para su conservación y divulgación

El Instituto Navarro de la Memoria incorpora fondos de objetores de conciencia

09.02.2020 | 09:00
Uno de los documentos incorporados al archivo.

Pamplona. El Instituto Navarro de la Memoria ha incorporado a su Centro de Documentación fondos de los movimientos de objeción de conciencia en Navarra, cerca de 6.000 documentos y grabaciones que permitirán la conservación y divulgación de la memoria de este movimiento.

Así lo ha señalado el Gobierno foral en una nota, en la que recuerda que el Instituto Navarro de la Memoria inició en 2018 una línea de trabajo para la recuperación, conservación y divulgación de la memoria del movimiento de objeción de conciencia por su aportación a una cultura de paz y no violencia.

Por su parte, el movimiento de objeción de conciencia, que surgió en los años finales del franquismo, apeló a valores democráticos y a un discurso sobre la justicia social que incluyese una nueva formulación de la cultura y la educación para la paz mediante procesos de resolución pacífica de los conflictos.

En esta línea, el Instituto Navarro de la Memoria encargó a un grupo de investigación de la Universidad de Castilla-La Mancha, dirigido por Pedro Oliver Olmo, un estudio que avanzara en la elaboración de un fondo documental sobre la trayectoria del movimiento de objeción de conciencia e insumisión en la sociedad navarra.

El estudio abarca una horquilla temporal que va desde los albores del movimiento de objeción de conciencia navarro, allá por 1977, hasta el final del servicio militar obligatorio en 2001.

Fruto de este proyecto de investigación el Instituto ha tenido acceso a la digitalización de tres fondos muy importantes, el primero, del Movimiento de Objeción de Conciencia (KEM-MOC), con un total de 1.730 documentos entre los que se encuentran actas, información de la gestión del movimiento, actividades y otros materiales recopilados, desde mediados de los años 80 a finales de los 2000.

En segundo lugar, el archivo personal de Carlos Rey Bacaicoa, con casi 250 unidades documentales entre actas de asambleas y documentos sobre la gestión y las actividades organizadas por el grupo denominado, por aquel entonces, Objetores de Conciencia de Navarra.

Este fondo comprende todo el periodo de gestación del movimiento de objeción de conciencia en Navarra, entre el año 1977 y 1983.

Y en tercer lugar, el fondo perteneciente al abogado Ignacio Subiza Pérez, un dossier de prensa que recoge buena parte de la información publicada sobre el movimiento de objeción de conciencia e insumisión desde el año 1981 hasta 2009.

El fondo está compuesto por casi 4.000 recortes de prensa pertenecientes a cerca de 40 diarios de tirada tanto local como nacional.

El grueso de la documentación se centra en los años 1993 y 1994, momento en que los medios colocaron el foco informativo en la insumisión al servicio militar obligatorio y la prestación social sustitutoria.

Además de la digitalización de dichos fondos, el Instituto Navarro de la Memoria ha incorporado a su Centro de Documentación siete entrevistas colectivas en las que han participado 52 personas "significativas y representativas que representan una gran aportación" a la memoria de los principales colectivos del movimiento de conciencia y de insumisión de Navarra.

Se trata de Objetores de Conciencia de Navarra, KEM-MOC, Kakitzat, Nafarroa Intsumitua, Grupo Antimilitarista de Sakana (GAS) y la Asociación de Familiares de Objetores e Insumisos (AFOINA).