Libre con alejamiento el riojano que retenía a la fuerza a su pareja de Tudela

El juzgado de La Rioja se inhibió en favor del de Tudela y se le imputa detención ilegal, coacciones y amenazas

18.03.2021 | 00:20
Vista del Palacio de Justicia de La Rioja

pamplona – El varón que fue detenido la semana pasada en La Rioja después de haber retenido a su pareja, una mujer de la Ribera, y no dejarla abandonar la vivienda fue puesto en libertad por parte de un juzgado riojano cuando pasó a su disposición después de que hubiera sido arrestado. Una vez que se decretó su libertad, se dictó una orden de alejamiento y de prohibición de comunicación sobre el agresor, que deberá mantenerse lejos de su pareja y no podrá ponerse en contacto con ella mientras prosiga el procedimiento judicial que se está instruyendo. El juzgado riojano se inhibió en favor del juzgado de guardia de Tudela, por tratarse del lugar donde se originaron los hechos.

El hombre, de unos 40 años de edad, fue detenido en días pasados por efectivos de la Guardia Civil en La Rioja por retener a su pareja sentimental en contra de su voluntad en una vivienda del municipio de Albelda de Iregua. La había trasladado allí a la fuerza desde Tudela. El autor de los hechos es natural de Bilbao pero vecino de esta localidad riojana. El detenido fue puesto a disposición de la autoridad judicial por los delitos de detención ilegal, coacciones y amenazas y quedó libre con la medida cautelar ya mencionada.

La actuación se inició a las 02.00 horas del día 13, tras una llamada telefónica recibida en la Central Operativa de Servicios de la Guardia Civil en La Rioja. En ella se informaba de que una mujer se encontraba retenida en el interior de una vivienda. Dotaciones del Servicio de Seguridad Ciudadana que se trasladaron al lugar para constatar la veracidad de la información, por lo que una vez asegurada la zona procedieron a la liberación de la víctima y a la detención de su pareja sentimental.

AMENAZAS CONTINUAS El agresor, durante toda la actuación, se mostró desafiante y se negó a que su pareja abandonase el domicilio, llegando a amenazarla de muerte si presentaba denuncia contra él. La mujer de 43 años, una vez en dependencias oficiales manifestó que su pareja la había traído a la fuerza desde su localidad de residencia en Navarra. Aseguró que estaba retenida contra su voluntad y que tenía miedo de que pudiera matarla dado que la amenazaba continuamente con hacerlo si salía de la habitación.