69 pacientes covid en la UCI en Navarra, el 45%, una situación similar a marzo

La consejera Induráin advierte de que "quedan dos semanas muy duras" y que la estancia media en críticos crece

12.11.2020 | 01:01
La consejera Santos Induráin y la directora gerente de Salud Pública, Marian Nuin. Foto: Patxi Cascante

pamplona – La situación optimista en cuanto a los contagios resulta mucho más desalentadora en cuanto a defunciones e ingresos en unidades de críticos. La consejera reconoció que la situación en la UCI es "delicada", con 69 personas ingresadas, cinco más que el día anterior. Navarra está al 45% de su capacidad de camas UCI, según el Ministerio de Sanidad. "Esta situación es delicada por el decalaje temporal que hay entre los ingresos y los contagios", dijo, para apuntar que la situación en las UCI puede ser "equiparable a la de marzo y abril, ya que estamos ante pacientes de larga duración y con situaciones muy serias, de manera que las altas no se compensan con los ingresos". "La semana pasada hubo 24 ingresos en la UCI, cuatro menos que la anterior, pero aún así, son muchos, porque esto se traduce en estancias de 2-3 semanas", apuntó. Induráin dijo que "la red hospitalaria integrada ha tenido una muy buena respuesta tanto en camas convencionales como en UCI" y destacó "el enorme esfuerzo de reorganización de recursos humanos y materiales". En todo caso, dijo que "nos tocan aún dos semanas muy duras a nivel hospitalario".

La directora gerente del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN), Marian Nuin, afirmó que según el informe correspondiente a la semana pasada, "la transmisión del virus en Navarra ha descendido notablemente; los ingresos hospitalarios también están descendiendo, aunque el nivel de ocupación de las UCI sigue siendo preocupante; las defunciones siguen aumentando por ser consecuencia tardía del aumento de la incidencia de la semana pasada, y las intervenciones –restricciones– parecen estar siendo efectivas y es muy importante la implicación de la ciudadanía". Induráin reseñó que sí empieza a verse entre la población el fenómeno de "fatiga pandémica".