alerta sanitaria

Coronavirus en Navarra hoy: bajan a 56 los ingresados por Covid, en otro día sin muertes y con 50 casos

Noáin, con 5, encabeza la lista de contagios por municipios, seguida de San Juan, Sarriguren y Mutilva

26.05.2021 | 01:42
Instalaciones de vacunación en la UPNA.

La semana comienza con un 14% menos de casos que la semana anterior (103-120)

Navarra detectó el martes 25 de mayo 50 nuevos casos de infección por Covid-19 entre las 2.202 pruebas realizadas, lo que deja una positividad del 2,3 %, según los datos facilitados por el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN). El lunes se detectaron 53 positivos, mientras que la semana pasada fueron 71 los contagios registrados en martes y hace 14 días fueron 66. Sigue a la baja por tanto la evolución de este dato epidemiológico en la Comunidad, registrando el segundo mejor dato en lectivo en mes y medio, 20 días después del final del estado de alarma. La semana comienza con un 14% menos de casos que la semana anterior (103-120).

La incidencia acumulada en los últimos 7 días baja de 60, mientras que en lo últimos 14 registra el mejor dato en 70 días, 130.

56 pacientes permanecían ayer ingresados por COVID-19 en los centros de la red hospitalaria de la Comunidad Foral, ocho menos que el día anterior. Ayer se produjeron cuatro nuevos ingresos relacionados con el coronavirus, ninguno de ellos en la UCI, y no se registraron nuevos fallecimientos por esta enfermedad. El número total de muertes confirmadas por esta causa en Navarra se mantiene en 1.182.

Ayer Noáin, con 5 positivos, encabezó el listado diario de casos por municipios y zonas de salud. Le siguieron el barrio pamplonés de San Juan, con 4, Sarriguren y Mutilva, con 3, y Ansoáin, Olazagutia, San Adrián y Tudela, con 2. Pamplona acumuló 10 contagios.





Sobre los nuevos contagios, por zonas, en Pamplona / Iruña y su comarca se registraron el 50% de los casos positivos, en el área de Tudela, el 17% y en el área de Estella-Lizarra, el 8%. Los demás positivos (25%) se reparten por otras zonas de Navarra.

En lo que se refiere a las y los profesionales sanitarios del Sistema Público de Salud afectados por COVID-19, según informa el Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea, en la actualidad hay cuatro positivos activos y en la última semana se han producido cuatro nuevos contagios. La plantilla está compuesta por casi 13.000 profesionales.

En cuanto a la distribución por franjas de edad de los nuevos casos registrados, el grupo mayoritario es el de 30 a 44 años, con un 31%; seguido del de 45 a 59 años, con un 23%. A continuación, se sitúan los grupos de 15 a 29 años y de menores de 15 años, ambos con un 17% respectivamente. Finalmente, se encuentran la franja de 60 a 75 años, con un 8%; y el grupo de mayores de 75 años, con el 4% de los nuevos contagios. La edad media de los nuevos positivos se sitúa en los 37,4 años.

Con respecto al género, el 58% de los casos son hombres y el 42%, mujeres.

Desde la perspectiva de la ocupación hospitalaria, según informa el Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea (SNS-O), tras el balance de ingresos y altas, 56 personas permanecen ingresadas con y por COVID-19 (ocho menos que el día anterior), 12 de las cuales se encuentran en puestos UCI (una menos que ayer) y otras seis en hospitalización domiciliaria (igual número que en la jornada anterior). Los demás, 38 pacientes, están en planta (siete menos que el día previo). Todas estas personas dieron positivo en una prueba PCR, sea esta infección o no el motivo de su ingreso hospitalario, y ocupan espacios COVID-19.

La incidencia acumulada de infecciones por el virus, según los reportes diarios, se sitúa en Navarra en 61.678 confirmados.

131.383 personas han completado su vacunación

En cuanto al proceso de vacunación, ayer se administraron 4.847 dosis, lo que eleva el número de vacunas administradas a 375.204, de las 396.645 recibidas hasta el momento en Navarra, tras la llegada hoy de un envío de 11.700 dosis de Pfizer. Las personas que han completado su vacunación hasta la fecha son 131.383, tras haber recibido ayer su segunda dosis 1.721 de ellas.

Los pacientes con fibrosis quística se incorporan al grupo 7 de la Estrategia de Vacunación

Las personas afectadas por fibrosis quística se han incluido en el grupo 7 (personas con condiciones de muy alto riesgo de sufrir enfermedad grave por COVID-19) de la Estrategia de Vacunación, así lo decidió ayer la Comisión de Salud Pública interautonómica.

Como al resto de personas integrantes de este grupo (excepto en el caso de Síndrome de Down), serán los servicios hospitalarios del CHN, del Hospital Reina Sofía de Tudela y del Hospital García Orcoyen de Estella-Lizarra quienes contactarán con estas personas (a partir de los 16 años) una vez se planifique su vacunación para proceder a la citación.

