La Escuela de Cine Elías Querejeta diseñará el programa ‘Otras luces’

La iniciativa se desarrollará del 21 de diciembre al 1 de enero en distintos espacios de Iruña

07.02.2020 | 14:50
El alumnado de la Escuela de Cine Elías Querejeta, junto a su director, Carlos Muguiro, y la directora de Cultura del Ayuntamiento de Pamplona, Maitena Muruzábal, en el centro, ayer en el balcón consistorial tras las rueda de prensa.

pamplona - La próxima muestra de videoarte Otras luces/Bestelako argiak, que este año alcanzará su tercera edición, contará con unos programadores atípicos pero henchidos de ideas y con una actitud sin parangón no exenta, para nada, de calidad. Se trata del alumnado de la Escuela de Cine Elías Querejeta de Donosti, dirigida por el navarro Carlos Muguiro, que este año ha firmado un convenio de colaboración con el Ayuntamiento para acometer dicha iniciativa.

La directora de Cultura y Educación del Ayuntamiento de Pamplona, Maitena Muruzábal, y el citado Carlos Muguiro, ofrecieron ayer todos los detalles del acuerdo y apuntaron la metodología de trabajo, que comenzó ayer con la visita del alumnado a los espacios del centro de Iruña en los que se proyectarán, del 21 de diciembre al 1 de enero, las diferentes obras.

Muruzábal valoró de manera muy positiva este acuerdo tanto por el impulso a la difusión y a la calidad que significa para el programa como "por el apoyo que supone para la profesionalización de los jóvenes talentos que se están formando en el campo del comisariado audiovisual".

Por su parte, Muguiro, antes de acometer las claves del proyecto, quiso dar unas pinceladas sobre el funcionamiento y la filosofía de la escuela de cine que dirige. "Este centro nace con impulso público y apuntalado en la convergencia de tres instituciones cinematográficas que habitan el mismo edificio en Donosti: Filmoteca Vasca, el Festival de Cine de San Sebastián y el proyecto cultural Tabakalera. Así, se trata de una escuela singular por su origen pero también por su forma de plantearse y entender tanto el cine como la pedagogía fílmica, no solo como un proceso de instrucción de oficios y capacidades para ejercer dentro de la industria, sino también como un ámbito para pensar el cine en toda su extensión". Una extensión que Muguiro radicó en tres aspectos: "Lo que el cine del pasado y el presente necesita, y también lo que está por llegar. En este sentido, la escuela es no solo un espacio sino un tiempo de reflexión que cuenta con tres ramas: la restauración y conservación del patrimonio audiovisual, la dedicada al comisariado del programación y la ceñida a la creación de obra nueva". Lógicamente, el programa Otras luces lo acometerá el alumnado, presente ayer en la rueda de prensa, que está dedicado al comisariado. Unos alumnos y alumnas que, recalcó Muguiro, afrontan "la practica experimental y la reflexión" de manera indisoluble. "De ahí que la invitación para este programa encajaba perfectamente en nuestro proyecto, puesto que se trata de hacerse cargo de las responsabilidades en el mundo real de la programación, asumiendo el reto y también sus consecuencias, exponiéndose al juicio público".

Respecto a los criterios de actuación del alumnado y el grado de autonomía del mismo, Muguiro explicó "que los espacios son los que son, los mismos de otros años, que te dan un pie forzado. A partir de ahí vamos a trabajar con unas colecciones con las que tenemos proximidad, como Lux, la del Ayuntamiento y algunas particulares. Comenzaremos por ellas pero estamos abiertos a buscar otras obras que puedan encajar según la coherencia del programa que se vaya desarrollando". En este sentido, el director de la escuela apuntó que "el proyecto, desde el punto de vista conceptual y de diseño comienza hoy (por ayer) con la visita de los espacios para intentar dotarlos de coherencia, y en el próximo mes afrontaremos las obras y su puesta en escena. Ellos se van a hacer cargo de todo: de la concepción, la gestión de las obras, la argumentación conceptual, la escritura de los textos e, incluso, realizar visitas guiadas".

El alumnado contará con un presupuesto para gestionar obras de 3.000 euros y la forma de trabajo que utilizarán, explico María Palacios, la coordinadora del grupo, "no está predeterminada, ya que primero queríamos visitar los espacios, aunque lo lógico será trabajar en grupos, puesto que 15 personas en bloque es complicado. El objetivo, en cualquier caso, es tratar de responder al contexto, a los sitios, a las pantallas y a lo ya que creado en sus dos primeras ediciones, trabajando así la continuidad del proyecto y tomándolo como punto de partida".

alumnado

Internacional. El grupo de alumnos y alumnas que acometerá el proyecto, bajo la coordinación de María Palacios Cruz, hunde sus raíces tanto en diferentes ciudades del Estado como en países de varios continentes: Argentina, Reino Unido, Colombia, México o Tailandia.

otras luces

Tercera edición. El programa arrancó en diciembre como una apuesta por el arte, la expresión artística y la vanguardia en la ciudad, a través de la videocreación.