Salud prevé la jubilación de 415 facultativos en seis años

189 pertenecen a Atención Primaria y 226 a Atención Hospitalaria

24.12.2021 | 00:27

PAmplona – El departamento de Salud del Gobierno foral prevé la jubilación de 415 facultativos en los próximos seis años, de los cuales 189 (el 45,5%) pertenecen a Atención Primaria y 226 (el 54,5%), a Atención Hospitalaria y resto. Además, a lo largo de este año 2021 se han jubilado un total de 33 en la sanidad pública, de los que 21 correspondían a Primaria.

Por años, el ejercicio en el que más médicos alcanzarán la edad de jubilación –65 años– es 2024, con 86; seguido de 2023, con 75; 2025, con 73; 2027, con 63, y 2022 y 2026, con 59 facultativos cada año.

Como señalaban recientemente desde el Colegio de Médicos, el porcentaje de colegiados jubilados en Navarra respecto a los que están en activo va en aumento. Al respecto, señalaron que los 67 que se jubilaron este año –tanto del sector público, como del privado– forman parte ya de la Vocalía de Médicos Jubilados, que en la actualidad suma un total de 842 facultativos, lo que supone el 18,5% de los 4.536 profesionales colegiados.

Una de las medidas que propuso el miércoles el Gobierno central para hacer frente a la sexta ola de la covid-19 era precisamente la contratación de personal sanitario jubilado y prejubilado, una medida que además recibió el aplauso de la presidenta de Navarra, la socialista María Chivite. De hecho, actualmente el Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea (SNS-O) tiene contratadas a 14 enfermeras y dos médicos jubilados.

Por otro lado, cabe recordar que al inicio de la pandemia 63 médicos jubilados respondieron al llamamiento que hizo el Colegio de Médicos y se inscribieron en un listado para reforzar al personal que trabajaba en primera línea frente a la covid-19, si bien Salud finalmente contrató a seis (uno de Medicina Interna y cinco de Atención Primaria).

problema estructural La falta de profesionales sanitarios en general y de médicos en particular, especialmente de Medicina de Familia y de Pediatría, es un problema estructural y multifactorial que viene de atrás y que, como reconoció el martes en el Parlamento la propia consejera de Salud, Santos Induráin, "posiblemente costará tiempo solucionar".

Para ello, un eje básico de la política de recursos humanos de Osasunbidea es "no solo fidelizar la plantilla de facultativos y otras profesiones, sino también trabajar para un relevo generacional", indicaron desde el departamento. Así, además de ampliar la oferta de plazas MIR –desde hace dos años, por ejemplo, se han duplicado los médicos en formación de Medicina de Familia, pasando de 20 a 40–, el SNS-O ha logrado retener en el último año a tres de cada cuatro MIR. Así, de los 92 profesionales que completaron su periodo de formación, contrató a 70 y, además, a otros 30 médicos de otras comunidades. No obstante, estas cifras siguen siendo insuficientes. La estrategia de Salud contempla, asimismo, intensificar las Ofertas Públicas de Empleo (OPE), priorizando las plazas de Medicina, especialmente las de los centros de salud, pero también una reorganización de los recursos existentes.

Noticias relacionadas

noticias de noticiasdenavarra