El 8-M en cómic

07.03.2020 | 23:16
El 8-M en cómic

Respetar el derecho a decidir sobre el propio cuerpo o conseguir una igualdad real son algunos ejemplos de las reivindicaciones de algunas de las principales voces de la viñeta con motivo del Día Internacional de la Mujer.

Mujeres que no quieren ser madres y piden respeto, pintoras creadoras de un icónico universo art déco, feministas libertarias, controvertidas y contradictorias, la depresión como piedra de toque vital o la huida de la rutina, éstos son algunos de los argumentos de las novedades gráficas de este 8-M.

Durante siglos –para algunos, también hoy en día– el papel oficial de la mujer estuvo vinculado casi exclusivamente a la maternidad. Escuchar a una mujer decir en voz alta que no quería ser madre la convertía de forma inmediata en un ser desnortado ante la sociedad. Por eso, no están de más títulos tan explícitamente combativos como No quiero ser mamá (Bang), narración autobiográfica de la dibujante cordobesa Irene Olmo que, sin perder el humor, da un golpe sobre la mesa, cansada de que le pregunten "¿y tú para cuándo?".

En un dibujo naif, alejado de la "trascendencia" que se puede esperar de un tema tan íntimamente polémico, Olmo hila un relato "no sólo para mujeres que no quieren ser madres, sino también para el resto, para que se respete y valore el coraje que hace falta para tomar una decisión así en una sociedad que todavía no está preparada para dejar elegir a las mujeres en libertad y sin presiones", dice la autora.

meritxell durán En un registro y estilo diferentes, la dibujante barcelonesa Meritxell Durán vuelca en Depresión o victoria (Reservoir Books) sus vivencias sobre este transtorno mental, "una biografía real construida por muchas voces distintas", para la que echa mano de las experiencias de otros depresivos, así como de terapeutas y médicos."Nunca he querido hacer un libro terapéutico ni de autoayuda. "Suficiente es nuestra vida para ir, además, dando consejos. Pero sí que es un retrato profundo sobre el mundo emocional y seguramente en algún momento, en alguna ilustración, nos podemos sentir identificados. Es sorprendente cómo nos parecemos todos los humanos, mucho más de lo que nos gusta reconocer", afirma Durán, que tuvo que rebuscar hasta encontrar el tono "para no caer en tremendismos".

sobre tamara de lempicka Ni el canónico, y androcéntrico arte con mayúsculas, siempre esquivo a nombres femeninos, pudo obviar el talento de Tamara de Lempicka (1898-1980), la artista rusopolaca creadora de un reconocible trazo art déco neocubista, icono de la elegancia siglo XX, a la que Virginie Greinner (guionista) y Daphne Collingnon (dibujante), dedican una biografía que publica Planeta Cómic. "¡Las chicas bien educadas no se sirven ellas, Tamara!", le espeta un hombre en la primera página, después de que la retratista se eche un poco de champán en la copa. "Me lo tomaré como un cumplido", le contesta, sin mirar, orgullosa, frase sinopsis, quizás, de la vida de esta moderna inconformista que vivió plena su bisexualidad, exiliada en el París de entreguerras, ciudad que bulle eufórica, en una sensual gama de ocres y de figuras sombreadas.

peter bagge Uno de los tótems del cómic noventero, el norteamericano Peter Bagge, publica en España Credo (La Cúpula), tercer título que este irreverente creador dedica a activistas de los derechos de las mujeres, aquí a Rose Wilder Lane (1886-1968), escritora pionera del feminismo libertario, que, además de por su ideario individualista y anticomunista, pasó a la historia como coautora, junto a su madre, Laura Ingalls, de La casa de la pradera.

Bagge mantiene su habitual línea desgarbada y caricaturesca en el acercamiento a esta periodista viajera –recorrió Europa durante los años 20 y 30 para firmar brillantes crónicas del continente en crisis– cuyo carácter inestable, tradicionalista y contradictorio no supusieron una barrera para esculpir un ideario muy crítico con la figura del Estado y el papel social asignado a las mujeres.

paulina silva Por su parte, la chilena Paulina Silva firma en Mujeres. Y lo que pensamos mientras pasa el tiempo (Lunwerg) un poema ilustrado que escolta a una mujer durante su existencia, de la infancia a la vejez; una evolución reflexiva sobre los anhelos, logrados y expirados.

"Es un ejercicio de memoria y reconciliación. Un libro que tiene dos lecturas marcadas: La primera y más inmediata es la historia de una mujer que encuentra el principio en los primeros recuerdos y el final en el olvido. La segunda lectura, que es la que a mí me genera mayor interés, es la que invita a conectar las etapas del libro, releer algunas, retroceder y avanzar; conectar lo que se lee con la propia experiencia", explica la autora sobre este atlas vital.

susana martín Y al rescate de vidas de mujeres que se salieron del canon establecido ha ido la ilustradora catalana Susana Martín dibujando la vida de Annemarie, la novela publicada por Norma que gira entorno a la biografía de la reportera suiza Annemarie Schwarzenbach (1908-1942), una mujer de espíritu libre que trabajó en el periodo de entreguerras y lucho con los prejuicios de su tiempo.

miki yamamoto Libre y liberada es también Ann, la protagonista de Sunny Sunny Ann!, de Miki Yamamoto (Astiberri), un cómic que nos lleva a la vida de una mujer que duerme, toma el sol abordo de su coche, "una alfombra mágica" que la lleva donde quiera. Una prostituta ocasional que huye de cualquier tipo de retina o ataduras y que a lo largo de estas páginas se cruza con hombres malintencionados, malas lenguas o mujeres tristes.

'because the night' Una mujer poderosa como Patti Smith, la cantante, escritora o fotógrafa a la que la jerezana Ana Müshell ha dado vida en la biografía ilustrada publicada por Lunwerg bajo el título de Patti Smith: She has the power. Una obra sobre la autora de Because the night en la que recorre su infancia, marcada por muchas enfermedades, o su huida cuando tenía 18 años a Nueva York y su pasión por el mítico Chelsea Hotel. Un recorrido por los pasos de esta autora símbolo de libertad, rebeldía y dignidad.

ilu ros La ilustradora murciana Ilu Ros acaba de revolucionar la historieta con Cosas nuestras. Y quiere un 8-M que "siga creciendo hasta conseguir que ninguna mujer se sienta aislada, sola o maltratada por el simple hecho de ser mujer". La manera de conseguirlo es que lo hagamos "todos" porque cree que el feminismo "contribuye a conseguir una sociedad más sana", y eso es "un beneficio para todos".

flavita banana Flavia Álvarez, mejor conocida como Flavita Banana, es autora de títulos 100% femeninos y feministas como Las cosas del querer o Curvy, entre otros, y le pide a este 8-M una "reflexión conjunta": que la lucha feminista sea el "único tema del día y se generen conversaciones, vínculos e ideas".