4.400 alumnos de primer año comienzan sus estudios en las universidades navarras

El 55,2% del alumnado de nuevo ingreso es navarro (1.656 en la UPNA y 634 en la UN)

01.09.2021 | 00:38

Cerca de 4.400 estudiantes de primer año comenzarán este miércoles sus estudios de grado de forma completamente presencial en las universidades de la Comunidad Foral, de los cuales 2.296 son navarros –un 55,2% del total–. La Universidad Pública de Navarra (UPNA) ofrece este curso 2021-22 un total de 2.045 plazas de nuevo ingreso, 25 más que en el curso anterior, que serán ocupadas por 1.656 estudiantes navarros frente a un 19% del alumnado procedente del extranjero y de otras comunidades autónomas del Estado. Por su parte, la Universidad de Navarra (UN), acogerá a 2.341 estudiantes de primer año entre los campus de Pamplona y Donostia, si bien el proceso continúa abierto, esto supone un incremento respecto al curso pasado de 79 alumnos. El alumnado de la UN es principalmente de fuera de la Comunidad Foral –solo un 27,1% son navarros– y es la comunidad extranjera la que tiene una mayor presencia en comparación, con un 29,1% del alumnado procedente, principalmente, de México, Estados Unidos, Perú, Ecuador, Panamá, Colombia y Filipinas.

En el cómputo global de todos los estudiantes de grado, la UPNA tendrá en sus aulas a 7.560 estudiantes repartidos en 25 grados, y a otros 1.300 alumnos entre los 27 másteres, un doble máster, 15 programas de doctorado, y una treintena de títulos propios. Por otro lado, serán más de 8.900 las personas las que estudiarán en uno de los 37 grados que ofrece la UN este curso, una cifra que se eleva hasta los 12.700 alumnos teniendo en cuenta los que cursarán los 40 másteres y los 19 programas de doctorado.

Además del número de matriculas, el de preinscripciones también ha subido en ambas instituciones. Así, la UPNA ha alcanzado este año una cifra récord ya que se han superado en 825 las solicitudes respecto al año precedente y se ha llegado a rozar las 10.000 –una subida del 9% en grado y del 19% en máster–. De la misma forma, la UN, había recibido a finales de la semana pasada 6.243 solicitudes de admisión para estudiar alguno de sus grados, lo cual supone un incremento por tercer año consecutivo. En las mismas fechas hace dos años se recibieron 4.835 solicitudes, mientras que el curso pasado fueron 5.289. Con un nivel de ocupación alto en los diferentes grados, la UN ha apostado este curso por un mayor grado de selección de los candidatos, que este año se han tenido que someter a una entrevista personal como parte de las pruebas de admisión.

En cuanto a la Universidad de Navarra, cabe destacar el aumento de solicitudes en la Escuela de Arquitectura, de 248 a 333 (un 34% más); en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales, de 571 a 726 (27%); en la Facultad de Farmacia y Nutrición, de 269 a 321 (19%); en la Facultad de Derecho, de 361 a 437 (21 %) o en ISSA School of Applied Management, de 73 a 110 (51%). En este último caso coincide con la creación de una nueva titulación, el Grado en Gestión Aplicada / Bachelor in Applied Management que ha tenido una "muy buena acogida en los futuros alumnos", indicó el centro. En la Facultad de Medicina el aumento de solicitudes también se ha producido, pasando de 1.215 en el curso 2020-21 a 1.554 (28%).

Un incremento de solicitudes de admisión en el que ambas universidades creen que ha influido positivamente la apuesta por la presencialidad total en ambos centros a la hora de comenzar un nuevo curso, todavía con la pandemia a cuestas. En este sentido, tanto la UPNA como la UN seguirán ofreciendo docencia remota al alumnado que no pueda ir a clase por motivos sanitarios –confinamientos por positivos o contactos estrechos– o por retraso en la llegada desde otros países.

Protocolo covid Tal y como ocurriera el año pasado, las universidades han puesto en marcha para este curso 2021-22 un protocolo de medidas sanitarias destinadas a evitar al máximo la transmisión del coronavirus y para garantizar la seguridad de toda la comunidad universitaria.

En el caso de la UPNA, la principal diferencia respecto al curso pasado está en la distancia interpersonal de seguridad en aula, que se reduce a 1,2 metros. Esta novedad ha permitido encajar todos los grupos docentes en las aulas, sin necesidad de recurrir a las aulas espejo que utilizamos el curso pasado. Se trataba de un total de 46 aulas dotadas de un sistema de cámaras, micrófonos y altavoces para que, en caso de aforo completo del aula habitual, el alumnado restante acudiera al aula espejo y pudiera seguir la clase en directo e intervenir a través de un chat.

El resto de medidas en aula –higiene de manos, uso obligatoria de mascarilla y ventilación– se mantienen en los mismos términos que el curso anterior en ambos centros.

noticias de noticiasdenavarra