Ambición en femenino

El deporte es uno de los ámbitos en los que el machismo manifiesta su cara más feroz. El Gayarre acoge hoy ‘Playoff’, una obra que muestra que el fútbol también es cosa de mujeres.

08.02.2020 | 16:42
Una escena de ‘Playoff’.

no nació con propósito reivindicativo, pero se ha convertido en una protesta ante una situación que es flagrante, y es la tremenda desigualdad que existe en el ámbito del deporte español en general y en el del fútbol en particular. Playoff es, en ese sentido, un manifiesto a favor del reconocimiento de las mujeres que juegan a fútbol y que, como los hombres, tienen fervientes deseos de ganar a sus rivales. La ambición, pese a prejuicios y estereotipos, también es una cualidad femenina. De esto y de lo que sucede dentro de un vestuario habla el espectáculo de La Joven Compañía que acogerá el Teatro Gayarre esta tarde a partir de las 20.00 horas. Las entradas cuestan 8 euros.

Escrita por la catalana Marta Buchaca, responsable de éxitos como Litus, la obra sucede en una tarde, la del partido más importante de la vida de las protagonistas. En el vestuario aflorarán las envidias, los sueños, las dudas y los miedos de unas chicas que lo único que quieren es vivir de su pasión. "Yo había colaborado con La Joven Compañía con otro texto, Plastilina, y, esta vez, José Luis Arellano -director del montaje y del proyecto- me llamó porque quería hacer un espectáculo solo con las actrices", cuenta la dramaturga. Y añade: "Me hizo mucha ilusión porque, habitualmente, los personajes masculinos tienen más peso y los femeninos terminan relegados a ser mujer de, novia de, hermana de, y eso tiene que cambiar". En concreto, Arellano le encargó un texto sobre deporte femenino, "y yo me documenté y decidí escribir sobre un equipo de fútbol". Elegido el tema, la autora viajó a Madrid, donde compartió varias sesiones de trabajo con las actrices, a las que pidió que le contaran vivencias que les habían hecho sentirse discriminadas por ser mujeres. Y "confieso que me sorprendieron sus respuestas, ya que pensaba que en su generación el tema del machismo ya estaba bastante superado; pero me di cuenta de que, en verdad, es todo lo contrario. Los jóvenes continúan siguiendo las directrices de una sociedad patriarcal e incluso podríamos afirmar que ha habido un retroceso", explica Buchaca, que también escuchó las preferencias de las intérpretes. "Algunas habían hecho siempre de buena y querían ser la chunga de la historia; otras querían vivir una historia de amor..." Fue como "una especie de carta a los Reyes Magos" que la dramaturga trató de corresponder.

El resultado es "una obra coral" en la que cada uno de los siete personajes "tiene sus conflictos", pero "comparten un objetivo común", que es ganar el partido. "Eso era muy importante, porque está mal visto que las mujeres sean ambiciosas y era muy interesante ponerlo sobre el escenario". Eso sí, por el camino, algunas jugadoras están dispuestas "a pasar por encima de todo para ganar", y otras no. El montaje habla, asimismo, de las "brutales diferencias" que hay entre el fútbol profesional masculino y el femenino. "En la obra hay una mujer que ha dejado de ser profesional del fútbol porque tenía que dedicar mucho tiempo a un deporte que no le daba de comer", indica Buchaca.

tragicomedia En cualquier caso, Playoff es una historia con toques de comedia y de tragedia, como la vida misma. Según José Luis Arellano, con este espectáculo "he aprendido muchas cosas". "He aprendido que el llanto y la ternura no son cosaa de mujeres, que la violencia no es cosa de hombres, y que la risa es territorio de todos". Y es que, en el partido "nuestras chicas se juegan muchas cosas, pero sobre todo se juegan la vida". "Una vida que tienen secuestrada y que luchan por encarar. Luchan porque son independientes, fuertes y seguras. Hay mucho de amor y generosidad en las palabras de Marta Buchaca hacia los hombres que las acompañan y hacia ellas mismas. Desde ese amor se nos pide libertad sin ambages, comprensión y unas ganas enormes de vivir y compartir en igualdad", afirma el director.

La obra "está siendo muy bien recibida por el público en general", pero también por los adolescentes que van a verla de la mano de los centros educativos en los que estudian. "La Joven Compañía es un proyecto esencial de creación de públicos", y más, agrega Marta Buchaca, cuando estos temas se trabajan en el aula, en el teatro y de nuevo en clase. "Es curioso, ha habido chicos que creían que no son machistas que se han dado cuenta de que sí lo son viendo esta obra". Sin duda, una jugada estratégica para alcanzar la victoria.

Lo último Lo más leído