Euskadi pide cesar a las siete de la tarde toda la actividad no esencial

El lehendakari asegura que se "pierde una oportunidad para profundizar en las medidas para frenar la pandemia"

21.01.2021 | 11:04
Según el decreto en vigor, la actividad comercial en Euskadi podía hasta ahora permanecer abierta hasta las 21.00 horas.

Con más de 1.000 nuevos contagios, la pandemia avanza a un ritmo galopante por la geografía vasca. Ello obliga a dar una vuelta más de tuerca a las medidas adoptadas para contener el virus. Sagardui advirtió ayer mismo que "todo apunta" a que Euskadi entrará de nuevo esta semana en la denominada zona roja. Por ello, el Gobierno Vasco planteó ayer en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS) poder fijar a las 19.00 horas el límite horario para el cierre de todo tipo de establecimientos, salvo farmacias y estaciones de servicios, y adelantar a las 20.00 horas el toque de queda. Medidas que se alargarían hasta finales de febrero aunque con una "evaluación quincenal".

Sin embargo, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, descartó ayer dotar de más herramientas jurídicas a las comunidades y no quiso "de momento" adelantar el toque de queda, aunque se mostró abierto a estudiar esa posibilidad. En concreto, los consejeros de Salud de Euskadi, Galicia, Andalucía, Asturias, Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Baleares y Castilla y León pidieron en este órgano el adelanto de la restricción a la movilidad nocturna.

Ante esta postura, el lehendakari, Iñigo Urkullu, lamentó que se está "perdiendo una oportunidad" para profundizar en el consenso sobre medidas a adoptar para frenar la pandemia. A través de un mensaje en las redes sociales, el lehendakari destacó que la situación "sigue siendo de extrema gravedad, en todo nuestro entorno y en Euskadi". Ante este escenario, considera que "se está perdiendo una oportunidad" para profundizar en el consenso que desde el pasado viernes ha venido proponiendo, así como en las "herramientas jurídicas para lo que, en caso de la no opción a una gobernanza colaborativa" en materias sobre las que puedan tener competencias compartidas, pudieran llevar a cabo desde las comunidades autónomas.

Más restricciones En este sentido, avanza más restricciones al afirmar que "Euskadi seguirá trabajando con las herramientas con las que cuenta para el control de la pandemia, valorando y tratando de hacer efectivas las propuestas presentadas", indicó Urkullu, en referencia a las peticiones realizadas en el Consejo Interterritorial. Es por ello que ha convocado el Consejo Asesor del LABI mañana viernes ya que, inicialmente, estaba previsto para el miércoles 27.

Y es que dado el aumento de contagios, el Ejecutivo de Gasteiz, presentó "un marco general" que permitiera a cada región modularlo en función de su situación. Así, junto al adelanto del límite horario de movilidad nocturna a las ocho, el cierre de establecimientos a las siete y el cese a esa hora de todo tipo de actividades sociales, culturales y deportivas, propuso el cierre perimetral de los municipios.

Reclamó además que se limite a un máximo de cuatro los grupos de personas en espacios públicos y privados, salvo convivientes. Hay que recordar que el LABI del día 11, decidió mantener el cierre de la hostelería a las ocho de la tarde, el toque de queda entre las 22.00 y las 6.00 horas, el máximo de seis personas por reunión y el cese de la actividad comercial y cultural a las nueve de la noche, es decir dos horas más que en el nuevo planteamiento.

En el documento dado a conocer ayer por la tarde, Lakua propone que en las localidades de más de 5.000 habitantes con una tasa superior a 500 se cierren los servicios de hostelería y restauración, con la excepción de los comedores de hoteles y alojamientos para clientes alojados, del servicio de entrega o recogida de pedidos y los que se encuentren en gasolineras y áreas de servicio. En este mismo caso, insta a la suspensión del deporte en grupo, exceptuando entrenamientos y competición profesional o semi-profesional y el ejercicio al aire libre.

En municipios de menos de 5.000 habitantes, con esa tasa de incidencia, serían los respectivos servicios de salud autonómicos los que establecerían los criterios para la aplicación de las medidas restrictivas.

Las nuevas restricciones se plantean en un grave escenario donde todo apunta a que Euskadi entrará de nuevo "esta semana" en la denominada zona roja, una franja de máxima alerta donde ya estuvo del 24 de octubre al 28 de noviembre.

sagardui: "riesgo e incertidumbre"Una peligrosa deriva que también tiene incidencia en las hospitalizaciones en constante alza desde el pasado 4 de enero. De hecho, los ingresos por covid en planta y en UCI seguirán subiendo en las próximas "dos semanas", con una estancia media de nueve días en planta y catorce en las Unidades de Críticos, según indicó ayer la consejera de Salud Gotzone Sagardui en el Parlamento Vasco.

Ante estos datos, Sagardui dijo que "desde que se produzca el descenso de contagios, transcurrirán entre una y dos semanas para que se estabilicen los ingresos por covid hospitalarios y entre dos y cuatro semanas de pacientes covid ingresados en UCI". Ante esta situación, dijo, resulta "prioritario seguir actuando con responsabilidad, tratando de evitar cualquier situación de riesgo de transmisión del virus". "Seguimos en un contexto de riesgo y de incertidumbre", zanjó.

en corto

62 fallecidos

del 11 al 17 de enero. Los nuevos positivos han superado el millar (1.046), lo que no ocurría desde el pasado 18 de noviembre, tras una semana en que el covid ha sido la causa directa de 62 fallecimientos en la CAV entre el 11 y el 17 de enero.

33.000 dosis

vacunación. Desde que se inició la campaña ya se ha inoculado la primera dosis a 33.886 personas; 17.807 en Bizkaia, 11.309 en Gipuzkoa y 4.770 en Araba. Sagardui afirmó que hay vacunas suficientes para dar la segunda dosis a todas los vacunados.

Ayudas

bilbao zona roja. Después de que Bilbao entrara en zona roja, el alcalde Juan Mari Aburto, anunció un nuevo paquete de ayudas para los sectores más afectados por la crisis del coronavirus. El primer edil aseguró que están trabajando en un plan para dar un respiro a sectores como la hostelería, el comercio o el turismo. Aburto apeló a la responsabilidad y al compromiso de la ciudadanía.

562 pacientes

hospitalizados. Osakidetza tiene en este momento 465 camas ocupadas por pacientes con covid, un 8 % del total de camas habilitadas y un 10,34 % de los pacientes ingresados. Además hay otros 97 enfermos muy graves en las Unidades de Críticos.