alerta sanitaria

Unidad móvil de vacunación en Navarra: vacuna de pueblo en pueblo

La unidad, que va a llevar las dosis a diferentes localidades navarras, hizo ayer su primera parada en Oronoz-Mugaire, donde inmunizó a 175 grandes dependientes, cuidadores, sanitarios y sociosanitarios.

20.01.2021 | 01:31
Carmen Lacalle, Sandra Pallaruelo, Eneko Izkue, Mikel Ruíz e Itxasne Otxoteko, personal de Enfermería que ayer administró las vacunas.

El camión de vacunación que va a llevar la vacuna contra la covid-19 a diferentes pueblos de Navarra hizo ayer su primera parada en Oronoz-Mugaire, donde administró a lo largo de la mañana 175 dosis a grandes dependientes y a sus cuidadores y a personal sanitario y sociosanitario de la zona. Desde las 9.30 horas la unidad móvil UMPEO (Unidad Móvil Polivalente Europa Occitania) –construida por el Complejo Hospitalario Universitario de Toulouse (CHUT)– comenzó a suministrar vacunas en los 5 boxes que se despliegan del trailer del camión. El objetivo es claro: llevar la vacuna contra el coronavirus a pueblos alejados de Pamplona, cuyos vecinos tendrían dificultades para desplazarse hasta Refena. Además, se evitan las aglomeraciones en los centros de salud y posibles riesgos de contagio.

Ayer fue el turno de Oronoz-Mugaire, a donde acudieron a vacunarse grandes dependientes y sus cuidadores, trabajadores sociosanitarios, servicios de Atención Domiciliaria y profesionales de Atención Primaria de áreas de Salud de diferentes puntos del norte de Navarra. El camión se instaló en un parking del pueblo y hasta él iban llegando las personas citadas. A un lado, una rampa posibilitaba el acceso de las personas que llegaban en silla de ruedas. Por el otro, subían una escalera quienes acudieron a pie. Dentro, tres boxes hicieron las veces de salas de espera tras la vacunación para controlar posibles efectos adversos. En los otros dos, dos equipos de Urgencias Extrahospitalarias administraban las dosis que fueron trasladadas con sumo cuidado en cámaras frigoríficas, ya que, además de sensibles a la temperatura, también lo son a la vibración y a movimientos bruscos.

La unidad móvil –en el marco de la red de cooperación transfronteriza EGALURG, una iniciativa europea para mejorar la asistencia sanitaria de urgencias y catástrofes en los Pirineos– va a recorrer diferentes puntos de Navarra para agilizar la vacunación. El próximo martes 9 de febrero volverá a Oronoz-Mugaire para administrar la segunda dosis, pero antes, este viernes, se trasladará a Sangüesa para poner la primera vacuna.