Desciende por primera vez en Navarra el número de casos causados por la variante británica

La transmisión del virus bajó un 22% la semana pasada respecto a la semana anterior - Salud desconoce el origen de la cuarta parte de los contagios - Recuerda que los vacunados aún pueden infectarse

21.04.2021 | 16:20
Atención a un paciente en la UCI del Complejo Hospitalario de Navarra

La circulación epidémica del SARS-CoV-2 en Navarra tiene un nivel bajo de intensidad, un nivel alto de gravedad y tendencia descendente. En el último Informe Epidemiológico del ISPLN, correspondiente a la semana del 12 al 18 de abril se han confirmado 1.250 casos por PCR o por antígeno (189 por 100.000 habitantes), lo que supone un descenso del 22% respecto a la semana anterior en la que se detectaron 1.592 casos por PCR o por antígeno (241 por 100.000 habitantes). El 73% de estos nuevos casos eran sintomáticos, y el 72% habían sido contactos estrechos de otros casos confirmados.

Descienden los contagios en el ámbito del domicilio, aunque es responsable de 50% de los casos, los que desconocen el origen de la infección que dan lugar al 25% de los casos, y los del ámbito social, que suponen el 18% de los casos. El ámbito laboral estuvo presente en el 4,6% y el escolar en el 1,0% de los casos.

Los diagnósticos de COVID-19 descienden en todos los grupos de edad, con descensos que van desde el 14% en el grupo de 35 a 54 años hasta el 32% en el de 55 a 74 años.

Las mayores tasas se registran en el grupo de 15 a 34 años (287 por 100.000), seguido por los de 5 a 14 años (218 por 100.000). La menor tasa se registra en mayores de 75 años (105 por 100.000), aunque su incidencia sigue siendo alta teniendo en cuenta sus consecuencias en hospitalizaciones y que es un grupo de edad parcialmente vacunado.

Disminuyen las tasas en las tres Áreas de Salud y se reducen las diferencias geográficas, El Área de Pamplona presenta 169 casos por 100.000 habitantes, la de Tudela 188 por 100.000 y la de Estella 187 por 100.000.

Esta semana se han confirmado dos casos en personas residentes en centros socio-sanitarios.


La mitad de las personas ingresadas en UCI tiene menos de 61 años


En la semana del 12 al 18 de abril descendieron los ingresos hospitalarios por COVID-19 de 120 a 98, se mantuvieron relativamente estables los ingresos en UCI atribuibles a COVID-19, que pasaron de 18 a 19 casos, y descendieron las defunciones por COVID-19 desde 13 a 4 fallecidos. La mitad de los casos hospitalizados tenía menos de 63 años y la mitad de los que ingresaron en UCI menos de 61 años.

En las últimas semanas, la extensión de la vacunación en algunos de los grupos de población más vulnerables y la creciente circulación de la variante británica del virus están cambiando el riesgo de hospitalización, ingreso en UCI y fallecimiento de los casos confirmados en función de la edad.

En los casos confirmados entre el 22 de febrero y el 4 de abril, el 8,1% requirió ingreso hospitalario, 15 por mil ingresó en UCI y 5,9 por mil falleció a causa del COVID-19. El riesgo de hospitalización entre los casos confirmados de COVID-19 se ha mantenido en mayores de 85 años (grupo que ha sido vacunado en las últimas semanas), pero se ha duplicado en el resto de los grupos de edad adulta, alcanzando el 4,5% entre los casos de 35 a 44 años, el 14,3% entre los de 55 a 64 años y el 41,9% entre los de 75 a 84 años. El riesgo de ingreso en UCI también se ha duplicado dentro de cada grupo de edad, y alcanza el 3,2% de los casos de 55 a 64 años y el 7,6% de los casos de 65 a 74 años.

99% variante inglesa: las medidas de prevención son eficaces para esta cepa


En el Complejo Hospitalario de Navarra se analizan los virus SARS-CoV-2 detectados semanalmente en Navarra para determinar la proporción de casos que presentan ausencia del Gen S, lo cual es altamente sugestivo de la variante inglesa (VOC 202012/01). En la semana del 12 al 18 de abril el porcentaje de virus que presentan esta característica se situó en el 99%.

Esta semana, por primera vez desde su introducción, el número absoluto de casos debidos a la variante británica desciende en Navarra, lo que demuestra, que las medidas de prevención que se han venido aplicando son también eficaces frente a esta variante. Los casos de esta variante requieren ingreso hospitalario con el doble de probabilidad que los de la variante clásica para un mismo grupo de edad, pero no se observa que el efecto de la vacuna sea menor frente a esta variante.

Efectividad de la vacuna para prevenir ingresos: mayor del 95%

Las estimaciones actualizadas de la efectividad de las vacunas en Navarra muestran una protección del 36% con una dosis y del 82% con dos dosis para prevenir casos sintomáticos del COVID-19. La vacuna de Pfizer tiene una efectividad del 23% con una dosis y 80% con dos dosis. La vacuna de AstraZeneca alcanza una protección del 44% con una dosis. La efectividad de la vacunación para prevenir ingresos hospitalarios por COVID-19 es del 68% para los vacunados con una dosis y mayor del 95% para los vacunados con dos dosis.

A partir de estas estimaciones de efectividad se puede estimar que desde el comienzo de la vacunación en Navarra se habrán prevenido por efecto directo de la vacuna unas 500 infecciones sintomáticas, más de 200 ingresos hospitalarios y más de 50 defunciones por COVID-19.

Las personas vacunadas todavía pueden adquirir la infección, y también, presentar formas graves, por lo que deben seguir manteniendo las medidas preventivas, aunque su riesgo de infección es mucho menor al de los no vacunados.


Por primera vez descienden los casos de la variante británica


Según concluye el Informe epidemiológico, descienden la transmisión, las hospitalizaciones y las defunciones por COVID-19. Por primera vez desciende el número de casos debido a la variante británica en Navarra, "lo que demuestra que las medidas de prevención son también eficaces frente a esta variante". Asimismo, se confirma una alta efectividad e impacto de la vacuna en Navarra.

noticias de noticiasdenavarra