Como se recordará, Salud incorporó, el pasado 12 de abril, al proceso de vacunación, con dosis de RNA, al Grupo 7 llamado de "personas de muy alto riesgo de sufrir enfermedad grave por Covid-19".

Este grupo inicial estaba integrado por más de 5.000 personas con trasplante de progenitores hematopoyéticos; trasplante de órgano sólido y lista de espera para trasplante de órgano sólido; tratamiento sustitutivo renal (hemodiálisis y diálisis peritoneal); enfermedad oncohematológica; cáncer de órgano sólido en tratamiento con quimioterapia citotóxica; metastásico o con radioterapia por tumores de localización torácica con riesgo de neumonitis; inmunodeficiencias primarias; infección con el VIH con menos de 200 cel/ml, a pesar de Terapia Antiretroviral (TAR) eficaz y carga viral indetectable; y Síndrome de Down con 40 y más años de edad. Grupo al que ahora se incorporan las personas con fibrosis quística.

Informe epidemiológico: las mayores tasas en el grupo de 15 a 34 años

En el último Informe Epidemiológico del ISPLN, correspondiente a la semana del 17 al 23 de mayo se han confirmado se han confirmado 401 casos por PCR o por antígeno (61 por 100.000 habitantes),lo que supone un descenso del 23% respecto a la semana anterior en la que se detectaron 525 casos por PCR o por antígeno (80 por 100.000 habitantes). El 77% de estos nuevos casos eran sintomáticos, y el 71% habían sido contactos estrechos de otros casos confirmados.

El ámbito del domicilio es responsable del 48% de los casos, los que desconocen el origen de la infección fueron el 27%, y el ámbito social supone el 14% de los casos. El ámbito laboral estuvo presente en el 6,5% y el escolar en el 4,2% de los casos.

Predomina la tendencia descendente en todos los grupos de edad, salvo en mayores de 75 años en los que la incidencia se estabiliza a niveles bajos. Destacan los descensos de un 67% en el grupo de 65 a 74 años y de un 41% en el de 5 a 14 años.

Las mayores tasas se registran en el grupo de 15 a 34 años (91 por 100.000), seguido por los de 5 a 14 años (81 por 100.000). La menor tasa se observa en mayores de 75 años (17 por 100.000).

Descienden las tasas en las Áreas de Salud de Pamplona (57 casos por 100.000) y Estella (38 por 100.000), y se estabiliza en el Área de Tudela (66 por 100.000).

Esta semana no se han confirmado casos en personas residentes en centros socio-sanitarios.

Sin fallecidos

En la semana del 17 al 23 de mayo han descendido los ingresos hospitalarios por COVID-19, que pasaron de 33 a 22, y los ingresos en la UCI se mantuvieron en 3 casos. Por primera vez desde julio, esta semana no se produjeron defunciones por COVID-19.

La mitad de los casos hospitalizados tenían menos de 53 años y todos los que ingresaron en la UCI tenían menos de 60 años.

A pesar de la extensión de la vacunación el riesgo de hospitalización, ingreso en la UCI y fallecimiento siguen siendo altos entre los casos confirmados de COVID-19. En los casos confirmados entre el 5 de abril y el 9 de mayo, el 6,9% requirió ingreso hospitalario, 9,1 por mil ingresó en la UCI y 6,3 por mil falleció a causa del COVID-19.

El riesgo de hospitalización entre los casos confirmados de COVID-19 supera el 20% en mayores de 65 años y el 10% a partir de 55 años. El riesgo de ingreso en la UCI alcanza el 2,6% de los casos de 55 a 64 años y el 4,7% de los casos de 65 a 74 años. El riesgo de defunción supera el 2% desde los 65 años, el 6% desde los 75 años y el 11% en mayores de 85 años.

Vacunación: con dos dosis, 91% de efectividad para prevenir ingresos

En Navarra se observa una protección del 37% con una dosis de vacuna y del 82% con dos dosis para prevenir casos sintomáticos del COVID-19.

La efectividad de la vacunación para prevenir ingresos hospitalarios por COVID-19 es del 76% para personas vacunadas con una dosis y mayor del 91% para las vacunadas con dos dosis. Sin embargo, la efectividad de las vacunas para prevenir todas las infecciones incluidas las asintomáticas es algo inferior, del 30% con una dosis y del 66% con dos dosis, y por ello las vacunadas han de tomar precauciones adicionales para no infectarse y no contagiar.

Desde el comienzo de la vacunación en Navarra se estima que se han prevenido más de 800 infecciones sintomáticas, más de 500 ingresos hospitalarios, más de 40 ingresos en la UCI y más de 200 defunciones por COVID-19.

