad regular, el aeropuerto de Pamplona acoge hoy sus dos primeros vuelos comerciales, con origen y destino en Madrid, estrenando diversas medidas de seguridad y de control implementadas tras superar el pico de la pandemia de la covid-19.

Aena ha establecido una serie de protocolos y medidas para que el paso de los viajeros por los aeropuertos sea una experiencia segura, en particular, mientras dure la pandemia. Se recomienda acudir al aeropuerto con antelación suficiente y solo los pasajeros y acompañantes de pasajeros que necesiten asistencia podrán acceder a la terminal.

El gestor aeroportuario incide en que será preciso respetar las medidas higiénicas, así como la distancia física con otras personas y, si es posible, recoger el equipaje de manera individual. Además, el uso de la mascarilla será obligatorio durante el vuelo y en todas aquellas situaciones donde no se pueda mantener la separación interpersonal.

Los protocolos de vigilancia y control sanitario de la Subdirección General de Sanidad Exterior (Ministerio de Sanidad), que están ya preparados, se aplicarán en Pamplona cuando se reanuden los vuelos internacionales, incluidos los procedentes de territorio Schengen. Las medidas establecidas incorporan tres controles de seguridad: de temperatura, mediante cámaras termográficas de gran precisión; un control documental, basado en las declaraciones responsables con información sanitaria que permite la trazabilidad y el seguimiento de la persona; y un control visual.

Si se detectara algún caso sospechoso, informó la Delegación del Gobierno, se comunicaría a las autoridades competentes del Ejecutivo foral para gestionar la prueba correspondiente y, si fuera necesario, el tratamiento, aislamiento y control de contactos. Estos protocolos obedecen a las directrices de la Comisión Europea y de la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA), establecidas en colaboración con el Centro Europeo para la Prevención de Enfermedades.