Detenido por agredir a su pareja y retenerla encerrada en una habitación

El agresor ya había sido detenido anteriormente por agredir a otra pareja con la que mantuvo una relación

16.02.2022 | 13:33

La Policía Nacional de Soria ha detenido a un varón de 22 años por agredir a su pareja y retenerla, contra su voluntad, en la habitación cerrada con llave de un piso, según han informado desde la Subdelegación del Gobierno en Soria.

Además, le tenía retenido el móvil y cuando la joven salía a la calle siempre lo hacía en la compañía del detenido.

El presunto autor, que ha entrado en prisión, podría ser catalogado como agresor persistente ya que había sido detenido anteriormente por agredir a otra pareja sentimental.

Inicio de la investigación 

Los hechos ocurrieron el pasado jueves 10 de febrero cuando una persona se presentó en la Comisaría de la Policía de Soria, con gran estado de nerviosismo y preocupación, porque llevaba más de un día sin poder comunicar con su hija, de 18 años, y le era imposible localizarla.

Los agentes comenzaron las investigaciones en aras a la localización de esta joven, por lo que pudieron averiguar que estaba retenida contra su voluntad en un piso y que habría sido agredida.

La Policía Nacional identificó al presunto autor, un varón de 22 años, y se inició la búsqueda de ambos con la colaboración de la Policía Local. 

Las detenciones 

Una patrulla de la Policía Local localizaba unas horas después a dicha persona en una calle del centro de la ciudad, procediendo a su detención y traslado a la Comisaría de Policía Nacional.

La víctima se localizó a los pocos minutos, en un estado de gran nerviosismo, en buen estado de salud, aunque con signos de haber sido golpeada, por lo que se le trasladó a dependencias policiales, iniciándose el protocolo de protección integral para víctimas de violencia de violencia de género.

Controlador y autoritario 

Los dos jóvenes habían iniciado una relación sentimental a inicio de este año y llevaban unos días conviviendo en el domicilio del joven, que era un piso deshabitado.

La relación comenzó a deteriorarse ya que él se mostraba controlador y autoritario, no permitiéndole vida social, supervisando sus comunicaciones telefónicas, aislándola poco a poco.

La situación se agravó, comenzaron los insultos y amenazas, hasta llegar a las agresiones, llegando en una de ellas a partirle una pieza dentaria.

El presunto autor de los hechos llegó a encerrarla en el domicilio e incluso en una habitación de la casa en contra de su voluntad. Él tenía en su poder constantemente la llave de la habitación en la que la cerraba y cuando salía a la calle siempre era en su compañía. Además, le tenía retenido su teléfono móvil que podía usarlo en su presencia.

Detención ilegal, lesiones y amenazas 

La Policía Nacional investiga al detenido por los delitos de detención ilegal, lesiones, amenazas y dos delitos de malos tratos en el ámbito familiar-violencia de género. Esta persona ya había sido detenida con anterioridad por otro delito de violencia de género al agredir a otra pareja sentimental.

Para completar la investigación, los funcionarios policiales, con la autorización de la autoridad judicial, realizaron una diligencia de entrada y registro en el domicilio del presunto autor para intentar obtener elementos relacionados con esos delitos.

El detenido fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de esta capital que decretó su ingreso en prisión.

noticias de noticiasdenavarra