Afectados por 'covid persistente' en Navarra: "Estos efectos secundarios nos van a arruinar la vida"

Cansancio extremo, cefaleas, mialgias o insomnio "llevan a situaciones de ruina personal y económica"

29.08.2020 | 13:23
Una enfermera en el hotel Iruña Park antes de su cierre como hospital.

En Navarra un grupo cada día más numeroso de pacientes post Covid se están organizando para denunciar y visibilizar los efectos secundarios que, afirman, "están arruinando nuestra vida laboral, económica y personal".

Entre estos efectos, del llamado 'Covid persistente', se encuentran "la fatiga crónica, dificultades para la respiración, pérdida de visión, mareos e incluso pérdida permanente del gusto y el olfato", señala en una entrevista con Efe Virginia Mateo, coordinadora de la Plataforma de afectados por Covid persistente en Navarra.

El grupo navarro está en plena coordinación con el de País Vasco, "donde hay más personas y cada día contactan una o dos personas más con sintomatología similar". Estas complicaciones derivadas del coronavirus les han llevado a tener que modificar su vida, "y algunas de ellas han perdido su empleo".

Mateo denuncia que recibieron el alta médica en el momento en que las pruebas PCR daban negativo, sin tener en cuenta la sintomatología derivada que, en algunos casos, "está inhabilitando a las personas para poder trabajar e incluso para poder hacer una vida normal, anterior al Covid".

Ella, al igual que otros compañeros de la plataforma, han consultado con especialistas médicos estas consecuencias y "en muchos casos comentan que se trata de ansiedad", aunque la realidad, señala, es que buena parte de ellos tiene problemas respiratorios "que incluso impiden dar un paseo a la manzana alrededor de nuestras casas".

En el caso de Mateo, hay días en que el nivel de oxígeno en sangre "baja a 90" y le lleva a tener mareos recurrentes y problemas respiratorios. Su compañera de plataforma, Manuela, se reconoce una persona deportista, que antes de pasar el coronavirus solía ir mucho al monte, pero ahora debe buscar "recorridos donde no haya ascensos porque siento ahogo". Por las noches, además, sufre tos que le impide dormir con normalidad y soporta "una presión constante en el pecho".

Otra de sus compañeras, una joven de 30 años, también era una persona deportista, que corría, iba en bicicleta y además era copiloto de rallyes. Ahora afirma llevar más de dos semanas sin fuerza, "con un cansancio extremo difícil de explicar, cefaleas, mialgias, insomnio y mareos".

En otras comunidades autónomas donde estas plataformas "ya son numerosísimas", como en Madrid, Catalunya, Valencia, Euskadi o Andalucía, ya han trabajado con la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia, con quienes han elaborado una serie de materiales que recogen la problemática derivada del Covid-19.

Entre ellos, se encuentran la pérdida de peso o anorexia, la disnea, la anosmia, hipertensión arterial, opresión torácica, cefaleas, déficit de atención y memoria o microtrombosis.

Mateo, por ejemplo, indica que desde hace "ahora unos 17 días tengo febrícula" y además pasar el coronavirus le ha provocado una pérdida "muy grande de cabello". También, durante la conversación con Efe, se disculpa en algunas ocasiones porque padece "pérdidas de memoria y concentración y a veces se queda la mente en blanco".

A todo ello, se añade que su cuerpo aún se encuentra "con algunos rastros del virus, que se conservan en algunos órganos", según pudo indagar gracias a su neumólogo, y que generan estos efectos secundarios.

Estos problemas derivados, que "de momento no han sido investigados como posibles efectos del coronavirus", sumados a unas pruebas PCR que arrojan resultados negativos, les lleva a tener que volver a sus puestos de trabajo, aunque "no podemos hacerlo con normalidad".

En el caso de Navarra, afirma Mateo, dos compañeras han sido despedidas de sus puestos de trabajo por presentar cuadros de fatiga crónica, cansancio y febrícula de manera constante y no poder desempeñar su trabajo. "Sus jefes no querían mantener a alguien con problemas y bajas de larga duración, así que las despidieron", zanja.

Este hecho, sumado a todos los anteriores, "están llevando a situaciones de ruina personal, laboral y económica" porque no solo incapacita su trabajo actual, "sino que impide que se pueda buscar otro puesto de trabajo, porque con estos cuadros clínicos es imposible trabajar ocho horas al día o cargando peso".

Por ello, solicitan que haya investigación al respecto para elaborar un catálogo de problemas derivados de haber pasado el coronavirus, y que permita también poner en marcha políticas y ayudas que faciliten a estas personas salir de esta situación.

Lamenta que aún no haya " evidencias científicas que oficialicen esta situación" que permitan un diagnóstico acertado y que permitan también tomar medidas acertadas.
noticias de noticiasdenavarra