En Navarra hay casi 3.000 personas implicadas en la economía social

Auditoría / REAS Navarra aboga por "un mayor reconocimiento por parte de la sociedad y la administración" de la economía social

18.12.2020 | 11:52
Puesto de artesanía en la VII Feria de Economía Solidaria, en marzo de 2019.

REAS Navarra, la red de economía solidaria que agrupa a las iniciativas económicas solidarias en la Comunidad foral, ha abogado por "un mayor reconocimiento por parte de la sociedad y la administración pública", ya que la economía solidaria "no dedica el beneficio a enriquecer a pocas manos, sino a incrementar el bien común".

La red ha presentado este viernes su auditoría anual con datos obtenidos a partir de 25 entidades, el 88% miembro de la red, un trabajo que refleja que en Navarra hay casi 3.000 personas implicadas en este ámbito.

En representación de REAS Navarra, Javier Liras ha destacado en una comparecencia telemática que esta auditoría es "un ejercicio de transparencia principalmente a nivel de las entidades y las empresas que nos ayuda a ese ejercicio de demostrar lo que somos, demostrar nuestro corazón".

Además, según ha dicho, sirve para "reflexionar sobre cómo hacemos nuestras prácticas empresariales" y ayuda también "a demostrar ante la sociedad que hay otras formas de hacer economía y que son empresas viables y efectivas, que funcionan año a año".

"En contraste con la economía capitalista, la economía solidaria no dedica el beneficio a enriquecer pocas manos, sino a incrementar el bien común", ha resaltado en este sentido June San Millán, también miembro de REAS.

En cuanto a los datos de la auditoría, en la que han participado 28 entidades, Liras ha precisado que refleja que en la Comunidad foral hay 2.958 personas implicadas en el ámbito de la economía social, de ellas 1.461 mujeres (49,4%) y 1.458 hombres (49,3). Se han registrado 16,3 millones en ingresos y 15,7 millones en gastos.

En lo referente a la equidad, la auditoría muestra que el 56% de los puestos están ocupados por mujeres, un porcentaje que a nivel estatal es del 61%, cifras que "no están mal en comparación con la economía convencional", ha resaltado el representante de REAS Navarra. Además, el 76% de las entidades que han participado en la auditoría afirman que utilizan un lenguaje no sexista.

Asimismo, el trabajo refleja que la proporción salarial en las entidades de 1,3 puntos, es decir, "el que más cobra recibe sólo un 1,3 más que el que menos cobra". "Es un reflejo de la equidad a nivel de las entidades de la economía solidaria frente al 1 a 100 que puede llegar en ciertas empresas de la economía convencional", ha remarcado Liras.

Asimismo, el 82% de las entidades señalan que mejoran los permisos legales de conciliación y el 73% afirman que generan espacios de atención emocional y cuidado a las personas trabajadoras. Además, el 59% de las entidades cuentan con un reglamento interno de gestión de las relaciones.

Por otro lado, en el ámbito de la sostenibilidad ambiental, el 86% de las entidades mantienen criterios de consumo responsable para la adquisición de bienes y servicios y el 55% consumen energía 100% renovable.

En el apartado de cooperación y compromiso con el entorno, el 68% de las entidades operan con finanzas éticas. Y el 19% realizan compras dentro de la economía solidaria. En este sentido, Javier Liras ha apostado por "potenciar que las entidades consuman más dentro de la red de economía solidaria" a pesar de las "dificultades", ya que "al no haber muchas entidades en una comunidad como Navarra a veces hay necesidades que no las puedes cubrir en el interior de la red".

En otro orden de cosas, en lo referente a la fuente de ingresos, el 63% procede de la facturación, el 18% de subvenciones y el 19% de otras fuentes.

En cuanto a los retos de futuro en relación a la auditoría impulsada por REAS Navarra, Javier Liras ha citado entre otros "la mejora en la determinación de los indicadores", además de implicar a más entidades en su participación.
noticias de noticiasdenavarra