Luz para Margarita

R.M. | MANAGEMENT ES LA SEGUNDA COMPAÑÍA QUE PISARÁ LA CAVA EN EL PROGRAMA DE ESTE AÑO. LO HARÁ CON ‘MARGARITAs DE MARGARITA’, MAÑANA A LAS 22.00 HORAS.

09.02.2020 | 21:09
Adriana Salvo, en un momento del espectáculo, que cuenta con diversas proyecciones.

otra compañía navarra pisará La Cava mañana, jueves, a las 22.00 horas. Y, como si se hubiera puesto de acuerdo con su precedesora en dicho escenario y en estas páginas, lo hace con un espectáculo que recupera la memoria de una mujer que no ha recibido el reconocimiento histórico que merecía. Se trata de Margarita de Angulema o Margarita de Navarra, una mujer considerada como la Médicis del Renacimiento en Francia, que luchó por encontrar su sitio. Adriana Salvo le da vida en un montaje escrito y dirigido por Jesús Arbués en el que conviven teatro, música y mapping.

"De momento solo hemos tenido la oportunidad de estrenar la obra en Villava, por eso esperamos que la gente aproveche la oportunidad que ofrece el Festival de Olite", apunta la actriz tafallesa Adriana Salvo, "muy agradecida por la confianza que Raúl Madinabeitia, creador y productor de la obra, depositó en mí". En el proceso de casting fue donde conoció también al director del espectáculo, Jesús Arbués, que "tiene una manera de trabajar muy propia y al principio me sacó totalmente de mi espacio de confort, ya que tuve que ir al ensayo sin conocer el texto". "Fue un punto de partida exigente, pero muy interesante, ya que Jesús tiene la capacidad de leer lo que te está pasando cuando vas leyendo el texto y vas dejándolo entrar; es como si escuchara dónde te resuena", indica Salvo, que añade que esta experiencia "me ha hecho crecer mucho como actriz". "El texto que ha escrito es una auténtica maravilla que te arrastra de un lado a otro y te empuja a buscar los matices detrás de cada palabra".

espacio para ser La acogida del público en Villava "fue una grata sorpresa". "Nos encontramos con un público emocionado con la historia, maravillado con la música y sorprendido con la puesta en escena", en la que las proyecciones juegan un papel clave. Salvo había oído hablar de Margarita de Angulema, pero poco más. "¿Por qué no nos hablaban de ella en la escuela? Nunca había hecho un personaje histórico, y, desde luego, esto me ha exigido estudiar, por ejemplo, la historia de Navarra, y lo he disfrutado mucho". En el caso de Margarita, además, "es una suerte poder imaginarla y crearla a través de la lectura de sus relatos". Si tuviera que destacar solo un aspecto de esta mujer, se quedaría "con su valentía". "La historia no le ha reconocido su espacio, apenas la conocemos ni sabemos lo que llegó a aportar a su época, pero las cosas que hizo, dijo y escribió -el Heptamerón, entre ellas-, dejan claro que luchó por tener su espacio y ocupar su lugar".

Para Salvo, Margarita es "un reflejo de la belleza, la inteligencia y la espiritualidad que emergen cuando una mujer se da espacio para crear, se da permiso para ser y hacer. Las circunstancias de la época, de su historia, no se lo daban, pero ella no pidió permiso y cogió su espacio". Como señala Arbués en el texto, continúa la actriz, Margarita "llegó a hacer de Navarra un refugio de sabios y poetas, llenándola de tertulias y veladas de teatro y música". "Hoy en día deberíamos tener muy presentes a estas mujeres para que la sociedad pueda atreverse a ver qué pasa y qué cambia si las mujeres empezamos a darnos permiso y a tener espacio del de verdad, del auténtico", agrega.

sola, pero acompañada Adriana Salvo sintió cierto vértigo cuando pensó en que iba a estar sola en escena. "Pero cuando empezamos a ensayar, me dice cuenta de que no estaba sola, ni siquiera en los momentos puramente textuales. Detrás de mí, casi en la penumbra, me acompañan grandes mujeres de la música que más allá de los momentos propiamente musicales, que son impresionantes, acompañan al texto creando atmósferas sonoras que van llevando al personaje como en volandas por la historia que se tiene que contar". Así, cinco mujeres cuentan juntas la historia de otra mujer. Además, la actriz está rodeada todo el tiempo de unas proyecciones "maravillosas".

Para la intérprete navarra, que después de un tiempo en Madrid hace dos años decidió volver "esperando encontrar un huequito en la profesión", es "un regalazo" actuar en el Festival de Olite, al que ha acudido desde la primera edición, "en familia desde Tafalla, con bocatas y el edredón de mi cama". Sobre otros proyectos, cuenta que el 23 de agosto volverá a ser Margarita en el Festival Internacional del Camino de Santiago (Jaca) y después comenzará a trabajar en lo nuevo de Producciones Maestras (sus compañeros en estas páginas). Asimismo, continuará con Píntame-Pintaketan de Yarleku y en octubre seguirá con Actúa y crea tu propia historia, una propuesta de prevención de la violencia de género creada desde Boga-Boga.

noticias de noticiasdenavarra