Navarra otorga 50.000 a un proyecto para ayudar a migrantes en Mediterráneo

A través de la convocatoria urgente de subvenciones para acciones humanitarias en Europa, de la Dirección General de Políticas Migratorias

04.11.2021 | 10:07
El nuevo buque insignia de la ONG Open Arms, en Burriana.

El Gobierno de Navarra, a través del Departamento de Políticas Migratorias y Justicia, ha concedido una subvención de 50.000 euros a un proyecto de la Fundación PROA (Pro-Activa Open Arms) que tiene como objetivo ayudar a personas migrantes en riesgo de naufragio en el Mediterráneo.

La subvención proviene de la convocatoria urgente de subvenciones a entidades de iniciativa social sin ánimo de lucro para proyectos de actuaciones humanitarias en el ámbito del refugio y las migraciones en Europa que, el pasado mes de septiembre, convocó la Dirección General de Políticas Migratorias.

En concreto, el proyecto subvencionado es el denominado 'Protección por presencia, rescate humanitario y comunicación de emergencia en el Mediterráneo Central. Misiones 86 y 87'. El objetivo de esta iniciativa es proteger a las personas migrantes en riesgo de naufragio, en las zonas SAR (Áreas de Búsqueda y Rescate) del Mediterráneo Central, con carácter de emergencia humanitaria. Al mismo tiempo, la Fundación pretende denunciar "la situación de desprotección de los derechos humanos que se vive en el Mediterráneo y en sus fronteras".

Según ha informado el Gobierno de Navarra, la convocatoria urgente de subvenciones ahora resuelta tenía como objetivo subvencionar actuaciones humanitarias, orientadas a la asistencia en situación de emergencia o de grave e inminente riesgo, de personas en ruta migratoria en Europa, haciendo hincapié en los colectivos más vulnerables (infancia y mujeres).

La directora general de Políticas Migratorias, Patricia Ruiz de Irízar, ha destacado el reconocimiento del Gobierno foral al "enorme esfuerzo" que las organizaciones humanitarias realizan con sus actuaciones en situaciones de emergencia. "Esta convocatoria urgente tenía como principal objetivo proteger la vida de las personas más vulnerables, que es con las que organizaciones como Fundación PROA trabajan", ha subrayado.

DOS MISIONES DE RESCATE

El proyecto subvencionado, 'Protección por presencia, rescate humanitario y comunicación de emergencia en el Mediterráneo Central. Misiones 86 y 87' incluye 2 misiones entre septiembre y diciembre de 2021 en las aguas internacionales del Mediterráneo central. Una zona donde, en lo que va de año, han muerto ahogadas más de 1.300 personas, en su intento por alcanzar Europa a través de la ruta migratoria más peligrosa del mundo, según datos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

En los meses de verano, el velero Astral llevó a cabo varias misiones con tareas de observación, vigilancia y denuncia, en las que rescataron y asistieron a más de 650 personas a la deriva cerca de la isla de Lampedusa. Desde la Fundación PROA se destaca que, entre esas personas, se incluían mujeres embarazadas, niñas y niños e incluso varios bebés.

La convocatoria urgente lanzada en septiembre era la continuación de la lanzada en el mes de abril, a la que pudieron presentarse proyectos de Actuaciones de Emergencia Humanitaria orientados a la asistencia en situación de emergencia o de grave e inminente riesgo, de personas en ruta migratoria en Europa.

En aquella convocatoria de abril, la ONG Salvamento Marítimo Humanitario (SMH) logró una subvención de 49.685 euros para su proyecto Maydayterraneo, de actuaciones con el buque Aita Mari. Dicho buque realiza misiones de búsqueda y rescate en el Mediterráneo Central, prestando auxilio a las embarcaciones de migrantes que lo necesiten: bien dando chalecos y provisiones, o bien embarcando a las personas migrantes en el Buque de rescate y llevándolas a puerto de forma segura.

También fue merecedora de una subvención, en este caso por valor de 50.000 euros, un proyecto de alimentación digna y saludable para personas refugiadas de la ONG Zaporeak Solidarios Garapenerako Elkartea. Dicho proyecto se dirige a personas alojadas en el nuevo Kara Tepe, en Lesbos (Grecia), a las que se entregarían al menos 2.000 raciones cocinadas diarias de comida sana y nutritiva. Además, se realizan repartos masivos de comida seca a las 7.000 personas habitantes del campo, así como complementos nutricionales semanales de leche y fruta.

noticias de noticiasdenavarra