primera entidad cultural que accede a ellos

Ópera de Cámara de Navarra abre la puerta de los fondos europeos a la cultura foral

Participa junto a entidades de Roma, Salzburgo, Atenas y Bruselas en un proyecto que busca una ‘nueva’ ópera
El objetivo es conseguir que las nuevas generaciones se acerquen a este género musical

08.02.2020 | 13:49
Espectacular el ‘Perlimplín’ que OCN llevó al escenario de Baluarte.

PAMPLONA. - Ópera de Cámara de Navarra, a través de su participación en el proyecto Opera out of opera, se ha convertido en la primera entidad cultural foral que accede a los fondos europeos a través del programa Europa Creativa-Cultura.

De esta forma, se abre por fin en Navarra una puerta de entrada a la financiación europea, en materia cultural, que tantos cientos de miles de euros está dejando en aquellas comunidades del Estado que sí han apostado por trabajar esta vía desde sus instituciones oficiales, apoyando, defendiendo y orientando a sus diferentes entidades artísticas.

Además, el respaldo europeo al proyecto Opera out of opera supone a su vez un importante paso en la trayectoria de OCN, entidad que, tras saltar las mugas forales con notables éxitos de sus producciones en ciudades como Bilbao o Sevilla, ahora ve reconocido su buen hacer tras quince de años de trabajo por y para la ópera en Navarra.

el proyecto Ópera de Cámara de Navarra, junto a cuatro importantes entidades musicales y culturales europeas, trabajará durante un año y medio en la creación de una ópera innovadora, digital e interactiva dirigida al público joven.

Un proyecto denominado Opera out of opera que será cofinanciado por el programa Europa Creativa- Cultura de la Unión Europea y que centra su objetivo principal en desarrollar una nueva audiencia para el arte de la ópera.

Para ello, Ópera de Cámara de Navarra, el Conservatorio de Música Santa Cecilia de Roma (Italia), la Universidad Mozarteum de Salzburgo (Austria), la Association Européenne des Conservatoires de Bruselas (Bélgica) y el Etairia Politismou Kai Epikoinonias Athinon Art-On de Atenas (Grecia) trabajarán durante 19 meses en un proyecto donde las nuevas tecnologías digitales se pondrán al servicio de la ópera.

El proyecto parte de la premisa de que las jóvenes generaciones, por desconocimiento, falta de interés o por el alto coste muchas veces de las entradas, no se acercan a un género como la ópera. Para intentar solucionar este problema, Opera out of opera buscará activamente artistas digitales para cocrear los productos más importantes de su propuesta: escenografía a partir de configuraciones digitales, tecnología 3D; o música que incluya muestreo, medleys o reemplazos digitales de instrumentos de música tradicionales.

El uso de las artes digitales busca también, además de la innovación y la aportación de elementos artísticos, una reducción en el impacto financiero y logístico de las actuaciones, permitiendo así a la ópera salir de teatros especializados y llegar a nuevos escenarios más cercanos al público joven. "Para incluir e involucrar a las nuevas generaciones en este arte, hoy afectado por un envejecimiento de público y por una autosegregación de la industria, tenemos que hacer uso y aprovechar las nuevas tecnologías digitales", reconoce Txema Lacunza, gerente de OCN.

El proyecto, además, desarrollará una aplicación para móviles a través de la cual el público pueda comprender la historia, con traducciones en tiempo real y conocimientos básicos de ópera, involucrándose en el desarrollo de la acción. "Se trata de crear una ópera de bolsillo, innovadora, deconstruida y creada conjuntamente, que pueda salir de los lugares institucionalizados para este arte", explica Lacunza.

Participación de OCN Ópera de Cámara de Navarra, dentro de Opera out of opera, contribuirá a la co-creación, organizando y promocionando un grupo de artistas digitales para la creación de escenarios innovadores y digitales para la ópera, que se realizará con la participación del resto de socios europeos. La obra resultante se podrá disfrutar en Italia, Grecia, Austria, Bélgica y España. En este sentido, Lacunza detalla que "a nosotros nos toca, como objetivo principal, hacer una llamamiento europeo de artistas digitales, ya que el espectáculo no va a contar con una escenografía al uso, sino que se basará en proyecciones, mapping, por poner dos ejemplos. Esto supone que, sin perder calidad, se reduzcan muchísimo los costes de transporte o escenografía, generando un único producto para las cinco sedes". Pero OCN, además de esta tarea principal, realizará su propia selección de artistas locales. "Una vez elegidos, viajarán a Roma donde participarán en una residencia artística de tres días antes de afrontar las representaciones".

el espectáculo El gerente de OCN apunta que el espectáculo en el que están trabajando "estará conformado por ocho fragmentos de óperas conocidas pero que estarán unidos por un hilo conductor. Aunque somos cinco socios, solo cuatro, entre ellos OCN, serán los encargados de desarrollar escenas: dos por sede". Y, para rizar el rizo, en cuanto a la aportación navarra al proyecto, "la dirección artística de todo el espectáculo también correrá a cargo de Ópera de Cámara de Navarra".

Por otra parte, en junio o julio de 2019, la vieja Iruña será sede una de las reuniones de trabajo de proyecto; y, por supuesto, una vez concluido, la capital foral acogerá una de las cinco representaciones, en un escenario todavía por determinar y que, además, ya se apunta que no tiene por qué ser al uso de este género musical. Pamplona acogerá esta actuación, dentro de una estrategia de desarrollo de audiencia en la que colaborará la entidad navarra y para la que se apoyará también en Ópera XXI, asociación a la cual pertenece y que en la actualidad agrupa a 26 importantes teatros y compañías españolas.

cofinanciación europea Según explica Txema Lacunza, el proyecto Opera out of opera tiene "un presupuesto de 313.883 euros, dividido, lógicamente, entre los diferentes participantes". Tras someter el proyecto al concurso valorativo correspondiente, la Unión Europea subvencionará "el 60% de esta iniciativa, es decir, 188.330 euros, de los cuales, a OCN le corresponden 38.975 euros, correspondiente al 60% de la parte del presupuesto total que tenemos asignada, que es de 64.959 euros".

Lo bueno que tienen además las ayudas europeas es que no son excluyentes, es decir, que se pueden complementar con subvenciones públicas aportadas por entidades locales o estatales. De esta forma, para lograr el 40% restante del presupuesto total de Opera out of opera, las entidades que participan en el proyecto pueden hacerlo a través de sus recursos propios, consiguiendo patrocinadores privados o logrando nuevas ayudas públicas, tanto para el conjunto de proyecto como solo para su propia partida, lo que facilita enormemente la financiación de todo tipo de proyectos. "Esto nos permite -explica Txema- trabajar tanto la financiación privada como la pública, y no solo por la parte de subvenciones sino también por vía del patrocinio y también de la coproducción".

Lo último Lo más leído