Piden medidas para la detección de la enfermedad de Lyme

Los afectados sostienen que un diagnóstico precoz y el suministro de medicación hacen remitir los casos

08.10.2020 | 00:18
Koldo Etxabe Izueta, ayer en el Parlamento de Navarra. Foto: Iñaki Porto

PAMPLONA – La Asociación ALYNA-NALYE (Asociación enfermedad Lyme Navarra-Nafarroako Lyme gaixotasun Elkartea) compareció ayer en comisión parlamentaria para solicitar medidas para la detección de su enfermedad en Osasunbidea.

El miembro de la asociación Koldo Etxabe Iztueta argumentó que una detección precoz y el suministro de medicación "hacen remitir los casos". También pidió desde el Parlamento de Navarra que se conozca la existencia de su enfermedad y que "se apremie a la Comisión de Salud del Ministerio de Sanidad para aprobar la declaración obligatoria de enfermedad de Lyme en la comisión interterritorial de Salud".

En este sentido, solicitó un registro de enfermos y que se trabaje en las normas para garantizar la asistencia sanitaria transfronteriza y "en la cobertura financiera de la misma" cuando sea inevitable, como les ocurre a los enfermos de Lyme. También pidió "la posibilidad de crear una unidad de referencia, dos médicos dedicados, para investigar en esta enfermedad", porque "lejos de ser una carga económica, ahorraría dinero público", al tiempo que han pedido campañas de concienciación para toda la población.

La enfermedad de Lyme, a la que calificó de "una gran imitadora", posee una variedad de síntomas que, a veces, hacer confundirla con otras enfermedades. Los síntomas, dijo Etxabe, van desde problemas articulares, afectaciones neurológicas, problemas visuales, diarreas, meningitis o problemas cutáneos e incluso niebla mental.

Por ello, la detección difícil de la enfermedad, alertó, "provoca un calvario en las personas afectadas que lo tienen muchas veces sin saberlo" y lleva a diagnósticos erróneos con enfermedades con sintomatología similar como son la ELA, la fatiga crónica, fibromialgia, o incluso el autismo.

Como consecuencia, las personas afectadas, después de haber sido transmitida por picaduras de garrapatas y otros insectos, manifiestan a menudo sentir "estar muriéndose". Esta situación de debilidad de defensas también se aprovecha por patógenos como el herpes común, al que "en buenas condiciones de salud las defensas los mantienen a raya". Además señaló que la presencia de garrapatas es cada vez más extendida "incluso en parques y zonas verdes de Pamplona" y alertó de que otros insectos como arañas o pulgas también son transmisores de esta enfermedad.