El aceite de girasol comienza a escasear en algunos supermercados navarros por la guerra de Ucrania

Solo dejan adquirir entre uno y cinco litros por persona, dependiendo del establecimiento - "Están viniendo muchos más clientes a por aceite de girasol por si escasea y también a por aceite de oliva porque está subiendo de precio", constatan

06.03.2022 | 16:23
Imagen de un supermercado navarro, con la estantería de aceite de girasol casi vacía.

El ataque de Rusia a Ucrania, así como las sanciones impuestas por Occidente, tendrá consecuencias también en Navarra. Una de ellas comienza a percibirse en los supermercados de la Comunidad Foral. Mercadona, Makro, Carrefour y Consum, entre otros, ya racionan la venta de aceite de girasol y semillas. Los consumidores temen el desabastecimiento o encarecimiento de este producto, lo que ha disparado sus compras en los últimos días según las distribuidoras. De hecho, establecimientos en Navarra de cadenas como Carrefour o Consum han comenzado la semana viendo como las baldas del aceite se encontraban, en algunos casos, casi vacías.

SABER MÁS Una empresa navarra con más de 800 empleados anuncia un ERTE por la guerra en Ucrania
SABER MÁS Alertan de una posible crisis de hambre a nivel mundial sin precedentes 

En el caso de Mercadona, ya existe la limitación y se informa en la web y tiendas de la cadena. Los clientes solo podrán comprar hasta cinco litros de aceite de girasol y semillas por persona y día, cifra idéntica a la establecida por Carrefour. Consum comenzó a racionar la venta este sábado (dos botellas por cliente). Y Makro, que vende a empresas y es uno de los grandes proveedores de la hostelería, restringe la compra también a una botella por cliente y día, según ha comunidad en una nota de prensa.

"Estamos notando que viene más clientes a comprar aceite de girasol, sobre todo, extranjeros, en especial chinos, que utilizan mucho este tipo de aceite para cocinar", explica en Pamplona una empleada de Consum, quien también advierte de que el aumento de la demanda se extiende también al de oliva. "La gente ve que el precio está subiendo porque se está trasladando rápidamente la subida de los carburantes a todo tipo de artículos, entre ellos el aceite de oliva, y en previsión de se encarezca más opta por comprar más para almacenar". No obstante, algunos establecimientos han pedido más cantidad de la habitual en previsión de que aumente la demanda.

No todas las cadenas de supermercados están restringiendo la compra de aceite de oliva, pero algunos de ellos si advierten de posibles problemas de abastacimiento a partir de la semana que viene. "Nosotros admitimos encargos de garrafas de cinco litros para la semana que viene, pero no garantizamos que podamos servirlo porque los proveedores ya nos han comunidad que existen problemas", explican en un establecimiento de Dia, empresa que sufre también en su cúpula las consecuencias del conflicto. El magnate Mijaíl Fridman y su socio Petr Aven se han apartado de la gestión del grupo de inversión LetterOne, que controla el 77% de la cadena de supermercados Dia, tras ser incluidos esta semana en la lista de oligarcas sancionados por la Unión Europea por sus vínculos con el Kremlin.

UN PRODUCTO IMPORTADO Y EL PRIMERO QUE SUFRE LIMITACIONES

Una cuarta parte de las importaciones de este producto provienen de Ucrania y los consumidores, ante el miedo de desabastecimiento o encarecimiento, han disparado sus compras. Pese a esta primera limitación de un producto alimentario a causa de la invasión de Ucrania por tropas rusas, el sector considera que la situación está bajo control. "Se trata de un producto muy concreto, no de todas las cosas que vienen de Ucrania. Además, el problema no es que haya desabastecimiento, sino el comportamiento del consumidor", precisan fuentes de la industria.


De hecho, la Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados (Asedas) ha señalado esta semana que algunas empresas de distribución alimentaria están adoptando medidas de limitación de venta de aceite de girasol debido al "comportamiento atípico del consumidor que se ha producido en las últimas horas". En un comunicado, la asociación ha aclarado que la "demanda anómala" afecta a un número "muy limitado" de productos relacionados con el aceite de girasol procedentes de Ucrania y "existen alternativas tanto de origen como de producto".

"España es primer productor mundial en varias de las familias de productos que componen las categorías de grasas vegetales", ha explicado Asedas, que también ha añadido que la cadena alimentaria española es "extraordinariamente eficiente y tiene suficiente capacidad para proveer al mercado de dichos productos". Por último, ha recordado que las instituciones europeas, el Gobierno y los sectores más directamente afectados "están adoptando medidas para paliar esta situación concreta".

EL GRANERO DE EUROPA


Según datos recogidos por El Economista, Ucrania no solo es el primer exportador de girasol y aceite de girasol del mundo, además, es el segundo productor de cebada y cuarto exportador mundial. El país ucraniano también es el tercer mayor productor y cuarto mayor exportador de maíz del mundo, el quinto de centeno y el octavo en exportaciones de trigo.

Según datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, "Ucrania es uno de los principales exportadores de trigo, maíz, girasol, harina y aceite de girasol. La paralización de sus ventas al exterior ha impactado en las cotizaciones internacionales de materias primas destinadas a la alimentación animal".

España "importa de Ucrania anualmente una media de 2,7 millones de toneladas de maíz, el 22% de las importaciones españoles y es el segundo proveedor después de Brasil. También importa 233.000 de toneladas de torta de girasol, que suponen el 68 % de las importaciones que España realiza de este producto". Respecto al aceite de girasol, España importa de Ucrania aproximadamente 500.000 de toneladas, alrededor del 60% del total.

noticias de noticiasdenavarra