El Gobierno de Navarra revisará los requisitos de las becas universitarias

Se reciben entre 5.100 y 5.300 solicitudes cada año en la Comunidad foral

21.10.2021 | 10:19
Alumnos de la Universidad de Navarra hablando en la entrada de la Facultad de Derecho.

El Gobierno de Navarra ha encargado a la UPNA un estudio sobre los requisitos actuales para acceder a las becas universitarias que otorga la Administración foral, y analizar así la posibilidad de introducir cambios para ajustar los umbrales a la realidad socieconómica actual de la población navarra.

Así lo ha señalado el consejero de Universidad, Innovación y Transformación Digital, Juan Cruz Cigudosa, en el pleno de control que celebra el Parlamento foral este jueves, donde ha defendido la actual como "una buena política de becas", que descansa en tres ejes, el primero de ellos el deseo de "aumentar el número de personas a las que podemos llegar a facilitar" la beca, para lo cual se ha encargado el estudio al Instituto INARBE de la UPNA.

El segundo eje es "facilitar en la medida de lo posible que la gente estudie en Navarra. Queremos fijar talento, no tiene coherencia predicar que hay que retener talento si no se demuestra con políticas", ha dicho para zanjar que el tercer pilar es "la empleabilidad", basada en la "equidad" más que en la "meritocracia".

La conclusión ha llegado tras exponer Cigudosa la situación actual del sistema de becas en Navarra, complementario al del Estado, aunque el propio cuenta con 4 umbrales en las de grado y máster por 3 umbrales que contempla el Ministerio de Educación.

Las becas navarras son complementarias al sistema nacional, y cubren los conceptos de matrícula, residencia, comedor, desplazamiento, además de contemplar un apartado especial referido al rendimiento académico, una ayuda extraordinaria, y una ayuda para la digitalización de alumnado enmarcado en el umbral 1.

Ha repasado el histórico de los datos para analizar cómo ha resultado la política de becas en los últimos años, de forma que si tradicionalmente se reciben entre 5.100 y 5.300 solicitudes cada año, aunque este año se han alcanzado las 6.126, ha dicho tras señalar que en otras ocasiones del total de solicitudes recibidas el Gobierno de navarra llega a abonar entre el 30 y 40 %, ya que hay personas a las que les concede pero optan por la estatal.

Ha subrayado también las principales novedades incorporadas en esta convocatoria, que se suman a las incluidas el año anterior, como la flexibilización de los requisitos académicos, y la incorporación de una nueva ayuda destinada a colaborar con los gastos que asume el estudiante para su adaptación a las metodologías de enseñanza y aprendizaje digital para solicitantes que estén encuadrados en el umbral 1 de renta.

También, la agilización de la tramitación, el mantenimiento de las ayudas económicas a las universidades navarras para compensar los gastos extraordinarios incurridos por estas en concepto de ayudas económicas a sus estudiantes navarros por deterioro de la situación económica derivada del Covid-19, o el "descenso gradual de las tasas universitarias" para "garantizar que ningún estudiante abandone sus estudios por motivos económicos", ha dicho tras señalar que en tres años se van a bajar el 7,14 % hasta igualar a las de 2011.

En el turno de los grupos, el interpelante, Ángel Ansa (Navarra Suma) ha criticado una política de becas que "no responde a las necesidades de los estudiantes navarros", además de pagarlas al finalizar el curso y con su cuantía congelada, ha lamentado para añadir el "incumplimiento" de su intención de que las tasas del primer curso sean cero.

El socialista Javier Lecumberri se ha mostrado "especialmente orgulloso por el trabajo que se está haciendo" en este terreno, tanto por el Gobierno navarro como por el estatal, aunque ha dicho entender la posición "de una oposición que siempre pide un poco más".

Coincidentes han sido los argumentos de Geroa Bai y EH Bildu, al coincidir María Solana y Arantza Izurdiaga en abogar por la transferencia de las políticas de becas para Navarra, que "responda a la realidad del territorio y a nuestro propio ecosistema universitario".

Ainhoa Aznarez (Podemos) ha reivindicado también lo realizado en este terreno en la anterior legislatura, mientras que Marisa De Simón (IE) ha defendido tanto la calidad del sistema universitario como el acceso universal al mismo, lo que conlleva en último extremo el acceso gratuito a la universidad, pasando por ahora por la bajada de tasas y por una financiación pública de las universidades.
noticias de noticiasdenavarra