La mitad de los navarros dispone de algún título de Educación superior

Por 1ª vez hay más porcentaje de población adulta con título universitario o FP 2 que con solo la ESO o estudios inferiores - El 56% de entre 25 a 34 años tiene estudios superiores

19.08.2021 | 19:48
Un profesor de enseñanza de adultos ofrece explicaciones en una clase del Colegio José María Iribarren de Pamplona.

Casi la mitad de los navarros y navarras ha completado la Educación Superior, o lo que es lo mismo, dispone de un grado universitario o aprobó un grado superior de FP. Son datos que se desprenden de la última edición del Sistema Estatal de Indicadores de la Educación (2021), que reúne las principales estadísticas oficiales en esta materia y destaca un gran cambio en el nivel educativo de la población de 25 a 64 años desde el año 1992 hasta el 2020.

"En 2020, por primera vez hay mayor porcentaje de población adulta con Educación Superior que con la ESO o estudios inferiores", subraya la estadística. Concretamente, en Navarra, el 48,4% de la población de entre 25 y 64 años ha finalizado sus estudios universitarios o el Grado Superior de FP. Son 20 puntos más de los que disponen de estudios inferiores a la segunda etapa de Secundaria, o lo que es lo mismo, la gente que finalizó, o no llegó a hacerlo, la ESO y no estudió más, que representa el 28,8% de los navarros de la mencionada franja de edad. Los que tienen el Bachillerato o un Grado Medio de FP, también BUP y COU (asimilables al actual Bachillerato), en cambio, representan el 22,9%.

El porcentaje de población con estudios superiores es aún mayor si nos centramos en la franja de edad de 25 a 34 años, donde el 56,1% tiene un título universitario o un Grado Superior. Y desciende el número de personas jóvenes respecto a la población general que se quedaron en la ESO o antes. Aun así, suponen el 19,3% de los navarros de la mencionada franja de edad.

Supone la guinda a una tendencia clara en la evolución en el nivel educativo de la población adulta que observa un gran cambio. A nivel nacional, el número de personas de entre 25 y 64 años con solamente estudios de la ESO o inferiores se ha reducido drásticamente desde el año 1992 a la mitad, cuando el 76% se encontraba en esta situación, hasta el 37,1% del año 2020. Mientras tanto, se ha doblado el porcentaje de personas con un grado medio de Formación Profesional o Bachillerato –del 11,3 % al 23,2 %– y triplicado en el caso de los Estudios Superiores –del 12,8 % al 39,7%–.

Entrando a analizar el nivel de formación por sexo, más mujeres que hombres finalizan los estudios superiores, un 42,7% frente a un 36,7%. Una diferencia de 6 puntos porcentuales que se acentúa si solo tenemos en cuenta a la franja de edad correspondiente a los jóvenes, donde ellas superan a ellos por más de 10 puntos: el 53,5% frente al 41,3%. En relación a la población con estudios finalizados de la ESO o inferiores, el 40,2% de los hombres se encuentra en esta situación frente al 34% de las mujeres.

TASA DE OCUPACIÓN EN ASCENSO
El nivel de formación de la ciudadanía tiene un impacto directo en la actividad y el desempleo, de acuerdo al estudio recientemente publicado por el Ministerio de Educación. De esta forma, vemos cómo la tasa de actividad va en aumento conforme sube el nivel de estudios. Aunque la media en Navarra se sitúe en el 81,3%, aquellas personas que finalizaron la Educación Obligatoria pero no continuaron sus estudios tienen una tasa de ocupación del 69,5%, la segunda más baja de todo el Estado después de Asturias. Esa tasa de ocupación asciende al 79,6% en las personas que finalizaron la segunda etapa de la Educación Secundaria (Bachillerato o Grado Medio de FP), y finalmente, aquellas personas con Estudios Superiores presentan la tasa más alta de todas, un 89,1% de ocupación.

IMPACTO DIRECTO EN EL PARO

Y respecto al desempleo, en 2020 el 9,1% de la población activa de la Comunidad Foral de 25 a 64 años está en paro. La tasa se incrementa hasta el 15 % si solo se considera las personas que tienen estudios primarios o ESO, y se reduce hasta el 6,3% en el caso de las personas con algún título superior. En 2020 se interrumpió la tendencia positiva de los últimos años, por el impacto de la pandemia en el mercado laboral, observándose este efecto en todos los niveles de formación.

Para el conjunto de población de la correspondiente franja de edad, en general en todas las comunidades autónomas las tasas de desempleo de las mujeres son mayores que las de los hombres. En Navarra, un 9,4% de las mujeres de entre 25 y 64 años se encuentra en situación de desempleo, frente al 8,9% de los hombres. Esas diferencias se acentúan conforme desciende el nivel de estudios, y se reducen conforme va aumentando. De esta forma, el 18,7% de las mujeres con la ESO o estudios inferiores está en paro, frente al 12,9% de los hombres; pero en el caso de las personas con estudios superiores, los datos se invierten en Navarra, única comunidad junto a Baleares en la que el porcentaje de mujeres en desempleo con estudios universitarios o Grado Superior de FP es menor al de los hombres, un 5,8% para ellas frente al 7% de ellos.

LOS INGRESOS TAMBIÉN VARÍA

Del mismo modo que el nivel de estudios de la población tiene un impacto directo en las tasas de ocupación y de desempleo, los ingresos laborales que perciben los ciudadanos también se ven incrementados a medida que lo hace también el nivel de formación. Según los datos del Ministerio, los ingresos laborales medios de la población española en el año 2018, último año cuyos datos aparecen en el informe, fueron de 15.417 euros.

Sin embargo, las personas con la ESO perciben 11.448 euros anuales de media, mientras que las personas con FP ingresan más, 13.607€ los de Grado Medio (también los que se quedaron en Bachiller), 15.657€ los de Superior. Las personas que más ingresan son aquellas que tienen un título universitario, como una diplomatura o un grado, que ganan 18.113 euros anuales. Y bastante más alejados del resto de la población española se encuentran aquellos con Máster o Licenciatura universitaria, que llegan a alcanzar los 24.608€.

Se observa asimismo una gran brecha en las rentas de las personas según sus estudios, pero la diferencia se agranda separando los datos entre hombres y mujeres. En todas las franjas de edad y en todos los niveles de estudios, ellos ganan más que ellas: 3.000 euros de media de diferencia entre los que tienen estudios de la ESO o inferiores, brecha que se agrava a los 8.000 euros entre aquellos con estudios universitarios.

noticias de noticiasdenavarra