Policía Foral detiene a 17 personas en lo que va de semana

Además se investiga a 5 conductores por delitos de tráfico

16.10.2020 | 11:28
Incautación de arma blanca

La Policía Foral ha detenido hasta este viernes a 17 personas e investigado a otras cinco por la comisión de distintos delitos. De todos ellos se ha informado a la autoridad judicial a través de los correspondientes atestados policiales.

En concreto, por delitos de malos tratos en el ámbito familiar han sido detenidos dos varones en Burlada y Caparroso y por incumplimiento de la medida de alejamiento otro más en Tudela. Por delitos de lesiones se ha detenido a seis personas en Pamplona.

A una de ellas se le investiga además como presunto autor de un delito de amenazas, al igual que a un varón que amenazó con un arma blanca a otra persona en Ribaforada. Y por delitos de atentado, han sido detenidas tres personas, dos en Tudela y una en Beriáin, ha informado la Policía Foral en un comunicado.

Delitos contra el patrimonio

Por otro lado, ha habido tres detenidos por delitos contra el patrimonio. Así, en Pamplona se ha detenido a dos personas como presuntas autoras de un delito de estafa bancaria y hurto y en Peralta a una tercera por un delito de estafa cometido a través de internet.

Además, en Barañáin, en colaboración con la Policía Municipal de la localidad, se ha detenido a una persona sobre la que recaía una requisitoria de búsqueda y personación.

Por otra parte, se investiga a cinco conductores, dos por etilometría positiva. En Fustiñana ha sido investigado un conductor después de colisionar contra otro camión en las instalaciones de una empresa en un polígono industrial y en Tudela tras ser sorprendido circulando irregularmente y superar la tasa delictiva.

Por no haber obtenido nunca el permiso se detuvo en Villafranca a un menor de edad y en Ayegui y Arazuri por circular careciendo de puntos y por conducción irregular respectivamente.

En este último caso el conductor del vehículo circulaba a gran velocidad realizando maniobras agresivas que pusieron en peligro su propia integridad, la de la menor que iba en el asiento del copiloto y la del resto de usuarios de las vías por las que circuló.