La sociedad pública Nafarbide gestionará los peajes de cinco vías navarras

El objeto de la empresa será mantener, conservar y explotar la A-1, A-10, A-15, A-68 y N-121-A

27.01.2021 | 14:25
Imagen de un vehículo llegando a un peaje

El consejero de Cohesión Territorial, Bernardo Ciriza, ha adelantado que su departamento ultima la creación de la sociedad Nafarbide para la explotación de los peajes en las cinco vías de alta capacidad A-1, A-10, A-15, A-68 y N-121A. El primero de los nuevos peajes comenzará a cobrar a finales de año.

El consejero ha precisado en el Parlamento que, por el momento, existe "una propuesta de estatutos de la empresa" Nafarbide y que se encuentra "abierta a propuestas de los grupos parlamentarios y a pequeños cambios para su tramitación en el Registro Mercantil".

Una propuesta que se basa en el acuerdo señalado entre PSN, Geroa Bai, EH Bildu, Podemos-Ahal Dugu e I-E y que "alcanzaron para mejorar las carreteras como servicio público y respaldaron las bases para la creación de una empresa pública que se encargara de la implantación y gestión de peajes en cinco vías de alta capacidad".

También ha adelantado que su departamento se encuentra ultimando el Proyecto de Ley Foral reguladora del canon de uso de carreteras, un texto que es preciso incorporar al plan anual normativo.

A su vez, ha señalado que se licitará "en breve" el contrato de servicios para la realización del estudio de viabilidad para la implantación del pago por uso en las infraestructuras viarias navarras.

En este sentido, ha indicado que la implantación de los peajes "será progresiva", mientras que las obras de la N-121-A se encuentran en proceso y "está previsto que comiencen el 8 de febrero".

El objeto social de esta empresa Nafarbide, de titularidad pública, será el de mantener, conservar y explotar los tramos en las vías de gran capacidad A-1, A-10, A-15, A-68 y N-121-A.

Asimismo, ha apuntado que tendrá capacidad de explotar las instalaciones y servicios "de cualquier naturaleza" tales como zonas de servicio y explotar "nuevos tramos, mejoras y ampliaciones".

La sede de esta empresa se situará en el centro de carreteras de Irurtzun, en Etxeberri de Arakil. Ciriza ha precisado que las instalaciones que se están construyendo en este lugar "son del futuro centro de carreteras de Irurtzun" y no la sede de Nafarbide, si bien estas instalaciones albergarán a la empresa pública.

El capital social será de 3.000 euros, divididos en 3.000 participaciones sociales y ha apuntado que contará con órganos de gobierno centrada en la Junta General y el Consejo, cuyos miembros se elegirán, a mitades, entre el Gobierno y el Parlamento de Navarra.

Desde Navarra Suma, Javier García ha señalado que se trata de "otra agencia de colocación de PSN" y ha recordado que esa formación, a través de Guzmán Garmendia, "se oponía de manera tajante en la pasada legislatura a los nuevos peajes".

Ha recordado asimismo que tuvo conocimiento de una nueva sociedad "a través de la prensa" y ha lamentado "la falta de transparencia" por parte del consejero. Ha finalizado señalando que "no se comparte el fin ni el fondo de la creación de esta nueva empresa pública".

Desde el PSN, Jorge Aguirre ha apuntado que el mapa de carreteras de Navarra tiene "una situación lamentable" después de "años de dejación", con un plan de carreteras que "no se cumplió, con 200 acciones previstas de las que solo se realizaron 20".

Ante esta situación, ha destacado Aguirre, el acuerdo "del que se desvinculó Navarra Suma" que establecía "peajes en vías de alta capacidad y que lo recaudado vaya al mantenimiento de carreteras".

Por parte de Geroa Bai, Pablo Azcona ha declarado que esta sociedad "procura dar respuesta a las necesidades de las carreteras navarras en cuanto a conservación, explotación y obra nueva", así como a un cambio en la movilidad y la conservación de carreteras.

Ha pedido "decisiones distintas" en materia de carreteras porque "lo que se ha hecho hasta ahora ha tenido un resultado nefasto e insostenible", algo que, ha precisado, "afecta también al sector transporte en materia de seguridad".

Desde EH Bildu, Adolfo Araiz ha apuntado que "hay posibilidades en el sistema tributario navarro para albergar especificidades para el sector de transporte" y ha adelantado que habrá propuestas en ese sentido.

Sobre la empresa pública Nafarbide, ha recordado que debía ser "de capital 100 % público" y por ello comparte la propuesta aunque está sujeta a "estudiar y pulir, como es el objeto social" y que no se limite solo a estas cinco vías "y se pueda ampliar a otras".

Por último, desde I-E, Marisa de Simón ha considerado que el cobro a vehículos pesados "se haga desde una empresa pública es algo necesario" y ha pedido concreción "para comprobar que se reviertan en la mejora" del sistema de carreteras de Navarra.