Incertidumbre ante el próximo curso

Desde Cocemfe Navarra piden que Educación cuente con las familias a la hora de tomar decisiones

03.07.2020 | 01:05
Yolanda Fonseca. Foto: Iñaki Porto

pamplona – La incertidumbre de no saber cómo se va a desarrollar el próximo curso escolar invade a todos los niveles educativos, pero preocupa especialmente a las familias del alumnado con discapacidad, que lleva sin recibir refuerzo educativo ni terapias rehabilitadoras desde marzo debido al cierre de los colegios. "Si durante estos meses no han tenido formación y ahora les toca el verano, ¿cómo van a empezar el curso 2020-2021? ¿Se van a quedar atrás? Hay que valorarlo y estudiarlo para ver de qué manera podemos ofrecerle a las familias la incorporación al nuevo curso, que se prevé complejo y difícil ante la incertidumbre de si va a haber un nuevo brote de covid y se paralizan de nuevo los servicios", señaló Manuel Arellano, presidente de Cocemfe Navarra.

Asimismo, Arellano subrayó que, en esa planificación del curso, "hay que tener en cuenta que estos niños parten de más atrás" porque no han podido tener colegio, además de que, durante estos meses, han sido las madres y los padres quienes "han hecho de educadores y rehabilitadores. Llega un punto en el que nos parece que tienen que ejercer de padres, porque no pueden ponerse al nivel de los educadores para que sus hijos no pierdan ritmo escolar. La docencia se tiene que volver a recuperar", indicó.

Ante esta situación, el presidente de Cocemfe Navarra abogó porque Educación cuente con las familias para estudiar los casos y pidió que estas puedan participar en el proceso de toma de decisiones "sobre cómo intervenir con sus hijos. Si se cuenta con los padres va a ser mucho más efectivo porque así se sabrá mejor cuáles pueden ser sus necesidades", aseguró.

En este sentido, apuntó que esta participación tiene que estar integrada dentro del funcionamiento de los centros educativos, y señaló al Centro de Recursos de Educación Especial de Navarra (Creena) como una entidad "perfectamente válida" para que sea la intermediaria entre las familias y Educación. Por todo ello, Arellano reclamó que se replanteen estos aspectos, "no solo para el covid, sino para tener herramientas y evitar que pasen estas cosas".

Por último, pidió que la educación sea inclusiva y "que esta situación del covid no sirva para sacar a niños de una educación ordinaria y meterlos a una especial, porque hay unos que la necesitan y otros que no, ya que la mayoría puede ir a centros de educación ordinarios".

noticias de noticiasdenavarra