Las pioneras de Guarderío de Medio Ambiente de Navarra, homenajeadas en el 30 aniversario del ingreso de la primera mujer al servicio

25.03.2022 | 12:01
De izquierda a derecha: Isabel Olaortua, Isabel Artieda, Maite Astiz (abajo) y Maite Arrizurieta.

El Guarderío de Medio Ambiente de Navarra tiene a día de hoy a 13 mujeres entre sus filas, un 10,5% de todo su personal, una cifra todavía lejana de lo ideal, pero que no se entendería sin las figuras de Maite Astiz, Isabel Artieda, Isabel Olaortua, Maite Arrizurieta e Inmaculada Siles, las pioneras en la Comunidad Foral en una profesión considerada durante mucho tiempo como cosa de hombres. Por eso, con motivo de la celebración de la jornada anual del cuerpo y de que este 2022 se cumplen 30 años de la entrada de la primera mujer, las cuatro primeras –Siles no pudo acudir–  recibieron este viernes un homenaje por parte del Gobierno de Navarra, con la consejera de Desarrollo Rural y Medio Ambiente, Itziar Gómez, y la directora del Servicio de Guarderío y Calidad de la Gestión Ambiental, Gloria Giralda, a la cabeza.

Junto con Maite Astiz, la primera mujer en entrar al servicio, en el año 1992, fueron reconocidas las trabajadoras que se encontraban presentes y que ingresaron en el equipo de Basozainak hasta el año 2000: Isabel Artieda (1995), Isabel Olaortua (1998) y Maite Arrizurieta (2000). En el Estado, hasta 1983, uno de los requisitos para ser Guarda de Medio Ambiente / Guarda Forestal era ser varón. En ese año ingresó en el cuerpo estatal la primera mujer, Carmen Orellana, y a raíz de ello la normativa cambió, aunque no fue hasta casi una década después cuando tuvo lugar el ingreso de la primera mujer en Navarra.

La consejera Gómez destacó la determinación de estas pioneras que abrieron el camino no solo a las mujeres que vinieron después, sino a "normalizar y a situar en un contexto de igualdad, y sin ninguna reserva en torno a su capacidad y profesionalidad, el trabajo de las mujeres en un sector altamente masculinizado".

En la misma línea, Gloria Giralda subrayó que fueron y son "mujeres valientes que abrieron la brecha para que hoy en día haya aquí otras mujeres que han podido hacer del trabajo de guarda su vocación sin tener que demostrar que puedes conducir todoterrenos, que eres capaz de subir montes empinados o de marcar leña".

Sin embargo, a día de hoy la presencia de las mujeres en el servicio es todavía escasa: hay 13 mujeres en Guarderío de un total de 123, es decir, el 10,5% del personal, distribuidas en las diferentes demarcaciones de la siguiente manera: tres en Sakana-Mendialdea, cuatro en Aezkoa-Quinto Real, dos en Estella Norte y una en Bidasoa, Aoiz, Estella Sur y Tudela. En el resto de las demarcaciones (Central, Roncal Salazar, Pamplona y Tafalla) no hay presencia de mujeres en los equipos de Guarderío.

Campaña 'Quiero ser guarda'

Con el objetivo, precisamente, de mejorar esas cifras y fomentar la presencia y el acceso de las mujeres a esta profesión, la Dirección General de Medio Ambiente ha lanzado una campaña de vídeo bajo el lema Quiero ser guarda / Basozaina izan nahi dut.

Las protagonistas de las piezas audiovisuales realizadas por la directora Maddi Barber son las guardas forestales Ana Mir, Leire Sanz e Inmaculada Siles –la quinta pionera, que no pudo acudir al homenaje–, quienes explican los pormenores de su actividad sobre el terreno, que va desde la protección y aprovechamiento del medio forestal hasta la protección del medio fluvial y espacios protegidos. Mediante estos vídeos, también se quiere visibilizar y divulgar el trabajo de las mujeres guardas, así como promover la eliminación de los estereotipos de género en la profesión.

Las tareas y funciones que desarrolla el personal del Servicio de Basozainak / Guarderío de Medio Ambiente incluyen, además de las relacionadas con la protección y aprovechamiento del medio forestal, las que tienen que ver con la fauna y flora silvestre, la protección del medio fluvial y espacios protegidos, la calidad ambiental en el ámbito industrial y la educación ambiental, entre otras. El guarderío interviene también en la gestión de emergencias ambientales, desde incendios, hasta la colaboración en la búsqueda de personas desaparecidas.

Periodo de matriculación en mayo

Dentro de las acciones de promoción de las mujeres en el servicio forestal, el departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente recuerda que la capacitación profesional específica para ser Basozaina/Guarda de Medio Ambiente se realiza en la Escuela Agroforestal de Villava-Atarrabia, cuyo periodo de matriculación se abrirá el próximo mes de mayo.

En la actualidad, en el ciclo formativo de Grado Superior de Gestión Forestal y del Medio Natural, que es el que se pide para Guarda de Medio Ambiente, el porcentaje de mujeres estudiantes es de alrededor del 13,6 %. En el primer curso hay 5 chicas y 18 chicos; en el primer curso bilingüe 3 chicas y 21 chicos y en segundo curso una chica y 18 chicos.

noticias de noticiasdenavarra