El timo del exinquilino: una estafa de 7.000 euros

La Policía Nacional detiene a un joven que engañó a ocho personas fingiendo que alquilaba un piso en el que vivió

11.03.2021 | 00:14
El detenido usaba una llave que había guardado del piso.

De exarrendatario, a falso arrendador. La Policía Nacional ha detenido en Pamplona a un hombre de 28 años como presunto autor de un delito de estafa relacionado con el alquiler fraudulento de habitaciones e inmuebles, un timo mediante el que consiguió apoderarse de unos 7.000 euros de un total de ocho víctimas fingiendo que alquilaba un piso en el que había vivido con anterioridad.

Los hechos comenzaron el pasado mes de febrero, cuando la Oficina de Denuncias de la Jefatura Superior de Policía de Navarra comenzó a recibir denuncias con el mismo modus operandi. Las víctimas denunciaban que, tras poner un anuncio en una conocida web de alquiler de inmuebles buscando una habitación o un piso en alquiler, un hombre se ponía en contacto con ellas ofreciéndoles bien una vivienda o una habitación según la solicitud del anuncio.

Una vez producido el primer contacto, y en al menos cinco ocasiones, el detenido quedaba con las víctimas para enseñarles la vivienda. Esta resultaba ser un domicilio en el que había residido de alquiler y del cual conservó la llave donde, tras llegar a un acuerdo en la cantidad, los arrendadores le entregaban o ingresaban dinero por valor de la reserva, fianza y mes de alquiler siguiendo el proceso habitual de arrendamiento de inmuebles, oscilando entre los 400 y los 1.500 euros.

Una vez que recibía el dinero, el detenido bloqueaba a esos contactos de su teléfono móvil y cortaba con ellos toda comunicación sin llegar a producirse nunca el alquiler de la vivienda. En otros tres hechos se ha determinado que el detenido tenía acceso a llaves de otros inmuebles que conseguía de una empresa de reformas a la que al parecer tenía acceso de forma ilícita.

El Grupo de Delitos Económicos de la Brigada Provincial de Policía Judicial encargado de la investigación de este tipo de ilícitos penales detectó el mismo modus operandi en ocho hechos delictivos resultando que el posteriormente detenido contactaba con demandantes de alquiler cada semana o incluso varias veces a la semana "motivado por la aparente facilidad para conseguir dinero". El detenido, junto con las diligencias de investigación ha sido puesto a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia.