Patxi Andión, la rebeldía y el compromiso del artista

Fallece Patxi Andión a los 72 años en accidente de tráfico

19.12.2019 | 06:15
Patxi Andión, en una imagen de archivo.

madrid - El cantautor y actor Patxi Andión murió ayer por la mañana en un accidente de tráfico en la provincia de Soria, según confirmó su sobrino, César Andion en redes sociales. El accidente tuvo lugar poco antes de las 9.00 horas en la autovía A-15 a su paso por el término municipal de Cubo de la Solana (Soria) en sentido Madrid, según datos del Servicio de Emergencias Castilla y León 112. El 112 dio aviso de este accidente a los Bomberos de Soria y a Emergencias Sanitarias, Sacyl, que envió una ambulancia de soporte vital básico, personal sanitario del Centro de Salud Soria Rural, al tiempo que posteriormente se solicitó una UVI Móvil más. En el lugar, el personal sanitario de Atención Primaria confirmó que la persona herida, de la que en ese momento se desconocía su identidad, se encontraba fallecida, por lo que se anuló el requerimiento de la UVI.

Cantautor prolífico, Patxi Andión entendía la rebeldía y el compromiso como algo consustancial al artista y dejó constancia de ello en un cancionero lleno de poéticos retratos humanos y crítica social que acaba de cumplir 50 años. Canciones como Una, dos y tres, Si yo fuera mujer, La Jacinta o Canto, estas dos últimas censuradas. Hace un año, en noviembre de 2018, lanzó La hora lobicán, con el que celebró su 50 aniversario en el mundo de la música, nueve canciones inéditas compuestas por él y una más sobre un poema de Fernando Pessoa.

Nació en Madrid el 6 de octubre de 1947, pero presumía de vasco, puesto que de niño su familia republicana se trasladó a Azpeitia (Gipuzkoa), donde transcurrió su infancia. En su juventud formó parte de grupos musicales como Los Dingos o Los Botos. Comenzó la carrera de Obras Públicas, pero la abandonó y cursó Periodismo. Más tarde, se doctoró en Sociología por la Universidad Pontificia de Salamanca en el Instituto Social León XIII. En 1967 se trasladó a París, donde vivió durante dos años y fue testigo del mayo francés. En esa época llevó una vida bohemia y comenzó a actuar en La Candelaria, sala situada en el Barrio Latino. A su regreso a España trabajó junto con Luis Eduardo Aute y compuso canciones para Mari Trini. Su primer álbum salió en 1968 con el título Retratos, al que siguieron Once canciones entre paréntesis (1971), Palabra por palabra (1972), Posiblemente (1972), A donde el agua (1973) y Como el viento del norte (1974).

En 1973 tuvo un importante éxito con su canción Una, dos y tres..., dedicada al Rastro madrileño. Andión escribió nuevos temas de canción protesta en trabajos como José María Iparaguirre, Patxi Andión'en era (1974), Viaje de ida (1976), Cancionero prohibido (1978) vetado por la mayoría de las emisoras de radio- y Arquitectura, con el que se cierra su primer ciclo musical en 1979.

cine Compatibilizó su actividad musical con el cine, donde debutó en 1975 con El libro del Buen Amor, de Tomás Aznar. En noviembre de ese mismo año rodó La otra alcoba, de Eloy de la Iglesia, donde conoció a Amparo Muñoz. Se casó con ella en 1976, un enlace que atrajo todos los focos de la prensa del corazón siendo ella reciente Miss Universo y él uno de los cantautores más combativos de la época. Se casaron al aire libre junto a la ermita de la Virgen de Andión, en Mendigorría. Según las crónicas, él no tuvo participación activa en la ceremonia, debido a su confesada condición de ateo, y la celebración tuvo lugar en el caserío de Arístegui un banquete medieval para 300 invitados con viandas traídas desde Barcelona y asados de cordero de Tafalla y Puente la Reina. La madre de Andión era navarra.

Pero fue un matrimonio convulso que duró 14 meses a lo largo de los cuales se separaron cuatro veces. En 1984 se casó de nuevo con Gloria Monis con quien tuvo tres hijos. Entre 1976 y 1977 actuó también en Libertad provisional, de Roberto Bodegas, en la comedia Caperucita y roja, junto a Victoria Abril, y en Acto de posesión, de Javier Aguirre, de nuevo junto a Amparo Muñoz. A finales de 1980 estrenó en Madrid, junto a Paloma San Basilio, la ópera-rock Evita, donde interpretaba al Che. Al mismo tiempo rodó la película Asesinato en el Comité Central, haciendo del mítico detective Pepe Carvalho, dirigido por Vicente Aranda. Junto a Ana Obregón protagonizó Corazón de papel (1982). Un año después, en 1983, actuó en La rosa de los vientos, del chileno Patricio Guzmán, una controvertida declaración sobre la historia y cultura latinoamericana. También trabajó en series como Página de sucesos y Brigada Central. Tras un paréntesis, volvió a la canción en 1983 con Amor primero y en 1986 lanzó El balcón abierto, que incluye Si yo fuera una mujer, General o Palabrita de niño. Paralelamente trabajó em películas como La noche de la ira (1986), Puzzle (1986) o La sal de la vida (1995), de Eugenio Martín. Compuso más de 500 canciones y publicó libros de poemas, relatos y la novela La virtud del asesino (1998).

Comprometido, Andión se definía como "un hombre de izquierdas". En su juventud participó en CCOO y de la Unión de Artistas Populares del FRAP. A comienzos de los 80 se identificó con Euskadiko Ezkerra y el Partido Socialista de Euskadi. - Efe