‘Toruk’ dijo adiós a Iruña

El paso de El Circo del Sol no solo ha dejado una impronta económica notable en la Comunidad Foral sino que ha confirmado que el Navarra Arena puede hacer frente a casi cualquier ‘show’.

08.02.2020 | 19:20
Un momento de las espectaculares acrobacias de los Na’vi en el Navarra Arena.

Después de una semana llena de magia y emoción el Navarra Arena se despidió de Toruk y de Cirque du Soleil el pasado domingo. Han sido 9 sesiones repartidas en 5 días, en las que se visitaron el recinto navarro más 55.000 personas. Para que todas y cada una de las funciones salieran adelante ha habido más de 350 personas trabajando: artistas, equipo de montaje y desmontaje, limpieza con más de 25 personas entre sesiones, personal técnico, restauración y catering, acomodación y atención a personas con movilidad reducida con más de 60 personas, mantenimiento, producción, sonido, iluminación, maquillaje y vestuario, ticketing, administración, logística, comunicación?

Un espectáculo a lo grande Para organizar este magnífico espectáculo se estuvo trabajando durante 5 años de la mano de James Cameron para crear el mundo azul 3.000 años antes de que los humanos pisaran la luna de Pandora. El director de la película Avatar continúa trabajando con Cirque du Soleil para asegurarse de que todo lo que sucede a lo largo del espectáculo va acorde con el mundo que él diseñó para los Na'vi. Para Toruk se creo una historia acorde con todo el mundo de Avatar. El espectáculo estuvo protagonizado por 3 Na'vi que contaron la historia de cómo consiguen montar a Toruk, uno de los animales más peligrosos de Pandora para salvar el Árbol de las Almas. La obra también cuenta con una banda sonora propia compuesta por Bob & Bill.

Un viaje mundial El espectáculo ha visitado ya 88 ciudades en los tres años que lleva rodando. Para transportar toda la infraestructura, el vestuario y las marionetas se necesitan 40 camiones, 39 contenedores de barco y 4 aviones Boing 747, en el quinto va el equipo. En lo que respecta a vestuario, hay nada más y nada menos que 145 conjuntos diferentes. Durante el espectáculo los artistas se cambian varias veces de vestimenta y tienen muy poco tiempo, por eso cuentan con la ayuda de cuatro personas para hacer los cambios de ropa y complementos. "Hay más de 1.000 piezas de vestuario. Además, los cambios son muy rápidos y necesitan ayuda para que todo quede en su sitio", comentan desde la organización. Cada elemento está inspirado en la naturaleza de Pandora, por lo que todos los complementos están conformados por flores o conchas.

Proyecciones, el alma del 'show' Además del vestuario, otro elemento fundamental de Toruk son las proyecciones. El espectáculo tiene una superficie de proyección de 6.000 metros cuadrados, que incluye también al público. En total se han diseñado 40 proyecciones de vídeo y se han utilizado 22 proyectores, tanto para proyecciones de suelo, para crear las imágenes de la Casa del árbol y las proyecciones entre el público. Otra parte imprescindible de la escenografía son las seis marionetas utilizadas durante la función. Dentro de cada una de ellas va un artista que la dirige y recrea los sonidos del animal que representa. Por eso, cada marioneta lleva integrada una pantalla y un micrófono, para que la persona que está dentro pueda ver con total claridad por dónde va. La marioneta más grande es el dragón Toruk: sus alas miden 12 metros y pesa 115 kilos. Tiene que ser movido por un equipo de más de seis personas, todas ellas equipadas con micrófonos inalámbricos ya que todos los sonidos que emite el animal son naturales a través de las voces de a través de las voces de los marionetistas que los sustentan.

Artistas Aunque la escenografía es imprescindible para que el público pueda sumergirse en el mundo de Pandora, los grandes protagonistas de esta función son los artistas que configuran el espectáculo. 43 artistas y 72 trabajadoras y trabajadores de Cirque du Soleil hacen que Toruk salga adelante. Marco, un acróbata mexicano que con mucho esfuerzo consiguió entrar hace un año y medio en la compañía circense, categorizaba el espectáculo como "una película en vivo con efectos especiales". Por su parte, para otro acróbata, el dominicano Robinson, que durante un tiempo estuvo en la Selección de Gimnasia de República Dominicana, lo mejor de estar en Cirque du Soleil es "trabajar para el público, la gente lo agradece mucho, es impresionante ver cómo se conmueve".

Producción El montaje del espectáculo en Navarra Arena comenzó el 21 de enero con la configuración de gradas en pista central, descuelgue de videomarcador y colocación de parrilla de prerriging en frontón con el equipo de Arena. La semana del 28 de enero se repasó la pista para que el 30 de enero ya comenzasen los trabajos de rigging en pista principal por parte del equipo de Cirque du Soleil. El 4 de febrero llegó la expedición Toruk para el montaje de escenario, luces y sonido, así como traer el material, configurar los vestuarios, la lavandería, la oficina propia o su sala de catering. Tras la última función, el 10 de febrero a las 17.00, entre aplausos del público que desalojaba el Navarra Arena, se realizó el desmontaje en 4 horas para que a las 00.15 Pandora estuviera en los trailers con dirección Milán.

Los más de 55.000 espectadores que acudieron a las nueve funciones hubieran llenando más de 37 Baluartes, lo que ha supuesto cerca de 3,5 millones de recaudación, es decir, que solo en aporte de IVA supone unos 350.000 euros, con sus derivaciones, para las arcas forales. - D.N.