El Informe concluye que continúa el descenso de la incidencia de diagnósticos de infecciones por SARS-CoV-2, de ingresos hospitalarios y defunciones. En las últimas semanas la incidencia ha descendido considerablemente en todos los grupos de edad, aunque, matiza, "no es descartable que puedan producirse nuevas ondas epidémicas si el aumento de la interacción social rompe el balance de los factores mencionados, o si llegan a extenderse variantes que evadan el efecto de la vacuna".

Próximos cierres perimetrales en Navarra


El departamento de Salud del Gobierno de Navarra ya avanzó tras la caída del estado de alarma que a partir de ahora los cierres perimetrales se aplicarían a nivel municipal. Ayer por la mañana, los representantes del departamento presentaron en la Comisión de Salud del Parlamento foral la hoja de ruta actualizada de las medidas a aplicar en la que se recoge que aquellas localidades en las que se decrete el cierre perimetral volverán a tener unas restricciones de nivel de alerta 4: riesgo muy alto.

Este nivel de alerta conllevaría que dicho municipio se confine y vuelva a implantar el toque de queda (de 23.00 a 6.00 horas), cierre los interiores de sus locales de hostelería y las reuniones en los domicilios se limiten a los convivientes. Este endurecimiento de medidas, en localidades con altas incidencias, tendrá que ser aprobado en una orden foral y ratificado por el Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN), una vez que ya no existe el paraguas del estado de alarma.

El director general de Salud, Carlos Artundo, avanzó ayer la nueva hoja de ruta de Navarra, en la que se incluyen los cinco pasos a seguir para confinar un municipio. El primero, teniendo en cuenta la incidencia acumulada a 14 días: cuando se superen los 1.000 casos por 100.000 habitantes en pueblos de menos de 5.000 habitantes; por encima de 750 casos por 100.000 en localidades de entre 5.000 y 10.000 habitantes; y cuando se superen los 600 casos por 100.000 en municipios de más de 10.000 habitantes. El segundo paso sería tener en cuenta otro tipo de indicadores: se debería confinar un municipio si la trazabilidad está por debajo del 70%; con una positividad por encima del 10%; o cuando se detecta una alta prevalencia de cepas preocupantes. El tercer paso será la valoración cualitativa del departamento de Salud con los ayuntamientos implicados. Le seguiría el cuarto, que es el informe de Salud Pública y, por último, se llegaría al quinto paso que sería la aplicación de las medidas de "riesgo muy alto".

replantear la hoja de ruta La idea del Ejecutivo foral es ir rebajando los niveles de alerta de Navarra –ahora en riesgo medio– e ir adaptando las restricciones a estas situaciones. En este sentido, Artundo afirmó que antes del verano "habrá que replantear la hoja de ruta" tras analizar el impacto que tienen las últimas semanas de flexibilización de restricciones junto con la evolución de la vacunación, con el fin de plantear "el marco de las reglas de juego para el verano". Una de las maneras de contener la pandemia van a ser los confinamientos perimetrales de los municipios, una vez que no se plantea decretar más el cierre de toda la comunidad.

En cuanto a la flexibilización, el director general de Salud subrayó que tiene que ser "una apertura monitorizada" y "con mesura", aunque advirtió de que para "estar a salvo" hace falta "inmunidad colectiva a nivel mundial". Durante su comparecencia, Artundo comentó que ha sido y sigue siendo "fundamental el apoyo y la complicidad de los grupos parlamentarios" para luchar contra la pandemia, en la que "estamos bastante bien" por las vacunas, las medidas de prevención o el aprendizaje adquirido.

Medidores para confinar

Incidencia a 14 días por 100.000

Menos de 5.000 habitantes +1.000

Entre 5.000 y 10.000 habitantes +750

Más de 10.000 habitantes +600

Otros indicadores para confinar

Trazabilidad- 70%

Positividad +10%

Movilidad Alta/Media/Baja

Prevalencia de nuevas variantes




Relajación de medidas


Navarra va a ser seguir relajando restricciones de aquí en adelante. La idea es que cada 15 días se flexibilicen medidas en función de una situación epidemiológica en clara mejoría. No obstante, esta apertura va a ser "progresiva y prudente", tal y como lo defendió ayer el director general de Salud, Carlos Artundo, y la va a posibilitar el avance de la vacunación. En su comparecencia en el Parlamento foral, Artundo avanzó próximas flexibilizaciones en el sector de la hostelería y de la cultura, aunque no las detalló e instó a la prudencia: "Hay una sensación generalizada de cantar victoria antes de tiempo. No hay que precipitarse, ya la cantaremos entre todos".

