Kideak, un programa experimental para la atención integral de jóvenes migrantes no acompañados

El Gobierno aprueba esta iniciativa destinada a personas de entre 18 y 23 años sin apoyo familiar en Navarra

01.02.2021 | 13:33
Unos niños refugiados miran desde la ventana de su habitación en un centro de acogida

El Gobierno de Navarra ha aprobado la implantación de un nuevo programa experimental para la atención integral de jóvenes migrantes sin apoyo familiar en Navarra. Bajo el nombre de Kideak ('Compañeros/as'), está dirigido a jóvenes de entre 18 y 23 años, nacidos en otros países, que no tienen redes familiares en la Comunidad Foral. Esta iniciativa se ha aprobado mediante Orden Foral del consejero de Políticas Migratorias y Justicia, Eduardo Santos, publicada en el Boletín Oficial de Navarra en su edición de hoy.

Según ha informado el Gobierno foral, el objetivo de Kideak, que se ejecutará en función de la disponibilidad presupuestaria, es atender hasta un máximo de 50 jóvenes, con la posibilidad de ofrecer alojamiento a un máximo de 35. Está pensado para jóvenes que acceden al sistema de protección como menores, pero que, durante el transcurso de la intervención, se comprueba que eran mayores de edad en el momento de su entrada al sistema.

También se incluye a quienes cumplen la mayoría de edad sin que haya dado tiempo a finalizar los procesos de tramitación de la tutela por parte de la Administración. Asimismo, podrán acogerse aquellos jóvenes de esas edades que, por diferentes motivos, no hayan llegado al sistema de protección de menores de la Comunidad Foral.

ACOMPAÑAMIENTO Y MENTORÍA SOCIAL

Plantea una intervención integral de acompañamiento que ayude a estos jóvenes a superar su situación de vulnerabilidad y las dificultades especiales que se encuentran en ámbitos como el empleo, la formación, la vivienda o el acceso a otros recursos. Contempla, además, la opción de ofrecer alojamiento de corta o media estancia a aquellos jóvenes que lo precisen. El objetivo es favorecer la vida autónoma en el entorno comunitario y su incorporación social, ha detallado el Gobierno.

Mediante planes individualizados, ha continuado, se fomentan procesos de autonomía que tomen como sujetos activos de su propio proceso de cambio a las personas jóvenes objeto de atención. Las metodologías empleadas se basan en el acompañamiento y la mentoría social y se contempla siempre cualquier intervención desde la perspectiva de género.

Además de acompañamiento, ofrecerá también apoyo en el ámbito psicológico y emocional; y complementará las actuaciones que se lleven a cabo en el marco del plan individualizado de atención con las medidas que, desde el Gobierno de Navarra, puedan implementarse en los ámbitos de competencias lingüísticas; educativo y formativo-laboral; social-relacional; y vivienda pública.

PRIORIZAR A LAS PERSONAS CON MAYOR VULNERABILIDAD

El acceso al programa se llevará a cabo mediante derivación por parte del Sistema de Protección de Menores, o a través de los servicios sociales de base, tras acreditar los requisitos para el acceso. Se priorizará a jóvenes en situación de mayor vulnerabilidad, y especialmente a mujeres víctimas de violencia de género.

Las personas que entren en el programa asumen el compromiso de participar, de manera activa, en el mismo durante un periodo de un año. No obstante, su salida podrá darse de forma anticipada si se consiguen los objetivos de autonomía; y también si no se cumplen, de forma reiterada, los compromisos adquiridos. La participación podrá ser ampliable de manera excepcional durante dos periodos de seis meses, hasta un máximo de dos años.

En esta primera fase, el programa Kideak tiene carácter experimental; por lo tanto, se tendrá en cuenta la evolución y desarrollo del mismo, prestando especial atención a los resultados e impacto alcanzados. El objetivo es poder incluirlo, en su momento, en la Cartera de Servicios Sociales.