Evolución de la pandemia en Navarra

Coronavirus en Navarra, última hora: leve aumento de los contagios tras las fiestas de Carnaval

Al menos 292 casos de infección el jueves, por encima de los 223 de hace 7 días y de los 214 de hace 14

11.03.2022 | 07:46
Paseando por la calle con mascarilla en Pamplona.

Navarra detectó el jueves 10 de marzo al menos 292 nuevos casos de infección por covid-19, según el dato diario ofrecido por el Departamento de Salud, en una jornada en la que se notificaron 3 nuevos ingresos en hospitales y un fallecimiento más. Los casos de ayer están por encima de los 223 de hace 7 días y de los 214 de hace 14. Números que, tras las festividades de Carnaval, rompen con una tendencia a la baja de los contagios que ha durado 9 semanas en la Comunidad foral. En lo que va de semana suben un 8 % con respecto a la anterior (1.017-931). El miércoles los positivos ascendieron a 251 tras sumarse nuevos autotest, después de que ayer se notificaran 234 correspondientes a aquella jornada.

En cuanto a la situación hospitalaria, actualmente permanecen hospitalizadas 50 personas, una menos en 24 horas, 9 de ellas en UCI, sin variación en este apartado. Hace 7 días eran 84, 7 en unidades de críticos.

Por otro lado, en cuanto a la vacunación, el jueves se administraron 597 dosis, de forma que el total de administradas en Navarra asciende a 1.404.960. Las personas con pauta completa son 561.600.

DATOS DIARIOS POR MUNICIPIOS Pamplona acumuló el jueves al menos 72 positivos, según el avance del Gobierno de Navarra, entre los que destacan los 9 de Milagrosa, los 7 de Txantrea, Iturrama, Ermitagaña y II Ensanche, y los 6 de Rochapea, San Juan y Buztintxuri. Tras la capital navarra Barañain notificó 16 contagios, Zizur 11, Altsasu y Villava-Atarrabia 9, Artika 7, Berriozar, Sarriguren, Noáin, Estella-Lizarra 6, Azagra, Lerín, Tafalla y Bera 5...: 



Se congela la hoja de ruta para la supresión de las mascarillas

De nuevo, el Ministerio de Sanidad amaga, pero no da. Pese a llevar semanas prometiendo que la retirada de las mascarillas en espacios interiores se hará "muy pronto", continúa sin concretar ni fechas ni plazos ni la forma de su supresión. Ayer, la primera reunión presencial del Consejo Interterritorial de Salud, parecía el día previsto para decidir una hoja de ruta para eliminar el cubrebocas en espacios interiores. Además, se pretendía actualizar el sistema de vigilancia contra el coronavirus para que pasara a ser considerado una enfermedad respiratoria como la gripe. Sin embargo, todo ha quedado congelado.

"Es verdad que todo apunta que el cuándo está cada vez más cerca, pero para nosotros es tan importante el cuándo como el cómo", explicó la ministra de Sanidad, Carolina Darias, tras las Jornadas del Sistema Nacional de Salud (SNS) sobre Vigilancia en Salud Pública, que reunió al Ministerio con los consejeros de Salud.

Así, la ministra indicó que, por el momento, se sigue discutiendo la manera de abordar la retirada de la mascarilla en espacios interiores. "Tenemos que ponernos de acuerdo no solo en el cuándo sino también en el cómo. Cuando eso se produzca ya lo daremos a conocer", precisó.

DISTINTAS POSICIONES Dado que las comunidades autónomas están exhibiendo en las últimas fechas distintas posiciones sobre el fin de las mascarillas en interiores, unas abiertamente partidarias y otras, como la CAV, más reacias, la Interterritorial ha vuelto a aplazar a la próxima semana este debate. Así como la nueva estrategia de control del covid, que pasa por una nueva manera de gestionar el aislamiento de los casos positivos leves y asintomáticos, la realización de pruebas o la distancia de seguridad.

Unas pautas nuevas para entrar en un escenario de transición en el que debe moverse la nueva fase de normalización del coronavirus.

Aunque el punto más caliente es el de las mascarillas. Y es que esta protección facial es la última gran restricción que queda vigente de la fase aguda de la pandemia. A diferencia de otras, como el pasaporte covid, que decidían las autonomías, su uso está regulado por real decreto, el último el del pasado 8 de febrero que levantó su imposición en exteriores.

Que el fin de las mascarillas en espacios cerrados está cerca también lo vaticinó el director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, que auguró que podrían desaparecer "en un periodo corto de tiempo", pues "en lugares donde la misma gente interacciona cada día probablemente ya no tenga sentido".

SOLO CASOS GRAVES Lo que sí acordaron es que el nuevo sistema de vigilancia del covid-19 limite el control individual de casos a los graves y el seguimiento de brotes a los que se den en entornos vulnerables, en riesgo de exclusión social y en otros ámbitos que se consideren de interés.

Una decisión adoptada en las Jornadas del SNS sobre Vigilancia en Salud Pública, en las que la ministra Carolina Darias y los consejeros se comprometieron a reforzar los sistemas de vigilancia de salud pública de cara a retos futuros.

ESCENARIO DE TRANSICIÓN

VIGILAR LAS NUEVAS VARIANTES

Infecciones respiratorias. El Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas han acordado que la vigilancia contra el covid-19 siga trabajando para detectar los posibles aumentos de incidencia, así como la detección de nuevas variantes. Así se recoge en el texto aprobado en las Jornadas del Sistema Nacional de Salud (SNS) sobre Vigilancia en Salud Pública. Durante el encuentro, determinaron que habrá una "fase de transición" en la vigilancia del covid hasta la implementación completa del sistema de vigilancia centinela de infecciones respiratorias agudas leves en Atención Primaria y graves en atención hospitalaria, que se deberá producir en toda España "antes del fin del primer trimestre de 2023".

noticias de noticiasdenavarra