Identificados los restos de dos asesinados en Echálaz en 1937

Las víctimas son Joaquín Arroyo Alfaro y Tomás Salinas Beorlegui, asesinados tras ser sacados de la cárcel de Pamplona en marzo de 1937

13.04.2021 | 18:44
Técnicos de la Sociedad de Ciencias Aranzadi y voluntarios de Affna 36 y Txinparta trabajan en la fosa de Echálaz

Los restos encontrados en la fosa de Urbicain, en el señorío de Echálaz, en el valle navarro de Egüés/Eguesibar y exhumados en el verano de 2019, han sido identificados como los de Joaquín Arroyo Alfaro y Tomás Salinas Beorlegui, asesinados tras ser sacados de la Prisión Provincial de Pamplona el 9 de marzo de 1937.

El Gobierno de Navarra ha logrado la identificación de estos restos a través del banco de ADN público impulsado por el Instituto Navarro de la Memoria.

Hasta la fecha se creía que Joaquín Arroyo había sido asesinado en Etxauri y Tomás Salinas en Ororbia, informa el Gobierno Foral, que explica que la proximidad fonética entre Echálaz y Etxauri pudo provocar el equívoco en la transmisión oral del testimonio.

En Echálaz fueron exhumados diez cuerpos en dos exhumaciones, seis en septiembre de 2018 y cuatro en julio de 2019 (dos de estos últimos ahora identificados).

Después de cotejar los perfiles genéticos de los restos óseos con los de todas las muestras aportadas por los familiares al banco de ADN, se desconoce la identidad de los restantes. Se ha descartado que correspondan a ninguno de los asesinados el 9 de marzo de 1937 o en fechas próximas, al menos de los que se dispone de muestra de ADN.

Las últimas identificaciones genéticas han demostrado que en ocasiones las víctimas fueron asesinadas y enterradas en un lugar distinto al que se pensaba.
noticias de noticiasdenavarra