Javier Remírez: "Cerramos Navarra porque la perspectiva era más que preocupante"

La consejera de Salud, Santos Induráin, aprobará este martes una orden foral con las nuevas medidas

20.10.2020 | 09:37
Javier Remírez, vicepresidente primero y portavoz del Gobierno

El vicepresidente primero del Gobierno foral, Javier Remírez, ha explicado que el Ejecutivo ha decidido el cierre perimetral de Navarra a partir del jueves dado que "los datos que teníamos y la perspectiva a corto plazo era más que preocupante, y eso nos obliga a tomar esas decisiones y anticiparnos".

Al inicio de una comparecencia en el Parlamento de Navarra para informar sobre la labor de la Policía Foral en el control de la normativa sanitaria, Javier Remírez se ha referido a las nuevas medidas anunciadas por la presidenta María Chivite frente al Covid-19 y ha confiado en que "esas medidas, junto con un incremento de la concienciación ciudadana, tengan los efectos deseados en materia de salud pública".

El vicepresidente ha transmitido "al conjunto de la ciudadanía navarra la determinación del Gobierno de Navarra en la lucha contra la pandemia y el nuevo paquete de medidas anunciado ayer por la presidenta sin duda van a en ese sentido". "Para nosotros es primordial salvaguardar la salud pública de la ciudadanía, especialmente de los colectivos más vulnerables, equilibrándola con la actividad económica y social, pero siempre poniendo por encima la salud de la ciudadanía", ha asegurado.

Según ha explicado, este mismo martes la consejera de Salud, Santos Induráin, aprobará una orden foral en la que se sustanciarán las nuevas medidas restrictivas.

A la espera del TSJN


Remírez ha afirmado que el Ejecutivo adopta las medidas restrictivas frente al Covid-19 buscando ser "riguroso" desde el punto de vista legal, pero se ha mostrado a la espera de lo que pueda decidir el Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) sobre las nuevas medidas que entrarán en vigor el jueves, entre ellas el confinamiento perimetral de la Comunidad foral.
 
"No estamos exentos de control judicial, al contrario, creemos que es positivo en una sociedad democrática, debe haber un equilibrio de poderes, un órgano que marque los limites. Los jueces no son ajenos a la situación social pero ponen un punto de mesura en la labor regulatoria del Gobierno", ha dicho Remírez.
 
"Esperamos la posición del TSJN, veremos qué nos dicen y en función de lo que nos digan nos adaptaremos sin ningún tipo de problema". "No hacemos un drama de una posición de la Justicia que nos module, al contrario, nos sirve para aprender y para regular", ha asegurado.
 
El vicepresidente del Gobierno ha apuntado que "puede llamar la atención que una orden foral -procedimiento por el que se aprobarán las nuevas limitaciones- pueda restringir o regular derechos fundamentales, pero es una habilitación que está en un decreto ley foral que se ha transformado en ley, es una orden foral que está habilitado por una norma de rango legal, y está plenamente sustentada a nivel normativo".
 
Javier Remírez ha señalado que, aunque el TSJN sí ha pedido al Gobierno que motive de manera específica las medidas que adopta, "hasta ahora no hemos tenido ningún revolcón especial pero sí ha pasado en otras comunidades autónomas, en Aragón sí que han tenido constantes cuestionamientos de la norma y han sido revocados los confinamientos de localidades". "A la hora de tomar decisiones siempre hay que tener en cuenta ese equilibrio, estamos hablando de derechos fundamentales y tenemos que ser rigurosos", ha afirmado.