¿Cómo se puede saber si es coronavirus o un brote de alergia?

La principal diferencia es que mientras el covid-19 se manifiesta con fiebre, la rinitis alérgica y el asma no

05.04.2021 | 00:21
Una persona estornudando

La polinosis, o alergia al polen, es una enfermedad alérgica caracterizada por producir síntomas en las personas sensibles, que afecta principalmente a las mucosas respiratorias y síntomas oculares. Algo que "dificulta en muchos aspectos la vida diaria de los pacientes que la padecen, a la vez que lleva consigo un alto coste socioeconómico". Así lo explicó la jefa del Servicio de Alergología del Complejo Hospitalario de Navarra (CHN), Ana Tabar Purroy, quien apuntó que la alergia al polen ya es "un problema de salud pública", ya que en los países industrializados afecta a más del 15% de la población, incrementándose este porcentaje hasta un 30% entre los jóvenes.
 

LEA TAMBIÉN Los alérgicos al polen se han duplicado en la última década por la contaminación

Un diagnóstico que aumenta cada año y que durante la presente crisis sanitaria es incluso más problemático para la población general que puede confundir los síntomas de la alergia con los del coronavirus, a pesar de no ser estos iguales. La principal diferencia entre las dos patologías es que los brotes alérgicos no producen fiebre, mientras quienes contraen la covid-19 suelen presentar calentura.

Además, los síntomas de la rinitis alérgica son fundamentalmente de picor nasal, muchas veces asociado a picor de ojos, estornudos repetidos, destilación nasal acuosa y congestión nasal de instrucción más o menos brusca, apuntó Tabar. Asimismo, los síntomas alérgicos suelen remitir "con cierta rapidez" tras la toma de antihistamínicos.

Así, lo que nos debe hacer sospechar que es alergia, sobre todo si es debida a pólenes, es que los síntomas se recrudecerán cuando el paciente esté al aire libre y, mejorarán notablemente, cuando permanezca en sitios cerrados. Es ahí donde entraría el papel añadido de los tapabocas, que pueden mejoran la calidad de vida de los pacientes alérgicos. "Las mascarillas para evitar la exposición a los pólenes se vienen utilizando desde hace unos 30 años. Sin embargo, debido al rechazo que producían hasta el año pasado por el temor a que el resto de la gente pensara que podría tratarse de una persona infectada, se habían infrautilizado", explicó la jefa de Alergología.

Desde el Servicio recomiendan para este fin el uso de mascarillas homologadas, aplicaciones móviles que se nutren de la web del comité de aerobiología de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC), filtros antipolen en el coche o los purificadores de aire para interiores. En esta línea, la utilidad primordial de mascarillas en los alérgicos sería en aquellas zonas donde se producen de forma habitual niveles muy elevados de pólenes, debido a la abundancia de determinadas plantas en esa zona. No obstante, en Navarra las concentraciones de polen suelen ser moderadas.

Además de los antihistamínicos para los síntomas oculares y nasales, algunos síntomas aislados pueden ser la tos seca y la dificultad para respirar, algo que podría confundirse con la infección por covid, si bien con el asma tampoco tiene por qué haber fiebre.

Por otro lado, la inmunoterapia o vacunación antialérgica "debe considerarse siempre como una herramienta terapéutica de primer orden en el manejo de los pacientes alérgicos porque es el único tratamiento que puede modificar la evolución natural de la enfermedad alérgica", concluyó Tabar.

recomendaciones

Ventilación. Ventilar la casa por las mañanas, manteniendo el resto del día las ventanas cerradas, y evitando la formación de corrientes de aire.

Filtros de aire. Es aconsejable la utilización de filtros de aire, o sistemas de aire acondicionado.

Ventanillas del coche. Se recomienda viajar con las ventanillas cerradas.

Aire acondicionado. En caso de disponer de aire acondicionado en el coche, utilizarlo con el circuito cerrado.

Salidas al campo. Restringir las salidas al campo, en especial en días de tormenta o de fuerte viento. Al hacerlo, no olvidar tomar previamente su medicación.

Gafas de sol. El uso de las gafas de sol está recomendado.

Productos derivados. No está recomendada la ingesta de la miel o de productos derivados del polen.

Viajes recomendados. En caso de afección severa, es aconsejable el traslado a zonas marítimas en las fechas en que la sintomatología sea más intensa.