12 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o ex desde 2003

El informe del Observatorio de la Violencia de Género resume los datos de crímenes en Navarra

21.11.2020 | 01:12

pamplona – Las estadísticas de violencia de género del Estado español son tremendas. 2,8 millones de mujeres han sufrido violencia sexual y más de 4 millones, agresiones físicas. La máxima expresión de la violencia de género, el asesinato machista, ha acabado con la vida de 1.074 mujeres desde 2003, 41 en lo que va de 2020, un año en el que la pandemia ha agravado las situaciones de maltrato. En Navarra no ha habido crímenes machistas este año, pero en un informe que el pasado verano realizó el Observatorio de la Violencia de Género del Consejo General del Poder Judicial se desglosaban hasta doce víctimas mortales por violencia de género en la Comunidad Foral. Dicho informe no incluía el crimen de Nagore Laffage en los Sanfermines de Pamplona porque solo contempla aquellos asesinatos de mujeres a manos de sus parejas o exparejas, ni tampoco se incluye el de Alicia Arístregui, en Villava, en 2002, al producirse un año antes del año de referencia que toma este análisis. Anteriormente, hasta 1998, también hubo otras cuatro mujeres asesinadas.

Violencia física, psicológica, sexual, económica, obstétrica... Un año más, en el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, el horizonte de la erradicación de discriminaciones y maltratos está lejos.

Más lejos que el año anterior, como ha alertado la ONU, que ha puesto de manifiesto que las mujeres están sufriendo más los efectos de la pandemia "en todas las esferas", ya que ésta amplifica e intensifica las desigualdades existentes y puede hacer revertir los logros cosechados en las últimas décadas. La violencia en el ámbito de la pareja es la más documentada en España, puesto que desde 2004 hay una ley integral para luchar contra ella.

Desde enero de 2003 hasta hoy, 1.074 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas. En el 21 % de los casos constaba denuncia previa contra el agresor. El año con menos víctimas mortales ha sido precisamente este de la pandemia, con 41, mientras que los más cruentos fueron 2008 (76) y 2003 (73). 705 de las víctimas mortales eran españolas, 351 extranjeras y en 18 no consta la nacionalidad.

En cuanto a la comunidad autónoma en la que tuvieron lugar los crímenes, Andalucía encabeza el macabro listado con 216 asesinatos, seguida de Cataluña (169), la Comunidad Valenciana (136) y la Comunidad de Madrid (110). Siguen, por orden, Canarias (73), Galicia (63), Castilla y León (52), Castilla-La Mancha (46), Baleares (39), País Vasco (36), Murcia (31), Aragón (28), Asturias (28), Navarra (12), Extremadura (12), Cantabria (10), La Rioja (6), Melilla (5) y Ceuta (2).

TRES HABÍAN DENUNCIADO Solo el 25% de las 12 víctimas mortales, es decir, solo tres, habían denunciado previamente a los que acabaran siendo sus asesinos. La tasa que presenta la Comunidad Foral con esta estadística es de 1,9 de víctimas mortales por cada 100.000 habitantes. Tres de los crímenes ocurrieron en Pamplona, y uno hubo en Huarte, Burlada, Beriáin, Estella, Orkoien, Ayegui, Ansoáin y Aranguren. Las once víctimas tenían entre 20 y 64 años y dejaron en total once hijos, cuatro de ellos menores. De su lugar de procedencia, media docena de estas mujeres habían nacido en Navarra, otras tres eran originarias de Ecuador, una en Colombia, otra de Brasil y una de Ucrania, que es el último caso que queda por juzgarse (el crimen de Huarte en agosto de 2018 donde mataron a golpes a Natalia Balyuk). El peor año fue el año 2008, con 3 asesinatos.

LAS VÍCTIMAS DEL INFORME

Dora Angulo Guagua (1 de abril de 2003, Ansoáin). Era de nacionalidad ecuatoriana y tenía 39 años de edad y 3 hijos. Fue asesinada con arma blanca en Ansoáin. El asesino era dominicano de 45 años. Eran compañeros. No había denuncia previa.

Mercedes Galdeano Gurrea (30 de junio de 2004, Ayegui). Fue asesinada con 60 años con dos tiros que le propinó su exmarido, de 67 años, que luego se suicidó. Tenían tres hijos. No había denuncia previa.

Argelis Romero Moreno (24 de junio de 2005, Orkoien). Colombiana de 37 años, tenía un hijo menor, fue asesinada a golpes por su cónyuge, que también se suicidó.

Flor María Camacho Torres (19 de abril de 2007, Tudela). Ecuatoriana de 30 años, fue asesinada por estrangulamiento por su novio, de 22.

Tatiela de Sousa Meres (18 de enero de 2008, Pamplona). Brasileña de 20 años fue asesinada con arma blanca por su novio, de 23. No había denunciado previamente.

M.B.V. (20 de agosoto de 2008, Pamplona). Fue asesinada por su marido, de 81 años.

María Puy Pérez Ezpeleta (11 de octubre de 2008, Estella). Fue asesinada con 50 años por su expareja, que la mató con arma blanca. Tenía dos hijos. Había denunciado previamente a su asesino.

Yanela Zaruma Cabrera (3 de abril de 2011, Beriáin). Vecina de Burlada de 23 años fue asfixiada por su expareja. Tenía una hija. No había denunciado previamente.

Blanca Esther Marqués Andrés (14 de enero de 2017, Burlada). Fue asesinada por su pareja estrangulada. Tenía 49 años. No tenía hijos y no había denunciado previamente.

Natalya Balyuk (30 de agosto de 2018, Huarte). Fue asesinada con 38 años por su pareja, que la mató a golpes en un caso todavía por juzgarse. No tenían hijos y había denunciado.

Yolanda Jaén Gómez (16 de octubre de 2018, Pamplona). Fue asesinada por su pareja al dar de arder a la casa. Tenía 50 años y no tenía hijos.

En el informe no aparecen Nagore Laffage y Alicia Arístregui. El informe no contempla el crimen de Nagore como violencia de género y el de Arístregui fue un año antes de la fecha de inicio que se toma.