Neus Ballús retrata en ‘Staff only’ la relación entre turistas y nativos

La cineasta española regresa al certamen tras haber estrenado allí su ópera prima en 2013

08.02.2020 | 18:50
Neus Ballús.

berlín - La cineasta española Neus Ballús regresó ayer a la Berlinale, donde ya estuvo en 2013 con su ópera prima, con una película coming-of-age ambientada en Senegal, en la que retrata a través de los ojos de una adolescente las complejas relaciones de los turistas con los nativos dependientes del turismo masas.

En entrevista con Efe, Ballús cuenta que la protagonista de Staff only, Marta, interpretada por Elena Andrada, se da cuenta por primera vez del impacto que tienen nuestras decisiones y "hasta qué punto debes ser responsable de tus actos".

Marta pasa las vacaciones de Navidad en Senegal junto a su padre, interpretado por Sergi López, y su hermano. Para escapar del típico programa turístico de safari y folklore y también de su padre, que precisamente trabaja en el sector del turismo, Marta busca la compañía de Khouma, que trabaja filmando las excursiones de los turistas, y de Aissatou, una joven que limpia habitaciones.

Staff only, explica Ballús, nace de la idea de "revisitar varios viajes de adolescencia", aquellos donde intentas descubrir "qué es esto de relacionarte con los demás", con culturas distintas a la tuya, en las que la gente habla otros idiomas y se relaciona de forma distinta.

Es un "triste descubrimiento" para Marta ver que ella misma reproduce los sistemas de dominación, de posesión, de la sensación casi de comprar a alguien, "como se hace mucho en este contexto y a nivel geopolítico".

En el filme ha intentado que la descripción de la realidad y de lo que sucede sea lo suficientemente rica y compleja para escapar de la simple secuencia de clichés y ha buscado, sobre todo, que los personajes no se dividan en buenos y malos.

"Todo el mundo tiene sus matices, todos se equivocan, todos lo hacen lo mejor que pueden y casi todos tienen en su ADN un cierto comportamiento por el lugar y la estructura en los que les ha tocado nacer", señala.

El filme, subraya, no es una crítica al turismo masivo: no se trata de "los blancos malos que van y actúan de esta forma delante de los pobrecitos negros", porque "todos en su realidad son dignos de defender su posición".

"Todos, ellos y nosotros, formamos parte de esta estructura y el hecho de ser más o menos conscientes de ello es lo que hace que nos intentemos desmarcar o actuar de manera diferente", dice.

Rodar Staff only después de La plaga, una película de historias cruzadas que transcurre en la periferia de Barcelona en una España en crisis, ha supuesto para Ballús "un salto mortal hacia adelante" en el que ha vuelto a trabajar otra vez, a excepción de López, con no actores. - Efe