"Sahrawi Lives Matter": un reto solidario completado por el navarro Joseba Alzueta

Alzueta partió el 26 de septiembre de Roncesvalles portando una mochila como símbolo de la carga que soportan los más de 173.000 refugiados saharauis que viven en los campamentos de Tinduf

07.11.2020 | 12:29
Miembros de la Asociación de Trabajadores y Técnicos Sin Fronteras durante la presentación del reto solidario "Sahrawi Lives Matter"

"Sahrawi Lives Matter" (Las vidas de los saharauis importan) es el lema del reto que ha llevado al navarro Joseba Alzueta, voluntario de la Asociación Trabajadores y Técnicos sin Fronteras (ATTsF), a correr en cuatro semanas los 758 kilómetros que separan Roncesvalles (Navarra) de Santiago de Compostela.

ATTsF es una asociación navarra sin ánimo de lucro, creada hace más de 15 años, que agrupa a técnicos de diferentes ámbitos para trabajar en el abastecimiento de bienes de primera necesidad y agua y la recogida de residuos en los campamentos saharauis de Tinduf (Argelia).

Alzueta no tuvo dudas a la hora de sumarse al trabajo de esta ONG navarra: "Cuando yo era adolescente, mis padres estaban, y siguen estando, en la fundación de la Asociación Puente Solidario de Sangüesa, que apoya la causa saharaui y desde sus inicios estaban metidos en el programa Vacaciones en Paz, en el que venían chicos y chicas de los campamentos de refugiados del Sahara y los traían aquí en verano".

"Recuerdo que los chicos venían a casa, y de ahí me viene el contacto con el tema saharaui", ha destacado.

Para visibilizar la causa saharaui, Alzueta partió el 26 de septiembre de Roncesvalles portando una mochila como símbolo de la carga que soportan los más de 173.000 refugiados saharauis que viven en los campamentos de Tinduf desde hace más de 45 años.

Ha sido un reto de 4 semanas y 23 etapas, con largas "tiradas" de una media de 30 kilómetros diarios en condiciones meteorológicas en ocasiones muy adversas.

Alzueta, corredor amateur de media distancia desde hace años, está más acostumbrado a entrenar en distancias de 10 a 15 kilómetros, pero "en este reto había tiradas muy largas y al final lo he notado", ha afirmado el navarro, natural de Sangüesa.

Así, ha explicado, terminó sufriendo una lesión en el peroneo, "una tendinitis de caballo", que no le impidió terminar el reto, pero que le mantuvo parado una semana en Villafranca del Bierzo (León), desde donde se desplazaba todos los días a una clínica de Ponferrada para tratarse la lesión. De esta forma, el reto, previsto para tres semanas, terminó durando cuatro.

El navarro ha sido recibido en su periplo por varias delegaciones saharauis en España y asociaciones de apoyo a esta causa, sobre todo en las ciudades más grandes, como Logroño, Burgos o León.

"Estaban contentos y sorprendidos, porque creo que no se esperaban un reto de este tipo. Sobre todo me impactó la llegada a Logroño, porque había miembros de dos asociaciones vinculadas a la causa saharaui y el delegado en la provincia de La Rioja. El hombre estaba emocionado de verdad, estaba prácticamente llorando cuando llegué. Ahí fui más consciente de la dimensión que iba tomando el tema", ha asegurado este atleta solidario.

Tras la finalización del reto, ATTsF seguirá el largo camino que aún le queda por hacer para garantizar una vida mejor a los habitantes saharauis de los campamentos de Tinduf.

Entre sus próximos proyectos, financiados mediante una campaña de crowdfunding, está la construcción de pequeños talleres de apoyo en al menos dos wilayas (provincias) y la instalación de un sistema de polipasto para la elevación de cisternas de agua en el taller central.

Esta campaña solidaria, ha subrayado Alzueta, "cobra incluso más sentido ahora, porque la ayuda humanitaria se ha reducido drásticamente, y la gente de los campamentos no puede salir fuera. Incluso los temporeros que salen en estas fechas, este año no han podido salir".

Con la pandemia, ha comentado, "hay que lavarse más las manos y el consumo de agua aumenta, por lo que no pueden cubrir todas sus necesidades, porque tampoco tienen todo el agua que quieren y la ayuda humanitaria, que se basa en alimentos de primera necesidad, ha bajado. La crisis del covid ha pegado fuerte y aún hay más necesidad que antes".

Alzueta no descarta llevar a cabo otro reto de este tipo en el futuro: "Los primeros días iba muy fresco y veía que terminaba las etapas muy entero. Pensaba en hacer otro reto de estos a medio plazo, pero cuando me lesioné cambié un poco de opinión. Ahora sí que lo tengo en mente, pero me quiero recuperar bien".