La UE aporta 43 millones para la migración en Canarias

La ayuda se destinará a aumentar en 7.000 plazas la capacidad de alojamiento y a mejorar las condiciones

11.12.2020 | 00:17

Bruselas – La Comisión Europea anunció ayer que concederá 43,2 millones de euros adicionales a España para abordar las necesidades de las islas Canarias por el alto número de llegadas de inmigrantes irregulares este año.

La ayuda se destinará a aumentar la capacidad de alojamiento temporal y a mejorar las condiciones de recepción, incluido el acceso a la ayuda sanitaria, los alimentos y las necesidades de saneamiento, indicó la CE.

Bruselas recordó que en lo que va de año las islas Canarias han recibido a unos 20.000 inmigrantes y que esa ruta migratoria es la más peligrosa del mundo.

La ayuda anunciada forma parte de un proyecto que pretende reforzar la capacidad de las autoridades españolas para gestionar la migración en la costa sur de España, Canarias, Ceuta y Melilla, indicó el Ejecutivo.

Los 43,2 millones de euros permitirán aumentar la capacidad de alojamiento temporal para unas 7.000 personas más, así como la capacidad de recepción, para ayudar a alrededor de 8.200 personas.

Se construirán instalaciones temporales en Las Palmas de Gran Canaria (Gran Canaria), San Cristóbal de la Laguna (Tenerife) y Puerto del Rosario (Fuerteventura), precisó la Comisión.

Ayudará a 65.000 personas El dinero se destinará también a preparar las condiciones de acogida para 15.000 personas más, lo que incluirá primeros auxilios, atención médica urgente, alimentación, ropa, kits de higiene, detección de posibles víctimas de trata de personas e identificar a personas que necesiten protección.

En total, según la CE, la financiación europea servirá para unas 65.000 personas en 2021.

La asistencia anunciada servirá asimismo para reforzar los equipos de respuesta inmediata de Cruz Roja y en particular la mejora de los centros logísticos y las instalaciones portuarias.

El vicepresidente comunitario Margaritis Schinas dijo que la ayuda anunciada "garantizará que los recién llegados tengan derechos básicos a alimentos, medicinas y refugio hasta que sean remitidos a un centro de recepción para solicitantes de asilo o canalizados a su país de origen".

La ayuda ha sido movilizada "para evitar una emergencia humanitaria" y a petición de España, precisó la CE.