La menor que recibió un botellazo en Mutilva: "No le tengo rencor, pero que reflexione"

El padre de la joven, de 16 años y vecina de Zizur Mayor, ha interpuesto una denuncia ante la Policía Foral

02.11.2021 | 20:50
Plaza Mutiloa de Mutilva

El padre de la menor de 16 años que recibió un botellazo el pasado domingo por la noche en Mutilva, que requirió cuatro puntos de sutura, ha interpuesto este martes una denuncia formal ante la Policía Foral para que se investiguen los hechos. "No le tengo rencor a quien me lanzó la botella, pero sí le pido que reflexione sobre lo que hizo y sobre las consecuencias que podría haber tenido", recalca la menor, vecina de Zizur Mayor.

Según su propio testimonio, la joven acudió el domingo a Mutilva a celebrar la fiesta de Halloween. "Fui con mi cuadrilla de amigos. Estuvimos en la plaza y después empezó a llover y nos marchamos un rato. Al volver, vimos a la gente más dispersada y a un grupo de chavales que se estaban empujando. Desde ese momento hasta que me cogió la Policía Foral no tengo recuerdos de lo que pasó", explica.

GOLPEADA POR UNA BOTELLA DE GINEBRA

La joven pudo conocer a través de uno de sus amigos lo que ocurrió en ese intervalo de tiempo. "La Policía Foral estaba dispersando una pelea. Primero tiraron una botella y después otra, que es la que me golpeó a mí. Era una botella grande, de ginebra, según me dijo mi amigo. No sabemos desde dónde la tiraron".

La menor hizo el "amago" de caer al suelo, "pero mi amigo me sujetó. Entonces vino un agente y me llevaron al furgón de la Policía Foral donde me limpiaron la sangre con papeles. Estaba conmocionada, porque la botella me golpeó entre la ceja, el ojo y el pómulo". A continuación, llegó una ambulancia que trasladó a la joven al Hospital Universitario de Navarra (HUN), donde recibió cuatro puntos de sutura.

"TUVE SUERTE"

La menor, al igual que su padre, afirman que "conforme van pasando las horas, te vas dando cuenta de la suerte que he tenido. La botella podría haberme golpeado en la cabeza y quizá les consecuencias habrían sido mucho peores". En ese sentido, la joven, que afirma que "no guardo rencor a quien me tiró la botella", sí le pide que "reflexione sobre lo que hizo. Todos tenemos derecho a equivocarnos, pero tenemos que pensar que nuestros actos tienen consecuencias".

Durante la mañana de este martes, el padre de la menor acudió a las dependencias de la Policía Foral a interponer una denuncia para que se investiguen los hechos y se trate de identificar al autor del lanzamiento de la botella que golpeó a su hijia. "Quiero agradecer el trato que me dieron los agentes de la Policía Foral y el personal sanitario que me atendieron", finaliza la menor.

noticias de noticiasdenavarra