alerta sanitaria

Un brote con 30 casos en Bera eleva a 152 los positivos en residencias

116 residentes permanecen en los centros y no han requerido hospitalización

14.11.2020 | 01:28
Fachada de la residencia San José, en Bera. Foto cedida

PAMPLONa – El Departamento de Derechos Sociales indicó ayer que Navarra registró 152 casos positivos por covid-19 en los centros de mayores provocados por varios brotes que han sido ya identificados, situación que contrasta con los apenas 4 casos activos que se mantienen en los centros de discapacidad. Con esta tendencia se rompe la tónica de descensos en los casos registrados en las últimas jornadas, informó el Gobierno de Navarra en un comunicado.

El Departamento comunicó que, pese a la situación actual, se trabaja "para recuperar las visitas y salidas de las residencias", situación que se afrontará cuando la situación epidemiológica mejore en la Comunidad Foral. El número de casos activos se sitúa en 152 personas de las 5.171 que residen en los centros.

Gran parte de estas personas (116) permanecen en las residencias y no han requerido hospitalización, de las que 52 presentan algún tipo de síntoma y 64 son asintomáticas. Otras 28 han sido trasladadas a los recursos intermedios y 8 personas han necesitado ingreso hospitalario. En la residencia de Bera, en donde se ha identificado uno de los últimos brotes, se ha procedido a realizar pruebas PCR al conjunto de personas residentes. El resultado que han ofrecido ha sido de 30 casos positivos que, en este momento, se encuentran pendientes de valoración y que permanecen en el centro.

Por otra parte, se han producido ya 269 altas epidemiológicas que no han necesitado de aislamiento posterior. En cuanto a las bajas de profesionales, se han producido 81, con 59 positivos sintomáticos y 22 asintomáticos. Desde el pasado 1 de julio han fallecido 61 personas mayores procedentes de centros residenciales, 39 en centros hospitalarios y 22 en la propia residencia.

Respecto a las personas con discapacidad se mantiene la tónica de descenso de casos activos, 4 en este momento, de las 966 personas residentes en los centros. Por otro lado, han recibido el alta epidemiológica 53 personas, sin que se hayan producido nuevos fallecimientos, que son 3 desde el pasado 1 de julio. Asimismo, hay 26 personas trabajadoras que han causado baja por covid-19 en estos centros, de las que 15 son sintomáticas y 11 asintomáticas.

La consejera Mari Carmen Maeztu señaló que, "en la medida que la situación epidemiológica evolucione favorablemente, se podrán relajar las medidas de aislamiento ahora en vigor y ha apuntado que su departamento ya está trabajando para recuperar las visitas a los centros, que se harán de forma escalonada, "estableciendo las medidas de seguridad necesarias y limitando y regulando en lo posible la circulación de muchas personas dentro del recinto".

Recordó también que se continúan manteniendo las visitas a centros de mayores en tres supuestos excepcionales: "El final de la vida, el alivio de descompensación neurocognitiva de la persona residente, o las situaciones de grave deterioro de la situación psicoafectiva de la persona residente, cumpliendo siempre estrictas normas de seguridad".