Junto a él compareció también la consejera de Salud, Santos Induráin, que avanzó que "por primera vez el tiempo juega a nuestro favor contra el virus". "Estamos en disposición de anticiparnos y no precipitarnos para que este verano no sea fallido como el anterior", expresó la consejera. "Venimos de superar 4 olas de covid, un esfuerzo que tenemos que acabar de rematar. No podemos ahogarnos en la orilla, aunque todavía estamos en una travesía por aguas revueltas", apuntó Induráin. En este sentido, expresó su preocupación por las nuevas cepas de coronavirus que "siempre nos pueden sorprender y alterar nuestras previsiones". La consejera abogó por "no bajar la guardia" y preparar un "escenario de transición y flexibilización hacia un verano que no resulte fallido como el anterior".

En la comparecencia en el Parlamento, a petición de EH Bildu, Induráin también puso en valor que Navarra se encuentra en un momento en el que tiene a la pandemia bajo control: "Estamos marcando los tiempos a la pandemia en vez de que la pandemia nos los marque a nosotros. Cada vez tenemos más y mejores herramientas frente a ella". "La vacuna nos puede poner delante del virus, que siempre nos puede sorprender negativamente por las mutaciones, pero con este aprendizaje de lo vivido estamos en disposición de anticiparnos, que no es lo mismo que precipitarnos", señaló. Asimismo, recordó que la Comunidad Foral ha consolidado la tendencia a la baja de los contagios y que "se están encadenando las bajadas durante varias semanas, aunque a partir de ahora estaremos atentos a las diferentes situaciones no solo en contagios, sino en la repercusión en los hospitales".

Durante su intervención, Induráin también quiso recordar las cifras que ha dejado esta pandemia en Navarra: más de 1.000 personas han fallecido, cerca de 5.000 personas han sido hospitalizadas, 470 han estado en la UCI, y más de 71.000 se han contagiado con prueba de confirmación. Además, el departamento de Salud ha renovado a la mayor parte del retén de refuerzo de covid-19, según apuntó, 871 contratos distribuidos entre la atención primaria y hospitalaria "para seguir posibilitando la gestión de la pandemia y el merecido descanso vacacional de las plantillas".





Vacunación con AstraZeneca


La espera para los menores de 60 años vacunados con la 1ª dosis de AstraZeneca y pendientes de completar su pauta está muy cerca de terminar. Salud contactará a partir de mañana con este grupo de 21.000 navarros pertenecientes a colectivos esenciales a los que todavía le queda una segunda dosis del antídoto contra la covid-19, una inyección que en la Comunidad Foral se tiene previsto administrar a todos ellos durante el mes de junio.

CONTACTO GRADUAL A partir de mañana se realizará el envío de SMS a un primer grupo de 8.027 personas, y se continuará contactando progresivamente a lo largo del próximo mes con los casi 13.000 restantes.

En la primera tanda de mensajes Salud se comunicará con las personas que se desprogramaron en la primera semana de mayo y parte de la segunda, así como con los que no se desprogramaron y mantenían sus citas en la próxima semana.

Como en el caso del resto de los grupos que gestionan su cita para la vacunación por esta vía, la gestión se podrá realizar por teléfono, por internet a través de cita web o por la Carpeta Personal de Salud –en el caso de los que la tengan activa–.

En el proceso, lo primero será elegir con qué marca se escoge finalizar la inmunización: con sueros de Pfizer; o AstraZeneca tras firmar un consentimiento informado. En este último caso, primero se accederá al contenido del consentimiento. En ambos escenarios, tras la elección de la marca se podrá decidir la fecha y hora de la cita entre las disponibles.

La autorización para inocularse AstraZeneca –que será accesible a través de una dirección web en el propio SMS– deberá imprimirse para aportarla en el momento de recibir la vacuna, o bien se podrá firmar también en el punto de vacunación.

DOS GRUPOS DIFERENCIADOS Dentro del colectivo pendiente de recibir la segunda dosis, Salud diferencia dos grupos diferentes.

El primero lo forman las 13.827 personas que habían sido citadas inicialmente para la segunda dosis entre el 3 y el 30 de mayo. Éstas deberán gestionar su nueva cita dentro de las tres primeras semanas de junio, manteniendo siempre el criterio de que, hasta esa nueva fecha, no transcurran más de 16 semanas desde que recibieran la primera dosis.

En el segundo se encuentran el resto, que están citadas a partir del 31 de mayo y que deberán reajustar su fecha –y, en su caso, el lugar– de la cita debido a "motivos logísticos para optimizar el proceso de vacunación".

ENTRE 40 Y 49 AÑOS, LA 2ª QUINCENA DE JUNIO El proceso de vacunación continúa con la inoculación de dosis al grupo de 50 a 59 años y con la finalización de la pauta en las edades superiores. De esta manera y siguiendo el calendario de Salud, el grupo de navarros entre los 40 y los 49 años podrá comenzar a recibir dosis a partir de la segunda quincena de junio. continuar descendiendo a lo largo del verano en el resto de grupos de edad.






noticias de noticiasdenavarra