3,5 años por robar dinero de un bar de Pamplona tras pugnar con la camarera

El acusado, pamplonés de 43 años reincidente, aceptó la pena al pagar los 165 € que sustrajo y aplicarle atenuante de toxicomanía

19.03.2021 | 01:01
Palacio de Justicia. Foto: Bergasa

Un pamplonés de 43 años, Mikel I.U, aceptó ayer una condena de tres años y medio de cárcel por un delito de robo con violencia después de que en noviembre de 2019 acudiera a un bar del barrio de la Txantrea y sustrajera una bolsa con parte de la recaudación después de forcejear con la empleada. El acuerdo fue posible después de que el Ministerio Fiscal rebajara la petición inicial de pena de 4 años y 11 meses y al contemplarle las atenuantes de drogadicción y de reparación del daño (por haber consignado en el juzgado la cantidad que sustrajo). También al acusado se le aplicó la agravante de reincidencia, puesto que cometió los hechos cuando ya tenía suspendida una pena para ingresar en prisión, puesto que en 2017 fue condenado por un robo similar en el mismo juzgado a 3,5 años de cárcel. Entonces se decretó la suspensión de su encarcelamiento para que se sometiera a tratamiento de desintoxicación y se le realizara posteriormente un seguimiento en un centro especializado. Precisamente cometió los hechos cuando aún no había finalizado dicho período de suspensión.

forcejeo por la bolsa Los hechos probados que recoge la conformidad que aceptó ayer fijan que el mediodía del 3 de noviembre de 2019 el encausado acudió a un bar de la calle Valtierra del barrio de la Txantrea de Pamplona y realizó varias consumiciones que no llegó a pagar. En un momento dado, y aprovechando que la empleada se encontraba montando la terraza, se introdujo en el interior de la barra del bar y se apoderó de una bolsa con dinero, que se hallaba guardada en un cajón y que contenía 165 euros en billetes de 5 y 10 euros. La camarera se percató de su acción y forcejeó con el acusado para evitar que se llevara la bolsa con el dinero. La mujer sufrió lesiones en un dedo y ansiedad relacionada con los hechos vividos.

una videollamada A LA PRISIÓN para conformarse El acusado aceptó los hechos ayer desde el centro penitenciario de Pamplona en el que se encuentra en prisión provisional. El contacto resultó toda una odisea, ya que fue necesaria una videollamada con un funcionario presente debido a que de manera simultánea se estaba realizando una videoconferencia en otro juzgado. Este tipo de comparecencias online están teniendo un nuevo impulso debido a que los protocolos anticovid fijan que cuando el preso tenga que salir al exterior para acudir a un juicio, tiene que pasar siete días en aislamiento al regresar a la cárcel.

una condena anterior

atraco con arma blanca en villava

En 2017. Al pamplonés condenado ayer en el Juzgado de lo Penal 4 ya se le impuso en el mismo órgano judicial otros tres años y medio de prisión tras alcanzar un acuerdo en junio de 2017. Entonces, fue condenado de conformidad después de que el 7 de abril de 2017, a las 11.15 horas, entrara en un establecimiento comercial de Villava con el rostro cubierto por un gorro y un buff. Una vez que cogió dos productos se acercó a la empleada, que se hallaba en la caja, momento en el que le puso un cuchillo de cocina con punta en el costado. Así, consiguió meter la mano en la caja registradora y apoderarse de unos 200 euros. Salió corriendo de allí tapándose la cara, arrojó el arma blanca a un contenedor y fue detenido un rato después por la Policía. Ya entonces se le contempló la atenuante de toxicomanía.