Salud suspende ya más de 200 cirugías para aligerar los hospitales, con las UCI al límite

Con 56 pacientes en UCI, desprograma 30 sesiones diarias de quirófano de patologías no urgentes, un 20% del total

31.10.2020 | 01:06
Exterior de la UCI del hospital Virgen del Camino. Foto: Javier Bergasa

UCI al límite, con 56 pacientes en Cuidados Intensivos, tres más que los que había el jueves. Con el plan de contingencia en mano, Salud ya está ideando nuevos puestos de UCI en estancias que no le son propias, como ocurrió ya en marzo, "a cuyo punto crítico nos estamos acercando", advirtió ayer Salud, con la creación de 16 nuevos puestos UCI, por ejemplo, en la sala de endoscopias del Complejo Hospitalario, que se unen a diez camas de refuerzo ya existentes y a otras ocho que se está contemplando habilitar enseguida en Cirugía mayor ambulatoria. Salud ya ha desprogramando aquellas cirugías no urgentes y que puedan demorarse, entre un 15 y un 20% del total que afectarían a 30 pacientes a diario, durante la semana que viene. Así, con el hospital Virgen del Camino convertido en "un hospital covid", con cinco plantas dedicadas en exclusiva al tratamiento de estos pacientes, se viene encima la segunda ola. Con las vacaciones de médicos, enfermeros y restos de personal que trabaja en puestos clave en suspenso a la espera de la evolución epidemiológica. Con 406 personas hospitalizadas.

Salud busca donde no hay, refuerzos de personal donde sea necesario, con contrataciones extraordinarias o ampliaciones de jornada para tratar de afrontar el día a día, casi el turno a turno en los hospitales, donde a diario más de dos centenares de profesionales sanitarios no pueden acudir a trabajar porque han caído infectados por el virus o algún contacto directo lo ha sido. Con este panorama, nada esperanzador y que cada vez parece acercar más a los tristes días de marzo a la Comunidad Foral, que ayer registró 634 contagios, la segunda cifra más alta de toda la pandemia, Navarra va a afrontar otra semana decisiva. A la espera de si los datos ofrecen un respiro y la presión hospitalaria aprieta sin ahogar, cuestión harto complicada. Ya reconoció ayer Alfredo Martínez, director gerente del CHN, que, con estos niveles de contagio, el número de hospitalizaciones va a crecer respecto a la semana pasada y habrá que ver cuándo se alcanza el punto crítico, siempre teniendo en cuenta que el contexto es radicalmente distinto. "En marzo la situación era más favorable que ahora, cuando vienen meses más fríos y más probabilidad de afecciones de virus respiratorios". Pero, dicen los responsables de Salud, que hay posibilidades de frenar la curva.

LÍMITE DE RESPUESTA Martínez abordó la situación actual de los hospitales y detalló que "la atención a la demanda" de covid que llega "requiere ya redirigir recursos que se estaban utilizando para el sector no covid". Según dijo, "la situación hospitalaria está llegando al límite de respuesta sin afectación a la atención global de la población".

Afirmó Martínez que "la tendencia a día de hoy nos hace pensar que seguramente esta semana el número de personas diagnosticadas supere las de la semana pasada", lo que tendrá un impacto "significativo" en el ámbito sanitario. Así, "en torno a un 5% requerirá hospitalización, en torno a 5 por 1.000 van a necesitar una cama de UCI y en torno a un 5 por 1.000 van a fallecer por esta infección". "Nos estamos acercando de una manera muy significativa al número de ingresos que teníamos la semana del 16 de marzo, semana que se decretó el confinamiento global de todo el país", expuso el director gerente del CHN, quien reseñó, además, que "cada vez la diferencia entre el número de ingresos y altas es mayor".

Igualmente, explicó que el número de altas de UCI "no compensa el número de ingresos que estamos teniendo, lo que nos está obligando a abrir de manera progresiva nuevos puestos de críticos para atender esta demanda". La duración media de un paciente covid en una UCI ronda las dos o tres semanas, pero hay pacientes que están meses tratando de recuperarse.

A la vista de esta situación, detalló que "todo el sistema sanitario se está reorganizando para dar respuesta" a la alta incidencia, pero ha alertado de que "si la expansión se sigue produciendo tendremos que volver a establecer prioridades a la hora de ingresar e intervenir quirúrgicamente". "Cada semana que tengamos que mantener este tipo de ajustes repercutirá también en la salud del resto de la población", remarcó.

DESPROGRAMACIÓN QUIRÚRGICA Según precisó, hasta el momento "hemos podido abrir plantas para no covid, reajustar turnos, de tal manera que la actividad se ha mantenido", pero explicó que "a día de hoy la necesidad fundamental de disponer de profesionales ha llevado a que la semana que viene tengamos que proceder a una desprogramación quirúrgica". En esta línea, detalló que la actividad "será similar a lo que se hace en verano", una desprogramación prevista en principio durante la próxima semana, aunque es previsible que se tengan que alargar una semana más. Y avisó de que "si la tendencia en el incremento de contagios no se revierte lo que esta semana será una programación de verano no sabemos cuál puede ser el escenario de la semana que viene". Según indicó, unas 30 personas al día pueden verse afectadas la próxima semana por estas medidas de desprogramación.

"Cada vez hay una aproximación más cercana al punto crítico de marzo. La alta incidencia va a seguir sumando ingresos"

"El hospital Virgen del Camino se ha convertido ya en un hospital covid. Pero en marzo las condiciones eran más favorables"

ALFREDO MARTÍNEZ

Director gerente del CHN

"La situación es muy delicada y preocupante. Hay que ver si las medidas tomadas tienen eficacia en próximos días"

"El sistema sanitario hará todo lo que pueda hacer, pero necesita de la implicación social"

santos induráin

Consejera de Salud