La esperanza en el camino

El espacio Zabaldi de Pamplona (Navarrería, 25) acoge hasta el 28 de febrero la exposición fotográfica ‘Las Patronas’, de Rober Astorgano, que también realizó un documental sobre estas mujeres del estado de Veracruz y cuya proyección está prevista mañana a las 19.00 horas.

08.02.2020 | 19:20
Un migrante tendido ante el mural dedicado a Las Patronas.

El espacio Zabaldi de Pamplona (Navarrería, 25) acoge hasta el 28 de febrero la exposición fotográfica ‘Las Patronas’, de Rober Astorgano, que también realizó un documental sobre estas mujeres del estado de Veracruz.

hace unos años, Rober Astorgano descubrió La Bestia, el tren que cruza México de sur a norte y sobre el que cada año montan miles de migrantes centroamericanos con la intención de entrar en Estados Unidos. Y como hace tiempo que el fotógrafo y documentalista "quería ir a documentar la frontera y el muro", comenzó a investigar este fenómeno se enteró de que "hay personas mexicanas que ayudan a estos migrantes en su camino". Como Las Patronas, un grupo de mujeres del pueblo de La Patrona, en el estado de Veracruz, que desde hace 20 años les proporcionan alimento y refugio en medio de un periplo siempre peligroso. "Vi un pequeño vídeo de cómo una de ellas les lanzaba comida al tren y me pareció que tenía que ir, sin ninguna duda, a conocer su trabajo, a documentarlo y a darle visibilidad, porque es algo extraordinario". De ese propósito nació Las Patronas, una exposición fotográfica que puede verse hasta el 28 de febrero en Zabaldi (c/ Navarrería, 25, Pamplona), y un documental homónimo que se proyectará mañana, a las 19.00 horas, en el mismo espacio cultural.

En realidad, Astorgano, nacido en La Rioja y afincado en Barcelona, acudió al lugar con la intención de filmar un documental, "pero como mi alma de fotógrafo me dicta, no me pude resistir a hacer también fotografías", así que hizo las dos cosas al mismo tiempo en marzo de 2017, cuando convivió con ellas y con algunos migrantes que se alojaban en el albergue que crearon para ellos. Fotografía y audiovisual son dos formas diferentes de contar historias, "aunque bien pueden ser complementarias". La primera "es un medio maravilloso, ya que en un solo instante tienes que captar la emoción del momento de eso que quieres transmitir, y, a la vez, es un medio que deja más espacio a la imaginación o a la interpretación por parte del espectador. Y eso me parece muy importante, dejar que la persona que mira la imagen la analice y piense, que imagine y que descubra por sí misma". Eso sí, en este caso, el fotógrafo tenía claro que debía usar el formato de vídeo: "Lo que me interesaba era contar la experiencia que habían vivido estas mujeres, quería oír su voz, que se escucharan sus sentimientos. Quería conocer y transmitir cómo se han enfrentado a esta situación, qué les llevó a realizar esta labor, cómo la han asimilado, cuáles han sido sus miedos, sus valentías, qué opinan y cuáles son sus reflexiones sobre el tema". De ahí que para el documentalista fuera tan importante grabar entrevistas personales con ellas.

Riesgo y valentía

"Me trataron como a un hijo"

"Me recibieron con los brazos abiertos; es más, me trataron como a un hijo, de la misma manera que cuidan a las personas migrantes que se alojan en su albergue", indica Astorgano. Y no le expresaron ninguna reticencia ante la grabación. "Antes no les gustaba la idea de que se difundiera su labor, por ese temor que tenían incluso de ser detenidas, pero cambiaron de idea cuando a raíz del primer documental -yo hice lo mismo con el mío- les donaron el dinero de un premio y así pudieron montar la cocina del albergue. Así, además, se dieron cuenta de que visibilizar lo que hacen contribuye a que les lleguen más donaciones y a que vengan más voluntarios a ayudarles", relata el fotógrafo. Y del propósito que perseguía con este proyecto, dice que, aparte de arrojar luz sobre el peligroso trayecto que miles de personas realizan cada año, "sufriendo todo tipo de agresiones y vulneración de derechos humanos, cuando no la muerte", su intención es "hacer reflexionar sobre la ayuda al prójimo, ahondar en esta solidaridad de personas que, aun viviendo en un lugar donde existe una gran falta de recursos, comparten lo poco que tienen". En ese sentido, ha tratado de reflejar la humanidad que rezuman estas mujeres, que creo que debería ser lo común, y que, por desgracia, en nuestra sociedad se convierte en algo extraordinario". Asimismo, también quería "dar un mensaje de esperanza". A pesar de lo horrible que es la situación, "y como muy bien les dijo una persona, Las Patronas son la esperanza del migrante en el camino".

Rober Astorgano aprendió "muchísimo" de esta experiencia. "Siempre digo que estas mujeres me dieron una lección de vida, de humanidad y de valentía", declara. Y sigue: "No solo aprendí de ellas, sino también de los migrantes con los que tuve la oportunidad y la suerte de convivir; de su lucha constante para conseguir sus sueños, a pesar de los grandes obstáculos. Me sorprendió que, pese a todas las vejaciones que les han hecho sufrir, no han perdido la fe en la humanidad".

Las Patronas ha obtenido varios premios y reconocimientos, que se traducen en alegrías para su autor, sobre todo porque "te dan un empujón para seguir haciendo, con más fuerza y ganas, este trabajo que me apasiona en el que cuesta mucho hacerte un hueco", aunque lo que más le colma es haber visibilizado la situación.

Creación y activismo

Mover conciencias

Para Astorgano, hay muchas formas de activismo, la suya es, precisamente, alumbrar este tipo de realidades, mostrándolas de manera que emocionen y, así, muevan conciencias. Es su modo de "contribuir, en la medida de mis posibilidades, a cambiar y a mejorar este mundo". "El arte y la cultura nos hacen ser críticos y libres", afirma. Su compromiso como documentalista es contar "la vulneración de derechos humanos que por desgracia se produce en todos los lugares del mundo". Además, opina que es "evidente" el paralelismo entre lo que sucede en Europa con los refugiados y lo que pasa en otras zonas del planeta. "Hay que mover conciencias en todas partes, conocer lo que sucede en otros sitios nos puede ayudar también a darnos cuenta de lo que pasa aquí", agrega. Las Patronas -exposición y documental- es una buena prueba de ello.

en corto

El proyecto. Las Patronas.

Autor. Rober Astorgano.

Exposición. Hasta el 28 de febrero en Zabaldi (Navarrería, 25).

Documental. Mañana, a las 19.00 horas, en Zabaldi.

en primera persona

Formación. Se licenció en Ciencias Ambientales en la UPV y realizó másteres en Fotografía, en Fotografía Documental y Reportaje y en Fotografía de Moda en IDEP Barcelona.

Trabajos. Se puede consultar su trayectoria en www.roberastorgano.com.

noticias de noticiasdenavarra