mirarte

Filmaking For Social Change: cine en Pamplona para regresar a la Tierra

25.02.2020 | 01:29
'Good Tidings'

Mikel Belascoain y Patrick Hazard han programado, casi sin apoyos económicos, pero con la importante incorporación del Museo de Navarra, la 2ª edición del festival Filmaking For Social Change, que se celebrará entre el miércoles y el viernes.

si el año pasado el tema central era casi obligado, dado que el fenómeno migratorio había alcanzado unas cifras dramáticamente históricas, en su segunda edición, el festival creado por el artista navarro Mikel Belascoain y el antropólogo británico Patrick Hazard, Filmaking For Social Change, no ha podido obviar el grito de cientos de miles de personas que en todo el mundo reclaman soluciones ante el estado del planeta. Eso sí, "como el tema es muy complejo y no queremos quedarnos en la superficie, hemos optado por centrarnos en un aspecto, la tierra, y llamar la atención sobre cómo los seres humanos nos estamos separando de ella, de donde venimos, generando, como consecuencia de este comportamiento, el cambio climático", explica el creador de este programa, que arrancará mañana y se desarrollará hasta el viernes en el hotel Maisonnave y el Museo de Navarra.

Precisamente, la pinacoteca se ha sumado este año al festival, cuya financiación corre casi por completo a costa de Mikel Belascoain, para quien, pese a todo, resultaba muy importante continuar con la propuesta. "Un proyecto cultural no se puede parar y si algo se hace bien, encuentra la vía para salir adelante", dice. Y recuerda la filosofía de esta programación que se ha vuelto, "más militante, si cabe". "Patrick –fundador y director del London International Documentary Festival (LIDF)– y yo creemos que desde el cine se pueden generar inquietudes que no sabemos hasta dónde pueden llegar", y pone como ejemplos las películas Born in Gambia, de Natxo Leuza, que se proyectó el año pasado, y 592 metroz goiti y Urpean lurra, de Maddi Barber, a la que esta vez se dedica un apartado especial en el Museo. "Ha sido muy importante que hayan querido sumarse; para mí es un espacio crucial en la ciudad y debe convertirse en centro neurálgico de la cultura, el lema que tienen que dice que todo arte es contemporáneo es muy acertado", señala Belascoain, que este año se ha involucrado abiertamente y el mismo viernes expondrá una obra que parte de un boceto que trazó hace unos siete años y que ha quedado plasmado en una pintura en la que las flores son las protagonistas. Junto a ella bailará Mikel del Valle, con el que ya colaboró en el proyecto Pueblo, y que ofrecerá una performance de movimiento con música sobre un suelo de tierra. La instalación artística se titula In memoriam y "confronta un elemento precioso y tan efímero como son las flores, tan recurrentes en mi trabajo, con algo bello y eterno como es la Tierra".

no competitivo En cuando a los criterios seguidos para diseñar el programa, Belascoain insiste en que les interesa "la capacidad que tiene el cine para generar cambios a través de diferentes maneras de ver la realidad, unas más artísticas y otras de otro tipo". Y subraya que este festival no tiene carácter competitivo. "Poner a competir a películas que se localizan a veces en dramas sociales, en alarmas medioambientales o que se posicionan enérgicamente contra ciertos modelos establecidos puede resultar contradictorio e incluso ridículo", dice. También es diferente este festival en su carácter gratuito y en sacar las películas de los espacios habituales de exhibición. En este caso, los títulos se proyectarán mañana y el jueves, a partir de las 19.00 horas, en la sala Haddock del Maisonnave, junto al cual, en la calle Nueva, ambos días se celebrará una instalación que pasará filmes de manera continua, de 18.30 a 23.00 horas. "Lo que nos interesa es atraer al público, incluso a ese que quizá no se atrevería a entrar en una sala a ver este tipo de cine y que aquí, paseando por la calle, puede ver algo que le llame la atención", comenta el artista y gestor.

las películas En cuanto a los documentales que conforman Film For Social Change 2020, Belascoain apunta Down to Earth. Los guardianes de la Tierra (Estados Unidos, 2015), en el que una familia viaja por el mundo en busca de las personas sabias que aun quedan en el planeta. "Abrimos con este título para mostrar ya desde el principio las credenciales del festival", señala.

El público también podrá ver durante la primera jornada, en este caso en la calle, el experimento visual El Hor (Reino Unido/Irlanda, 2019), cortometraje que lleva al espectador a un extraño viaje antropológico entre la vida y la muerte y que refleja la relación entre el ser humano y los animales. También Good Tidings (Italia, 2018), que eleva a la categoría de arte a un barco que ha salvado la vida a muchos inmigrantes y permanece varado en una playa. Y la sesión se cerrará con Living there isn't hell, it's the fire of the desert (Chile, 2019), el viento, los pájaros, la sequía y el entierro.

El segundo día se dedicará al cielo y a la tierra, con la proyección en el Maisonnave de La vida hecha cenizas, Abuelo fuego, Hijos de la tierra, Surfers de la calle, Svalbard, la última parada antes del Polo Norte y, nuevamente, Life the isn't hell... Y en la calle Nueva se volverán a proyectar las mismas películas a partir de las 18.30 horas.

Tierra bajo el agua será el lema del último día, viernes, en el Museo de Navarra. A las 19.00 horas, abrirá la jornada la instalación artística In memoriam en el vestíbulo. A continuación, a las 19.30 horas dará comienzo la sesión monográfica dedicada a la cineasta navarra Maddi Barber, cuyo "excelente, delicado y poético trabajo" sobre el Valle de Arce se presenta en dos partes y cada una de ellas "abarca una parte del sentido ecológico, afectivo, antropológico y documental de esta historia". Se trata del cortometraje 592 metroz goiti (2018) y Urpean Lurra (2019). Asimismo, se exhibirá Living there isn't hell..., para recordar la plenitud de la vida.

de un vistazo

Miércoles 26 de febrero.

En la sala Haddock del hotel Maisonnave:

-19.20 horas, Down to Earth. Los guardianes de la tierra, de Renata Heinen y Rof Winters (EEUU, 2015).

En la calle nueva:

-18.30-23.00 horas, proyección de El Hor (The Noble One), de Dianne Lucille Campbell (Reino Unido, Irlanda, 2019); Good Tidings, de Sebastiano Luca Insinga (Italia, 2018) y Living there isn't hell, it's the fire of the desert. The plenitude of life that stayed there like a tree, de Javiera Veliz Fajardo (Chile, 2019).

Jueves 27 de febrero.

En la sala Haddock:

-19.00 horas, La vida hecha cenizas, de Federico Martínez (Uruguay, 2019); Hijos de la Tierra, de Diego Sarmiento (Perú, 2014); Street surfers, de Egon Feiner (Sudáfrica, 2019); Abuelo fuego, de Alfonso O' Donnell Gonzalez de Castejón (España, 2019); Svalvard, la última parada antes del Polo Norte, de Martin Gouzou (Francia, 2019); Living there isn't hell..., de Javiera Veliz (Chile 2019).

En la calle Nueva:

-18.30-23.00 horas, proyección de las películas del día anterior.

Viernes 28 de febrero.

En el Museo de Navarra:

-19.00 horas, In memoriam, de Mikel Belascoain y Mikel del Valle.

-19.30 horas, proyección de 592 metroz goiti y Urpean lurra, de Maddi Barber.

"El cine puede generar cambios a través de diferentes maneras de ver la realidad"

mikel belascoain

Artista y gestor