Mi querida Olivetti

De Gabriela Mistral a Corín Tellado

09.02.2020 | 04:50
De Gabriela Mistral a Corín Tellado

Son ya 50, los años transcurridos desde el fallecimiento (el 5 de abril de 1969) de Rómulo Gallegos, quien desempeñaría las labores de narrador, ensayista y crítico literario y sería proclamado, en 1948, presidente de la República de Venezuela. Ese año es, igualmente, aquel en el que dicho gobierno sufriría el golpe de estado que obligaría a exiliarse a un gran número de personas y a Rómulo Gallegos durante una década en lugares como Cuba y México. Doña Bárbara (1929) es su principal obra, si bien los estudiosos creen que otras, como Canaima, son también novelas destacables, obras implicadas en determinadas luchas, como la del hombre comprometido en la lucha por la convivencia con la naturaleza en una sociedad, por lo demás, ya civilizada.

Más fechas: Sonetos de la muerte (1914) es el poemario que daría a conocer a Gabriela Mistral, que el 7 de abril de 1989, 130 años atrás, llegaría a este mundo en Chile con el nombre de Lucila Godoy de Alcayaga, alguien que conocería la reunión de sus poemas de juventud en el libro Desolaciones, publicado en el año 1928. Y, a diferencia de ella, Corín Tellado, que murió hace una década, el 11 de abril de 2009, conoció en vida la publicación de un gran número de exitosos volúmenes de la llamada novela rosa, a la cual, según varios especialistas, aportó algo tan interesante como la alcoba, lo cual diferenció a esta popular (y, en gran media, denostada) escritora de sus compañeras de compartimento.

Las novelas de Corín Tellado forman parte de una de las colecciones del Grupo Planeta, el que también publicó (y ha seguido publicando) las que esta autora firmó con el pseudónimo de Ada Miller, éstas de corte erótico y, por lo tanto, en gran medida desconocidas. Es Ediciones Corín Tellado el nombre elegido este mismo 2019 por Planeta para renovar la obra de esta autora, donde se encuentran más de 700 e-books con las novelas de Corín Tellado y Ada Miller. Finalmente, este abril hemos conocido dos noticias de signo contrario para el amante de la lectura y de su difusión: nos ha dejado Rafael Sánchez Ferlosio, enfrascado en una colección de relatos llenos de intención, y el infatigable Tomás Yerro ha sido galardonado con el Premio Príncipe de Viana.

Son la cara y la cruz del mejor presente literario y educativo: el pasado año, DeBolsillo presentó una edición escolar de El Jarama y Debate fue mostrando los distintos volúmenes de los originales Ensayos, entre ellos: Altos estudios eclesiásticos, Gastos, disgustos y tiempo perdido y Babel contra Babel. Es parte de la creatividad de Rafael Sánchez Ferlosio.